Shadow of the Colossus - Coloso 8

Estrategias y consejos para derrotar a todos los colosos.

COLOSO 8: KUROMORI, PARIETINAE UMBRA

Dificultad: ***
Puntos débiles: la panza, el pecho

Cómo encontrar al coloso

- Encontrar este coloco puede darte ciertas dificultades cuando llegues a cierto punto del mapa.

- Primero: la dirección parece más o menos la que tomaste para enfrentar al primer gigante, pero un poco más al oeste (la izquierda).

- Pronto, tal como con el sexto coloso, llegarás a una especie de templo, que se halla en medio de un lago, aquí es cuando empieza el problema:

- En la recámara de este templo, después de bajar las escaleras, te encontrarás con que la salida se halla luego de unapared muy alta. Bien: busca con tu cámara una especie de "torreta" con una pira de fuego arriba.

- ¿La ubicaste? Perfecto: puedes ascender a través de ella, para saltar al puente.

- Y esa es toda la dificultad... parece sencillo (y lo es) pero este pequeño atolladero le ha causado muchos dolores de cabeza a algunas personas.


Técnica para vencerlo

- Este coloso no es el más grande que has enfrentado... pero sí el más aterrorizante de todos (hasta el momento), y la razón es muy sencilla: Kuromori es el único gigante que es más veloz de lo que tú eres.

- Y por si eso fuera poco, además de perseguirte con la velocidad de un rayo, puede arrojarte esferas eléctricas... aunque "arrojar" no es el término adecuado: creo que ametrallar es mejor.

- Entonces, si te supera en tamaño, en poder y en velocidad ¿cómo puedes hacerle frente?

- Sencillo: estás en un coliseo enorme y profundo: tendrás que meterte por recovecos y ser astuto... hay muchas paredes, muchos lugares donde protegerte.

- La táctica es la siguiente: ¿te has fijado en que el coliseo es una especie de torre circular? Pues bien: posiciónate enuno de los ángulos del anillo y pégale un flechazo a Kuromori... la idea es llamar su atención.

- Ahora bien: cuando veas que Kuromori escala directamente hacia donde tú estás, corre como alma que lleva el diablo y posiciónate en cualquier ángulo opuesto del anillo... asómate para tener un buen ángulo con tu flecha.

Por ejemplo, lee las instrucciones abajo y mira el "mapa" enmarcado entre asteriscos:

1: Kuromori
O: la torre
2: Wander (tú)

1 <-- si Kuromori está aquí...
O
2 <-- ...tú tienes que estar acá

- Dispárale un flechazo en una de sus "manos" (digo manos y no patas para que no te confundas, debido a que la idea no es pegarle en las "piernas", sino en sus manos como tal).

- Esto le hará daño: Kuromori se verá obligado a despegar la pata de donde la tiene agarrada.

- Ahora ¡rápido! Dispara otra flecha en cualquier otra pata...


- El coloso no podrá aguantar su propio peso, y caerá al suelo, panza arriba.

- Sin embargo, no hagas que este inmenso reptil pierda el equilibrio en pisos tan bajos, porque si no, se recuperará muy rápidamente.

- Ahora no pierdas el tiempo: salta desde donde estés (por eso lo más inteligente es hacer este truco desde los pisos inferiores, para que Wander no pierda mucha vida) encarámate encima del coloso, busca el signo de debilidad en su panza, y apuñálalo dos buenas veces.

- Ahora corre, corre antes de que tu enemigo se enderece otra vez.

- Repite la estrategia... pero esta vez dándote un tiempo adicional para curarte completamente en algún pasadizo desde donde él no te pueda ver ni atacar.

- Felicidades: la "sombra de la pared" ha sido vencida.

El próximo coloso está bastante alejado del castillo donde tu amada, "Mono", duerme. Sin embargo, es muy fácil de encontrar, porque el camino en sí es bastante lineal.

Llegará un momento en que, siguiendo el haz de luz de tu espada, te las verás frente a un inmenso precipicio.

Puedes escoger entre dos opciones: saltar lo más lejos que puedas (a fin de no despeñarte por el barranco) o rodear la montaña con Agro, tu caballo, y rodear un largo sendero.

Pronto, te las verás con el inmenso jefe...

"Vuestro siguiente rival es...una tierra donde árboles crecen
él duerme en un lago seco
tendrá un despertar violento"

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...