Resistance 3, guía completa - Capítulo 7: Contactos clandestinos

Las claves para salir victorioso en este nuevo enfrentamiento contra las Quimeras.

Capítulo 7: Contactos clandestinos
Tras salir por la puerta del capítulo anterior, desciende y comenzará este capítulo. Habrás abandona la fábrica pero tu misión actual será asegurar el VTOL y defenderlo contra el ataque quimera. Dispara con el Deadeye a los quimeras patilargo desde la distancia, desciende por la tirolina y acaba con el resto hasta limpiar la zona y reunirte con tus nuevos camaradas. Después, aparecerá una nave con quimeras y un devastador. Este enorme enemigo se cubre, en ocasiones con un escudo. Cuando ocurra, lánzale una granada para desprotegerle. Después, evita que te impacte, cubriéndote y dispárale hasta vencerle y al resto de quimeras.

Entra en el edificio y tu misión será defender el Blitzer Pub contra el ataque quimera. Si evitas que entres en el pub, recibirás el trofeo Portero. Para conseguirlo, acaba con las hordas que te asaltarán desde ambos lugares. Lo mejor es utilizar el arma francotirador para la distancia, el atomizador ara los devastadores, además de las granadas y Marksman, para su función secundaria, entre otros.

Tras superar el reto, sigue a los Restos hasta las alcantarillas. Sigue el recorrido para llegar al escondrijo y, antes de abandonar las alcantarillas,camina hacia la izquierda del cruce para recoger el diario Tunguska.

Sube la escalera y en la sala (oficina de correos), aparecerán varias quimeras y un brawler. Repite el proceso de la última vez: disparo a las partes luminosas (hombros, muñecas y pecho. Si acabas con el Brawler en menos de 2 minutos, recibirás el trofeo Tranquilo bajo presión. Tras derrotar a todos los enemigos, prosigue el camino hasta salir por una escalerilla y ver una escena de video.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...