Dead Space Extraction
Dead Space Extraction

Dead Space Extraction, guía completa - Escaping the Ishimura

Conoce los acontecimientos que precedieron al desastre del USG Ishumura con nuestra ayuda.

9- ESCAPING THE ISHIMURA.

Baja del monorraíl y atento a la charla con Lexine. Este escenario te sonará… menudos recuerdos, ¿eh?

Nada más atravesar la compuerta de vuestra izquierda, tendrás que sacar tus armas porque de la oscuridad vendrán varios grupos de necromorfos. Gira a la izquierda en el pasillo en el que no hay luz y rompe las cajas verdes que hay en medio para recoger más munición. Recarga tus armas y sigue sobre tus pasos.

Enciende el led verde y ve al muelle del transbordador. Descubriréis lo ocurrido en el final del capítulo anterior hablando con Weller. Desanda el camino tras hablar con tu malogrado compañero y activa el display naranja del ascensor.

Nada más bajar, coge la evolución del LANZALLAMAS y repele el ataque que se cierne sobre ti. Sigue avanzando por los lúgubres túneles y usa los cuchillos dobles cuando los hilos de tejido viscoso te cierren el paso.

Tras la comunicación por radio de Lexine, prepara las armas que tengas de largo alcance: grupos de necromorfos se acercarán a ti haciendo gala de su extrema agilidad, y sólo deberás disparar cuando estén muy cerca para tener un tiro certero. Disparar a la oscuridad sólo provocará que la bestia se resguarde de tus balazos y esperará a que dejes de apretar el gatillo para salir y atacar.

Cuando dejes los conductos, estarás en una sala con tres rayos láser. Usa las cajas que hay en el suelo, atrayéndolas hacia ti y lanzándolas a los rayos para activar las minas y hacerlas explotar. Repite el proceso con las tres y podrás avanzar.

Te subirás a un monorraíl individual. El túnel está plagado de rayos láser, y deberás recoger trozos de escombros del túnel para lanzarlos y no destrozar tu transporte. Cuando bajes, recoge los ítems del cadáver de la entrada y prosigue.

Irás al atrio principal, una de las salas icónicas del primer Dead Space. Ya deberías conocerla… Atento a las bombonas de los lados, te serán de mucha ayuda para cuando aparezca la horda de necromorfos que se te viene encima. No hay nada nuevo que no hayas visto ya, así que deberías zafarte de ellos sin mayores complicaciones…

Baja por la rampa del lado oeste y llegarás a la compuerta del atrio, que sólo podrás abrir resolviendo el puzzle electrónico del display. Autoriza los códigos del comandante y desanda el camino. Tendrás que defenderte todo el rato, pues las criaturas no te dejarán en paz. El único momento de tranquilidad lo tendrás cuando debas cruzar la zona de gravedad cero… y ni eso.

Tu atajo pasa por aquí, pero más peligros se ciernen sobre ti. La cubierta está plagada de enemigos, apenas podrás quitar el dedo del gatillo. Pero lo fuerte viene ahora…

**FINAL BOSS: GNOSIS COLECTIVA**

Esta criatura, que ya te será familiar, es la que asediará la cubierta y tendrás que plantarle cara. Durante el combate, deberás limitarte únicamente a disparar a la yema amarilla del centro de los tentáculos, los cuales no dejarán de atacarte.

Deberás sacar la artillería pesada, y un RIFLE DE IMPULSOS o un CAÑÓN LINEAL te serán de gran utilidad. Eso sí, si usas este último, ojo con la puntería: al ser un disparo horizontal, deberás esperar a que el tentáculo se te acerque mucho para acertar de lleno; si te precipitas, será un cartucho desperdiciado…

Repite el proceso con cada tentáculo que te ataque, hasta que todos adquieran un tono rojizo. Ya sólo te queda observar…