BioShock, guía completa - Armas, munición y mejoras

Guía turística de Rapture con las localizaciones de las Little Sister, todos los tónicos, grabaciones...



Aunque estés en los años 60 no te preocupes, tendrás todo un arsenal a tu disposición, listo para ser usado. Una táctica de combate basada en la potencia de fuego te asegura menor factor estratégico, te ayuda a realizar un juego más directo, enfocado al estilo más clásico.



Además, en ciertas máquinas esparcidas a lo largo del juego, tendrás la oportunidad de modificarlas dándole un enfoque mucho más futurista y haciendo de algunas auténticas proezas. Sólo hay dos mejoras por arma, y es bastante raro poder mejorarlas, así que has de utilizarlo sabiamente.



Aquí os indicamos las propiedades de cada una de las armas que te encontrarás, así como los diferentes tipos de munición de cada una:

Llave Inglesa

La primera en encontrarnos, pero la que menos usaremos salvo excepciones. Su uso es específicamente contra enemigos que estén cerca de nosotros, y a no ser que estén paralizados previamente por nuestro plásmido ElectroRayo será difícil deshacernos de ellos con esto. Sólo hay que utilizarla en caso de emergencia.

Pistola

Aunque de pocas balas y un poco lenta disparando, la pistola resulta el arma más precisa que te encontrarás. Así, si tienes la oportunidad podrás asestar precisos disparos a los Splicer en la cabeza y ahorrar munición. Más adelante conseguirás distintos tipos de munición -perforadora y antipersonal- que te ayudarán en situaciones concretas.

Ametralladora

La mítica Tommy Gun, con un amplio cargador y que lanzará balas a discreción en cuanto pulses el gatillo de turno. Su falta de precisión descompensa sus virtudes, así que resulta mejor usarlo cuando tengas que lidiar con gran cantidad de rivales o con aquellos que se muevan bastante rápido. Como la pistola, podrás hacerte con munición antipersonal y perforadora conforme vayas avanzando.

Escopeta

Demoledora en cortas distancias, pero bastante caótica en cuanto tus enemigos se alejan. La mejor opción si te encuentras en lugares cerrados donde no sabes si tu objetivo se esconde detrás de una esquina dispuesto a sorprenderte. Además de la munición estándar, consta de balas explosivas y eléctricas.

Lanzagranadas

Todo un peso pesado. No obstante, pese a lo fácil que resulta masacrar con este arma, puede volverse en contra de uno si está en lugares cerrados o si escasea de munición, puesto que contra los jefes y los Big Daddies puedes pasar apuros si no llevas una de estas. Su munición alternativa son las minas de proximidad y las granadas termodirigidas, además de las normales.

Lanzador químico

Como ayuda elemental por si escaseas de plásmidos puede ser genial. Tienes tres tipos de compuestos químicos para endiñar: napalm, que prenderá fuego; nitrógeno líquido, que los congelará durante bastantes segundos; y gel eléctrico, que asestará una potente descarga de rayos. Descargarse de munición es tremendamente fácil, así que aconsejamos control: usar un poco es más útil que abusar de ello.

Cámara

En cierto momento de tu aventura podrás comenzar a fotografiar a todo sujeto que desees, recibiendo compensaciones en tu forma física. Meramente como complemento, es recomendable usarla con todo enemigo -incluyendo sistemas de seguridad- que te encuentres. Lo agradecerás más adelante.