No están, pero se les espera

Videojuegos desaparecidos en combate: Los grandes ausentes de 2020 (y más allá)

Desde la próxima entrega de Zelda hasta la ansiada secuela de Beyond Good and Evil, repasamos proyectos de los que llevamos tiempo sin ver nada.

Así como cada final de año suele ser el momento idóneo para mirar hacia atrás, repasar los juegos ya lanzados y jugados, y de paso decantarse por el GOTY, el inicio del siguiente siempre invita a mirar hacia delante. A listar qué títulos están todavía por llegar y qué esperamos de cada uno de ellos. En los próximos días realizaremos una serie de entradas tratando al detalle varios de esos prometedores títulos (Resident Evil Village, Horizon Forbidden West, etc.), pero antes haremos un rápido repaso por otros que, si bien también son dignos de especial atención por su potencial —y en algunos casos recibirán texto propio—, además resultan destacables por la cantidad de tiempo que sus estudios llevan sin mostrar material nuevo.

Son los desaparecidos en combate, esos juegos que todavía no se han cancelado de forma oficial, pero levantan dudas tras muchos meses o incluso varios años de declaraciones vagas por parte de sus creadores. Algunos probablemente actualicen su estado pronto, en las próximas semanas; otros, en cambio, parecen haber caído en la clase de limbo del que muchos ya no vuelven, o lo hacen transformados en un proyecto muy diferente. El tiempo dirá qué es de cada uno de ellos, hoy nos toca retroceder poco a poco, recopilar algunos y recordar cuándo fueron anunciados por primera vez. Es posible que os sorprenda la fecha de más de uno.

Secuela de Breath of the Wild

  • Desarrolladora: Nintendo EPD
  • Anuncio inicial: Junio de 2019

Mientras la saga Zelda siga cosechando críticas excelentes y ventas millonarias, es una certeza que seguirá volviendo. La cuestión en estos casos es cuándo y cómo. A pesar de tratarse de una secuela al uso, que recupera el estilo artístico, el mundo y los personajes del juego precedente —algo que no es ni mucho menos la norma en esta franquicia de Nintendo—, la continuación directa de Breath of the Wild se anunció más de dos años después de su lanzamiento (en marzo de 2017) y desde entonces ha vuelto a pasar uno y medio sin más imágenes desde el tráiler inicial del E3 de 2019. Sorprende, aunque con suerte es un indicio de la ambición del estudio y el juego podrá volver a reinventar la saga a pesar de partir de un sitio más familiar que la última vez.

Elden Ring

  • Desarrolladora: From Software
  • Anuncio inicial: Junio de 2019

En ese mismo E3, días antes del anuncio del nuevo Zelda, la comidilla de internet era la posible colaboración entre Hidetaka Miyazaki, presidente de From Software y creador de juegos como Demon's Souls, Dark Souls o Bloodborne (casi nada), y George R.R. Martin, autor de la saga literaria Canción de Hielo y Fuego de la que también derivó la popular serie televisiva Juego de Tronos. Detalles e incluso un artwork se filtraron antes de tiempo, pero no fue hasta la conferencia de Microsoft cuando por fin pudimos verlo en movimiento. O mejor dicho, en forma de un teaser CG que a día de hoy sigue siendo el único material del que disponemos. Aunque se barajó 2020 para su lanzamiento, el año vino y se fue sin novedades de peso. Pero seguimos esperando con ganas, porque Miyazaki por ahora nunca nos ha defraudado.

Starfield y The Elder Scrolls VI

  • Desarrolladora: Bethesda Game Studios
  • Anuncio inicial: Junio de 2018

Agrupamos estos dos porque se anunciaron a la vez y pertenecen al mismo estudio. Para Elder Scrolls VI sobran las presentaciones: tras una trayectoria ascendente en lo que a ventas y premios se refiere, la quinta entrega, Skyrim, se coronó como uno de los RPG más populares de todos los tiempos y ha seguido visitando las consolas posteriores con pequeñas puestas a punto. Starfield, por otro lado, es una incógnita total, ya que se trata de una licencia nueva que cambia la fantasía medieval por la ciencia ficción. Ambos se centrarán en la faceta monojugador y evolucionarán el motor gráfico para librarse de los problemas que aquejaron a entregas recientes de Elder Scrolls y Fallout, pero hasta ahí podemos decir. Ya entonces, en el E3 de 2018, Todd Howard (cabeza de Bethesda Game Studios) comentó que ambos proyectos iban para largo, y de momento esa promesa se está cumpliendo.

Babylon's Fall

  • Desarrolladora: Platinum Games
  • Anuncio inicial: Junio de 2018

También dos años y medio han pasado desde el anuncio de Babylon's Fall, co-producción de Square Enix y Platinum Games que, no obstante, sí hemos vuelto a ver desde entonces. Aunque el primer y enigmático teaser inicial no reveló gran cosa, contar con el estudio responsable de NieR: Automata detrás invitaba a pensar en un juego de acción directa y ágil. Fue algo que se dejó ver sin lugar a dudas en diciembre de 2019, cuando el State of Play organizado por Sony sirvió como escaparate para un tráiler más convencional, donde además hizo gala de un original efecto de pintura a pincel en sus gráficos. La siguiente cita debería haber sido en 2020, y Platinum comentó a mediados de año que el desarrollo evolucionaba sin problemas, pero meses después el juego faltó en la edición online del Tokyo Game Show a pesar de que Square lo había listado para el evento. Toca seguir esperando un poco más.

Dying Light 2

  • Desarrolladora: Techland
  • Anuncio inicial: Junio de 2018

Otro prometedor título anunciado en 2018 es la secuela de Dying Light, survival horror de principios de la generación pasada que combinó elementos del género con mundo abierto y parkour en primera persona al más puro estilo Mirror's Edge. A la hora de concebir la segunda parte, Techland decidió aliarse con Chris Avellone (escritor con experiencia en sagas roleras como Fallout, Planescape: Torment o Pillars of Eternity) para reforzar el aspecto narrativo e incorporar decisiones con gran impacto en el devenir de la ciudad. Dying Light 2 fue una de las grandes sorpresas de aquel E3 y se siguió mostrando en 2019, pero, llegado 2020, su calendario ha estado marcado por un retraso a 2021, la ruptura de la relación con Avellone a raíz las múltiples acusaciones recibidas y varios meses consecutivos de silencio. Eso sí, desde Techland insisten en que el desarrollo sigue su curso y que pronto darán noticias.

Bayonetta 3

  • Desarrolladora: Platinum Games
  • Anuncio inicial: Diciembre de 2017

A punto de cumplirse un mes desde los últimos The Game Awards, cuesta creer que ya hayan pasado la friolera de tres años desde que Bayonetta 3 se revelara por primera vez en la edición de 2017. Cuesta creerlo porque, siendo una secuela que a priori permitiría aprovechar la experiencia y tecnología de las dos primeras para crearse con relativa prontitud en Switch, estos tres años han transcurrido sin ver ni una sola imagen de gameplay. Desde Platinum Games han insistido varias veces en que progresa bien, que el silencio no es sinónimo de problemas con el juego, aunque no deja de ser llamativo que Astral Chain, anunciado más de un año después para la misma consola, saliese de forma casi inmediata en 2019. Está claro que el estudio tiene las manos bastante ocupadas —de ahí el hacer doblete en la lista—, pero esperemos que el regreso de la reina de los hack and slash ya no se demore mucho más.

Metroid Prime 4

  • Desarrolladora: Retro Studios
  • Anuncio inicial: Junio de 2017

Hablando de juegos de Switch sin imágenes o gameplay, he aquí la joya de la corona, el nombre que no podía faltar en una lista de este estilo aunque no tenga ni un teaser CG o un artwork con el que ilustrar la entrada. Anunciado con un simple logo en el E3 de 2017, Metroid Prime 4 fue la respuesta de Nintendo al creciente descontento de los fans de la saga tras Other M y el spin-off multijugador Federation Force. Sin embargo, la confianza depositada en otro estudio (supuestamente una división de Bandai Namco, aunque nunca se hizo oficial) no pareció dar los frutos esperados y, llegado enero de 2019, la misma Nintendo comunicó el reinicio del proyecto en manos de Retro Studios, autores de la trilogía original. Han pasado, por tanto, dos años desde entonces, insuficientes para crear algo de la envergadura que la serie Prime merece, pero que hacen viable que 2021 sea por fin el año de su primera demostración real.

Skull & Bones

  • Desarrolladora: Ubisoft Singapore
  • Anuncio inicial: Junio de 2017

El mismo E3 que Metroid Prime 4, Ubisoft también enseñó por primera vez un nuevo juego de batallas navales que aprovechaba su experiencia en la saga Assassin's Creed (particularmente Black Flag) para ampliar y potenciar esta faceta específica tanto en una campaña individual como en el multijugador online. Mostrado ya en estado jugable, el plan inicial para estrenarlo en 2018 parecía más que asumible, pero no se cumplió y desde entonces se han anunciado una serie relacionada, varios retrasos y un supuesto cambio de visión para el proyecto. El título, además, fue uno de los desafortunados protagonistas del reciente escándalo por malas conductas en las filas de Ubisoft, que acabó con el relevo de su director. A día de hoy sigue sin fecha oficial, aunque se espera su reaparición en algún momento de 2021.

System Shock 3

  • Desarrolladora: Tencent
  • Anuncio inicial: Diciembre de 2015

En su cruzada para recuperar clásicos noventeros, en 2015 Nightdive Studios anunció que había conseguido los derechos de System Shock, saga legendaria de la que beben obras más modernas como Deus Ex o BioShock. Algunos años antes ya se habían encargado de remasterizar la segunda entrega, pero tras este movimiento pusieron en marcha tanto un remake de la primera (creado por la propia Nightdive) como una tercera a cargo de Otherside Entertainment. Por desgracia, ambos proyectos se complicaron más de lo esperado, sobre todo en el caso de System Shock 3: en 2019, Starbreeze Studios (encargada de publicar) se echó atrás debido a los retrasos y su delicada situación económica; y en 2020, se hizo oficial que la multinacional Tencent se había hecho con los derechos de los juegos nuevos (los de System Shock 1 y 2 siguen en manos de Nightdive) y el desarrollo iba a cambiar de manos. Futuro incierto donde los haya, pero esperemos que de algún modo llegue a buen puerto.

WiLD

  • Desarrolladora: Wild Sheep Studio
  • Anuncio inicial: Agosto de 2014

Va camino de los siete años el día en el que Michel Ancel, mente detrás de Rayman y Beyond Good & Evil, anunció que había fundado un estudio nuevo. Esto no impediría que el creativo francés siguiese trabajando con Ubisoft, pero a la noticia pronto siguió la revelación de que su primer proyecto, titulado WiLD, sería publicado por Sony y ofrecería un mapa de escala continental gracias al uso de generación procedural, además de una ambientación prehistórica con criaturas gigantes y posesión de animales. En 2014 y 2015 hizo prometedoras apariciones en vídeo, pero luego desapareció y, en 2016, la confirmación de que Ancel también estaba metido de lleno en el desarrollo de Beyond Good and Evil 2 generó dudas sobre su estado. En 2017, el diseñador aseguró que seguía en marcha, aunque fue seguido por más silencio hasta que el año pasado anunció su salida de la industria. Oficialmente, esto no confirma la cancelación, pero la incertidumbre en torno a WiLD es más grande que nunca.

Dead Island 2

  • Desarrolladora: Dambuster Studios
  • Anuncio inicial: Junio de 2014

Unos cuantos años antes de Dying Light, Techland ya probó suerte mezclando zombis y combate en primera persona en Dead Island. El juego vino lastrado por algunos problemas técnicos, pero su impactante tráiler —que le valió tanto controversia como algún que otro premio— y la naturaleza visceral de la propuesta lo convirtieron en un éxito de ventas. Naturalmente, Deep Silver (productora y propietaria de la IP) quiso una secuela, pero falló a la hora de alcanzar un acuerdo con Techland, así que salió en busca de otros estudios. El primer candidato fue Yager Development (Spec Ops: The Line), que no falló a la hora de ofrecer un tráiler igual de emblemático —aunque más desenfadado— para su anuncio en el E3 de 2014. Ese mismo año también se mostró el juego en movimiento, pero en 2015, Deep Silver comunicó que había discrepancias entre las partes y rompió la relación con Yager. En 2016, Sumo Digital se anunció como su relevo, pero fue otra relación efímera que se rompió en 2019, cuando Dambuster Studios se reveló como la nueva desarrolladora. Y así estamos, esperando para ver si el proyecto levanta cabeza o se descompone como sus propios zombis.

Deep Down

  • Desarrolladora: Capcom
  • Anuncio inicial: Febrero de 2013

¿Recordáis Deep Down? Empieza a ser difícil, puesto que está a punto de llegar el octavo aniversario desde su anuncio en el mismo evento en el que Sony presentó PS4. Desarrollado por un estudio interno de Capcom que lideraba Yoshinori Ono (conocido por su trabajo en la saga Street Fighter), el título proponía acción multijugador de tintes medievales con influencias de Dragon's Dogma y Dark Souls. En aquella aparición sorprendió por ser uno de los juegos más espectaculares de la nueva consola y mantuvo interés durante el resto de 2013 y 2014, cuando vio su beta retrasada a 2015. Según Capcom, la envergadura del proyecto había aumentado y requería más tiempo de desarrollo, pero a partir de entonces empezaron a sucederse los años sin novedades. En 2019, Ono comentó que no se había cancelado, pero que el desarrollo se había paralizado y perdido el equipo original. El propio Ono también comunicó su salida de Capcom en 2020, así que las cosas no pintan bien para este.

Beyond Good and Evil 2

  • Desarrolladora: Ubisoft Montpellier
  • Anuncio inicial: 2008, 2009, 2016... Es complicado

Volvemos a Ubisoft y a Michel Ancel para cerrar con el caso más enrevesado. Lanzado en 2003, el primer Beyond Good & Evil distó de ser un gran éxito de ventas, pero fue celebrado por enriquecer un género, las aventuras de corte zéldico, que rara vez recibía exponentes de esa calidad. A consecuencia, no tardaron en surgir las peticiones de una secuela, y el propio Michel Ancel se mostraba como el primer interesado —tenía incluso planes para una trilogía—, aunque Ubi no estaba tanto por la labor y entraron en una dinámica de «sí, pero no» que durante años impidió saber si el proyecto avanzaba. Lo cierto es que a partir de 2007, Ubisoft Montpellier empezó a trabajar en la secuela y parte de su progreso se mostró a modo de teaser en un evento de mayo de 2008 que servía como demostración del potencial de las venideras consolas (360, PS3), pero sin traducirse en un confirmación oficial del juego a pesar de la inequívoca presencia de Jade y Zerdy (protagonistas del primero) en el vídeo.

Un año después, en mayo de 2009, un nuevo tráiler con Jade siendo perseguida por los callejones de una ciudad fue filtrado, pero siguió sin dar pie a un anuncio formal con fecha y plataformas. A partir de ahí, empezó una larga espera durante la que Ubisoft siguió jugando al despiste, el desarrollo fue cancelado y el estudio se centró en Rayman. No fue hasta 2016 —como ya comentamos al hablar de WiLD— cuando Beyond Good and Evil 2 por fin volvió a generar ruido con material oficial, bocetos y declaraciones que apuntaban a una propuesta reinventada en clave de precuela. En el E3 de 2017 por fin se pudo ver en movimiento, y comprobar que el juego era una aventura de escala interplanetaria con nuevos personajes y multijugador online. Durante los siguientes dos años, se apuntó al regreso de Jade y se compartió mucha información adicional, aunque 2020 ha estado marcado por el silencio, las sacudidas internas de Ubisoft y la mentada salida de Ancel. Así que nada, de nuevo a esperar.

Beyond Good and Evil 2

Beyond Good and Evil 2, desarrollado por Ubisoft Montpellier y editado por Ubisoft para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es una aventura de acción, precuela y sucesora espiritual de la entrega original, esta vez, ambientada en el lejano sistema solar System 3 donde formamos parte de un grupo rebelde que trata de acabar con la tiranía de las grandes empresas.

Beyond Good and Evil 2