Skull and Bones

Apartan de sus responsabilidades al director de Ubisoft Singapur

La Oficial de Operaciones, Virginie Haas, afirma que los resultados de la auditoría externa hacen imposible que se mantenga en esa posición

Los resultados de las auditorías externas que se están organizando en los estudios de Ubisoft a raíz de las últimas polémicas sobre su liderazgo siguen arrojando resultados. La última consecuencia conocida es la salida fulminante en su puesto de Hugues Ricour, director ejecutivo de Ubisoft Singapur desde 2018. En el mail interno obtenido por Kotaku, la reciente oficial de operaciones, Virginie Haas, afirma que "de forma inmediata, Hugues Ricour deja de ser director ejecutivo de Ubisoft Singapur. Los resultados de la auditoría de liderazgo realizada en las dos últimas semanas por nuestros socios externos hacen imposible que continúe en el cargo".

Un proceso inexorable de limpieza

Haas entró en su puesto el pasado de agosto como punta de lanza de la iniciativa de Yves Guillemot ante los reportes públicos que estaban surgiendo sobre el comportamiento y actitud de algunos de los pesos pesados dentro de la compañía que empezaron a hacerse públicos este verano. La actitud del presidente fue contundente, afirmando que el "cambio empezaba hoy", dando comienzo a una serie de iniciativas que deberían repasar a fondo las acciones y actitudes de algunos nombres que habían sido vacas sagradas de la compañía hasta el momento, así como la estructura general de la compañía y el bienestar de sus integrantes.

La lista de "cabezas cortadas" desde entonces es larga. Serge Hascoet, el todopoderoso oficial jefe del equipo creativo y la persona que ha impulsado y aprobado todos los proyectos de Ubisoft desde hace décadas, fue uno de los primeros en caer pese a su cercanía con Guillemot. Cécile Cornet, jefa global del departamento de recursos humanos, también salió fulminantemente ante la evidencia de que había barrido debajo de la alfombra múltiples alegaciones sobre comportamientos inadecuados. Yannis Mallat, el director de los estudios canadienses, también abandonó la compañía junto a una serie de nombres del que Ricour es la última pieza, por el momento.

El estudio de Singapur no sólo es una pieza clave en la compleja maquinaria global de ensamblaje que requiere Assassin's Creed, también está trabajando en su primer juego en solitario, Skulls and Bones, un juego de combate naval planeado para el 2021.

Skull & Bones

Es la Edad de Oro de la piratería, una época en la que los capitanes renegados dirigen las armas más poderosas sobre la faz de la Tierra: los barcos de guerra. Ponte en la piel de un ambicioso e insaciable capitán pirata que rechazó el perdón del Rey. Sin nada que perder, zarparás desde las Antillas hacia el océano Índico, una región exótica e indómita repleta de magníficas riquezas. Sin embargo, estas aguas tan ricas e idílicas son también un campo de batalla en el que los vastos imperios coloniales, las poderosas compañías comerciales y las despiadadas bandas de piratas compiten ferozmente por su parte de este valioso tesoro. En tu periplo para convertirte en el caudillo pirata definitivo, crearás una flota de barcos personalizables, asaltarás lucrativas rutas comerciales y derrotarás a capitanes enemigos, a personajes memorables y a otros jugadores. A medida que pasen las estaciones y aumenten tu infamia y tu opulencia, también deberás enfrentarte a amenazas mayores. Para sobrevivir en este océano cruel, podrás aliarte con otros capitanes piratas para formar la más poderosa de las bandas y unirte a la eterna batalla por la supremacía en el océano Índico. Skull & Bones es un título de acción táctica naval a cargo de Ubisoft Singapore para PC, PlayStation 4 y Xbox One.

Skull & Bones