Punch-Out!!, guía completa - King Hippo

Te mostramos todas las técnicas para convertirte en un auténtico campeón.

King Hippo

Este mastodonte come-todo es el rival a batir para proclamarnos campeones del Circuito Menor, sin duda alguna el más rudo de todos los rivales contra los que nos hemos enfrentado. No obstante sigue siendo un plato bastante menor en comparación a lo que nos queda por delante, por lo que una vez más sólo es cuestión de memorizar los tres golpes esenciales que es capaz de lanzar.

Al principio del combate a duras penas es capaz de unir dos golpes; uno superior, que sale desde arriba, imparable, y un segundo directo. Podemos esquivar los dos golpes agachándonos o moviéndonos hacia el lado que mejor convenga en cada ocasión, pero no vale para conseguir estrellas. La única forma de obtener este trofeo es bloqueando el directo de Hippo (el que sale directamente sin cargar). Una vez bloqueado es menester lanzar un golpe hacia el lado contrario del que parte su puñetazo. Es decir, si lanza un golpe con el brazo izquierdo, lo bloqueamos y procedemos rápidamente a lanzar un croché al estómago (en este combate es mejor olvidarnos de la cara; la barriga es el punto débil de este… señor).

Cuando la barra de energía del contrincante esté a medio gas, tomará la decisión de realizar un ataque con las dos extremidades que es imposible de bloquear. Sólo podemos esquivarlo agachando a Little Mac, o bien contrarrestarlo de forma bastante sencilla con un puñetazo al estómago, de nuevo cuando el rival se enciende con la luz rojiza. Hay que tener paciencia para hacernos con el ritmo del combate, algo que se repetirá de ahora en adelante en TODOS los contrincantes, pero francamente será cuestión de minutos que deje de incordiarnos.

Tumbarlo de un golpe: Este es quizás el punto más difícil de comprender. Primero no es posible si no hemos reducido su barra de energía a la mitad, cuando empiece a asestar el golpe doble. Una vez suceda esta pasamos directamente a esquivar el resto de los golpes para esperar al principal, cuando retrocede un paso. Justo cuando se vaya a adelantar (encendido en color rojo), asestamos un puñetazo al estómago. Adiós corona. Si repetimos el movimiento cae en redondo al suelo. Una vez llegados a este punto, el combate es coser y cantar.

Logros en Exhibición

• Gana el combate… sin quedarte nunca extenuado

Combate difícil, logros fáciles. No existe otra forma de justificar este logro, que obtenemos limitándonos a seguir la estrategia anterior. Si acaso puede ser difícil en los primeros compases, cuando Hippo para todos los intentos de lograr una estrella. Es mejor tirar por la vía rápida para evitar problemas en este sentido.

• Vence por KO a King Hipo cuando no lleve la corona

Lo comentábamos anteriormente; para quitarle la corona hemos de esperar a que comience a realizar el golpe a dos puños. Hippo retrocede, se enciende en rojo, y justo en ese momento propinamos un golpe al estómago (donde lleva la tirita con una cruz). Corona fuera, el luego es nuestro.

• Vence a King Hippo sin conectar ningún directo

Lo venimos comentando, la estrategia es evitar la cara, dado que no sirve para mucho. Este logro nos obliga a terminar el combate por la vía rápida, atacado siempre al estómago sin lazar un solo golpe a la cara. Hay que ser pacientes, olvidar el momento en el que Hippo se sube los pantalones (una filigrana que nada tiene que ver con impactar un golpe seco a su cara). Tampoco debería suponer una odisea. Por el momento hemos terminado con los oponentes ‘débiles'. Pasamos pues a los de media categoría.

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...

Se nos va de las manos el retro-hunting

Parece que esta de moda ahora apilar juegos y consolas retro, para exhibirlo en plan trofeo en las estanterias de casa. En youtube se ve a mucho haciendo busquedas retro en tiendas de segunda mano, especialmente en Japon.   Hoy, en Shinjuku me he encontrado algo un poco extremo. Un "gaijin" (no...