Splinter Cell - Picadillo de Carne

Tras pasar una serie de pruebas físicas (del todo innecesarias, estás en muy buena forma), los mandamases han quedado convencidos al 100% de que Sam Fisher es el hombre indicado para hacer frente a la peligrosa operación que están a punto de organizar. Enhorabuena, vuelves al servicio activo en defensa de la seguridad mundial. Tu primer ?encargo? no parece, de entrada, demasiado complicado: localizar a unos agentes de la CIA en Georgia, desaparecidos en cumplimiento de una peligrosa misión.


PICADILLO DE CARNE

Te encuentras en las cámaras frigoríficas de Cárnicas Monke Tsoe Bo, y una espesa niebla helada impregna el ambiente. Las gafas térmicas van a ser aquí tus principales aliadas. Deshazte de los dos primeros esbirros, desactiva la torreta ametralladora, y sigue adelante, librándote de 3 soldados más. Sigue adelante, elimina a otro esbirro, desactiva otra torreta, coge un botiquín en esa misma sala, 3 soldados más, y llegarás a un conducto abierto en el suelo. Baja la escalera de metal (cuidad con el guardia), y abre el paso hacia otro conducto inferior.

Splinter Cell (Xbox)

Te encuentras en los establos del matadero. Antes de salir de tu escondite, ten en cuenta que hay dos guardias patrullando. Recoge las dos bengalas que encontrarás en el primer establo y en el pasillo a la izquierda, y sigue atravesando los establos. Delante te esperan una torreta y un guarda al otro lado de la salida. Hazlo en el orden que quieras, pero no te olvides la munición sobre los bidones ante la torreta, la bengala y la granada.

Sal por el pasillo hacia la izquierda hasta un equipo médico. Luego por la puerta derecha (2 esbirros) hasta llegar a 2 ametralladoras, en el segundo establo a la izquierda. No te entretengas en desactivarlas: si corres es posible que sólo te lleves un rasguño con olor a pólvora. Otra ametralladora en el segundo establo a tu izquierda, y luego un pasillo; derecha (2 tipos), gira el recodo hasta un largo corredor, y entra en la zona de establos a tu derecha.

Al fondo verás dos ametralladoras protegiendo sendas entradas; si vas por en medio, podrás desactivarlas. La habitación de la izquierda guarda a los prisioneros americanos, la de la derecha, a tres dignatarios chinos que nos explicarán la relación del pérfido general oriental con Nikoladze.

En cualquier caso, tras tu conversación con los prisioneros se va a liar una buena. Deberás emplear todas tus habilidades de comando para proteger a los rehenes de las fuerzas que se te tirarán encima. Tu enfrentamiento final en esa zona será con Grinko, quién evidentemente no deberá salir con vida.