Splinter Cell - Secuestrando al Topo

Tras pasar una serie de pruebas físicas (del todo innecesarias, estás en muy buena forma), los mandamases han quedado convencidos al 100% de que Sam Fisher es el hombre indicado para hacer frente a la peligrosa operación que están a punto de organizar. Enhorabuena, vuelves al servicio activo en defensa de la seguridad mundial. Tu primer ?encargo? no parece, de entrada, demasiado complicado: localizar a unos agentes de la CIA en Georgia, desaparecidos en cumplimiento de una peligrosa misión.


SECUESTRANDO AL TOPO

Se llama Dougherty, y es el responsable de buena parte de nuestros problemas. Nuestra misión es ahora pinchar su ordenador personal, desde donde se han estado filtrando los datos confidenciales. Vuelve sobre tus pasos hacia la zona de oficinas de arriba. Podemos hacer esto por la vía rápida, o eliminar toda resistencia en la zona, lo cual no es muy recomendable porque no hay nada que merezca la pena allí salvo un equipo médico en uno de los lavabos del pasillo, hacia la izquierda saliendo del servidor (justo en tu vía de escape).

Splinter Cell (PlayStation 2)

En cualquier caso, siguiendo por ese mismo pasillo llegarás a unas puertas con detector de metales (ni se te ocurra intentar cruzarlas) y un puesto de vigilancia abierto. Un disipador bastará para poner al agente fuera de combate y llegar hasta un vestíbulo enorme con dos cámaras de seguridad, una hilera de ascensores a la derecha, y unas escaleras (con vigilante incluido) a la izquierda.

Lo mejor será ocultarse en las sombras, pasar junto a los ascensores hacia el otro lado, seguir por el pasillo a la izquierda, esquivar al funcionario, izquierda de nuevo, bajar las escaleras, entrar en el departamento de pruebas armamentísticas, esquivar al agente y la cámara de seguridad, penetrar en la sala de pruebas (coge tres bengalas que hay dentro), abrir con nuestra ganzúa la puerta cerrada tras la torreta, y tomar el ascensor, de nuevo hacia el piso de arriba.

Saliendo del ascensor, al final del pasillo, se halla la sala de análisis de medios, que podremos atravesar sin ser vistos por detrás de las mesas con los equipos. Llegaremos a un vestíbulo con dos despachos, el 509 -en cuyo ordenador hay un par de interesantes informes-, y el 508, el despacho de Dougherty. Esperaremos que el topo salga para colarnos ahí dentro y examinar su ordenador.

Philip Masse ha hecho un buen trabajo, pero nuestra eficiente amiga Gimsdottir consigue rastrear los datos hasta Kalinatek, una empresa cercana dedicada a las nuevas tecnologías. No obstante, conviene quitar de en medio a Dougherty para proceder a su interrogatorio.
Sigue al funcionario por el pasillo hacia el área de descanso.

Para llegar hasta ahí debes, bien dejar fuera de combate al guardia sentado al final del pasillo y esquivar la cámara de seguridad, bien entrar en el auditorio (puerta izquierda, en ese mismo pasillo y antes de llegar al guardia), atravesarlo amparado en las sombras, y salir por la puerta del otro extremo (hay un agente guardándola, pero en cuanto acabe la exposición, dejará la vía libre).

Espera bajo la ventana del área de descanso a que salgan el topo y su colega, síguelos hasta el final del pasillo, y de ahí hasta el patio trasero, en donde Dougherty empieza a disfrutar de un pitillo… no por mucho tiempo. Con el topo inconsciente, atraviesa el patio exterior esquivando al guardia, desciende hacia la plataforma sobre los ventiladores, y deja ahí a nuestro amigo.

Entra en el edificio a tu izquierda, noquea al técnico y al agente de abajo, hazte con el disipador de la estantería junto a la salida, pon fuera de combate al agente del exterior, y vuelve a por Dougherty. Llegaremos por fin a un lugar sobre la furgoneta de extracción, en donde un agente pasa el rato con nuestros amigos que vienen al rescate. Deja a Dougherty en el suelo una vez más, desciende por la escalerilla de mano junto a la esquina y tras el agente, ponlo fuera de combate, vuelve a subir y elimina la oposición del agente que te queda delante, por las escaleras del fondo que bajan a la calle (no puedes bajar con Dougherty por la escalerilla de mano).

Antes de salir de ahí, te llevarás la alegría de saber que tu hija Sarah se encuentra sana y salva bajo la protección de nuestra organización.