Splinter Cell - La Antena

Tras pasar una serie de pruebas físicas (del todo innecesarias, estás en muy buena forma), los mandamases han quedado convencidos al 100% de que Sam Fisher es el hombre indicado para hacer frente a la peligrosa operación que están a punto de organizar. Enhorabuena, vuelves al servicio activo en defensa de la seguridad mundial. Tu primer ?encargo? no parece, de entrada, demasiado complicado: localizar a unos agentes de la CIA en Georgia, desaparecidos en cumplimiento de una peligrosa misión.


LA ANTENA

Resulta que ahora a Nikoladze no se le ha ocurrido una maldad peor que ejecutar a unos soldados americanos que mantiene retenidos y retransmitir sus muertes por Internet. Huelga decir que debes evitarlo a toda costa, pero primero, y por si Nikoladze decide adelantar sus planes, deberás destruir la antena que el maníaco utiliza para sus retransmisiones, sita en el tejado de un matadero llamado Monke Tsoe Bo.

Splinter Cell (PlayStation 2)

Entra en el recinto trepando por la verja, cruza el patio en diagonal hacia los bidones y haz girar la rueda que abre las rejillas de las piscinas. Te servirán como posible refugio en caso de que estés en peligro de que te descubran. Llega hasta la caseta al final del patio y recoge el botiquín y la información que te suministrará el ordenador.

Al otro lado te espera un nuevo patio, esta vez sembrado de minas. Para atravesarlo con seguridad deberás utilizar tus gafas térmicas. Líbrate de los guardias que protegen el perímetro si quieres poder concentrarte en esquivar las minas. Cuando estés a punto de llegar al otro extremo del patio aparecerán más esbirros en las pasarelas superiores: ve con mucho cuidado.

A la derecha del patio verás un recinto de ladrillo con varios contenedores de basura. Desde uno de ellos salta doblemente hasta poderte agarrar al piso superior (deberás ser muy hábil), con lo cual llegarás al tejado en donde se ubica la antena (elimina toda resistencia que encuentres en tu camino). Una vez interrumpida la transmisión, vendrán a por ti, por lo que te conviene situarte en un lugar desde donde puedas apuntar cómodamente.

Te toca rescatar a los prisioneros. Sube por las escaleras de madera y sigue adelante hasta llegar al foco, en donde encontrarás a un guardia con un valioso equipo médico. Vuelve sobre tus pasos y abre la puerta cercana a la antena con tu ganzúa. Baja las escaleras y mira el ordenador (cuidado con la mina), sin olvidarte de recoger las minas y granadas que alguien olvidó allí.

Vuelve sobre tus pasos y cruza la puerta del final de la escalera. Baja las escaleras metálicas, ve por la puerta de la izquierda, súbete a los bidones y cuélgate de la viga metálica. Estás en el techo de los servicios y abajo te esperan 3 esbirros, un equipo médico, y un ordenador con información valiosa.

Sal de los servicios, ve a la izquierda y llegarás a una habitación con un individuo sentado ante un ordenador (ponlo a dormir) y munición. Desde ahí deberás evitar que la escolta encargada de conducir a los prisioneros a su destino final pueda cumplir con su misión. Sal de la habitación e introdúcete por una rejilla abierta en el suelo a tu derecha. Sigue por los conductos del subsuelo hasta llegar a una cañería. Ve arriba, cruza el falso techo, y sorprende a los esbirros por un hueco que verás no muy lejos (no te andes con chiquitas: ellos no lo harán).