Splinter Cell - La Plataforma

Tras pasar una serie de pruebas físicas (del todo innecesarias, estás en muy buena forma), los mandamases han quedado convencidos al 100% de que Sam Fisher es el hombre indicado para hacer frente a la peligrosa operación que están a punto de organizar. Enhorabuena, vuelves al servicio activo en defensa de la seguridad mundial. Tu primer ?encargo? no parece, de entrada, demasiado complicado: localizar a unos agentes de la CIA en Georgia, desaparecidos en cumplimiento de una peligrosa misión.


LA PLATAFORMA

Parece ser que Nikoladze está llevando a cabo una campaña de terrorismo contra Azerbaiyán. Hasta ahora, utilizando métodos de contra-información informáticos, los georgianos han conseguido ocultar a las fuerzas aliadas todos sus sucios movimientos. Pero eso se ha acabado. Tras tomar cartas en el asunto, sólo un pequeño reducto terrorista resiste en una plataforma petrolífera en medio de la nada. Nikoladze, por su parte, ha desaparecido sin dejar rastro.

Splinter Cell (PlayStation 2)

La plataforma se encuentra en medio de un mar de aguas peligrosas, de manera que si caes, despídete. Además, tendrás que emplearte a fondo con las estructuras metálicas, luchando a la vez contra el entorno y los enemigos. Sube por la escalerilla a tus espaldas y dirígete por los tubos hacia tu derecha; cuélgate de la cañería superior para sortear el primer obstáculo, y descuélgate por el borde derecho de la pasarela para deslizarte junto al bloque metálico que te impide el paso.

Sigue adelante -tendrás que agacharte-, sitúate sobre la plataforma a tu derecha y deslízate por el cable. Justo cuando llegues al otro extremo, tus enemigos volarán el punte, por lo que deberás buscar un camino alternativo.Cruza hacia la izquierda, por debajo del viaducto, trepa por la cañería, déjate caer sobre el viaducto principal, avanza un poco y entra dentro del tubo por el boquete que ha dejado la explosión.

Siguiendo por ese conducto llegarás finalmente al embarcadero de la plataforma, desde donde deberás seguir, sin que te descubras, a un técnico informático mercenario llamado Piotr. Para alcanzar la pasarela por donde han pasado Piotr y su escolta deberás hacer equilibrios. Nada más subir la escalerilla y abrir la trampilla procedente del viaducto, ve a tu derecha y salta sobre las vigas en suspensión sobre el mar. Dando un rodeo podrás llegar al extremo de la pasarela y saltar ahí sin problemas. Un poco más arriba te espera un esbirro; dispón de él como mejor te parezca.

Entretanto, tus compañeros de la USAF habrán llegado con sus cazas dispuestos a bombardear el lugar, por lo que ahora tendrás que ir con cuidado con el fuego de las explosiones. No te apresures: si la escolta de Piotr te descubre, la misión habrá fracasado.
Al llegar al final de las escaleras habrá una explosión. Espera a que Piotr haya rodeado la esquina del fondo, y dispara sobre el esbirro que se ha quedado junto al fuego (quien por cierto lleva un equipo médico encima).

Sigue adelante y deshazte de dos guardias más, pero no entres en el edificio todavía; el camino está cortado y Piotr volverá sobre sus pasos. Espera pacientemente bajo las ventanas hasta que hayan pasado, y entra. Si te diriges a la izquierda llegarás a la cocina, en donde te espera un equipo médico.

Vuelve sobre tus pasos y dirígete hacia la izquierda, siguiendo la pista de Piotr… no llegarás muy lejos, ya que la puerta está bloqueada. Sal al exterior, y ve a la izquierda, pasando junto al fuego. Unos disparos romperán una ventana situada por encima de ti. Debes recuperar el maletín que el técnico lleva encadenado a su muñeca como sea, así que a pesar de los disparos tendrás que subir a la maquinaria que está a tu derecha y desde ahí colgarte de una tubería que atraviesa la ventana hacia el interior del edificio.

Con la información que necesitaban en su poder, el equipo informático de la planta petrolífera sólo puede ser una prueba condenatoria para Nikoladze, así que para cuando hayas llegado uno de los escoltas ya habrá logrado destruir la mayor parte de los ordenadores. Mejor que se preocupe de las máquinas que de ti: mayores facilidades para ponerlo fuera de combate. Antes de salir de esa sala, no te olvides de recoger la munición y los dos botiquines que hay allí.

Mientras, arriba, nuestros aliados han destruido el helicóptero que los malvados tenía preparado para escapar, por lo que Piotr se ve obligado a huir hacia el embarcadero; no se lo permitas. Sube las escaleras y acaba con los dos soldados que te esperan arriba -tienes uno a la derecha y otro a tu izquierda, en una plataforma elevada.

Hacia la derecha, por donde ha escapado Piotr, hay una caseta con un botiquín, y si investigas un poco, unas habitaciones con litera que esconden una ganzúa desechable; tras recuperar este equipo, persigue al técnico escaleras abajo, con cuidado, eso sí, porque un soldado te bloqueará el paso. Entra en el edificio por donde ha escapado Piotr y ve a tu derecha nada más entrar (habrá unas explosiones, pero tú no te preocupes).

Usa la ganzúa para abrir la puerta, atraviesa el edificio, y corre tras el técnico. Cuando lo tengas a tu alcance, lánzale un buen directo y recupera el maletín. Misión cumplida.