Little Big Adventure 2 : Twinsen's Oddysey
Little Big Adventure 2 : Twinsen's Oddysey

Little Big Adventure 2 : Twinsen's Oddysey - Consejos

Twinsen era feliz, Tras derrotar al Dr. FunFrock era considerado héroe planetario, además iba a tener un hijo con su querida Zoe. Estaba contemplando el atardecer con su chica cuando una tormenta oscureció el cielo y comenzó a llover. Aqui empieza tu historia.

ALGUNOS CONSEJILLOS

El juego es fácil como aventura, no hay grandes enigmas que resolver. La dificultad está en lo grande que es el mundo por el que nos movemos y nos podemos dejar detalles fundamentales. En cuanto a las peleas, no voy a contar cada una porque son muchísimas, solo citaré las que crea importantes porque el enemigo tenga una llave o para ubicar la acción.

Las armas son diversas, y cada una tiene su momento, sus ventajas y desventajas. Nunca despreciéis el cuerpo a cuerpo sin armas, es un modo rápido y efectivo de ganar.

No voy a explicar todas las cajas y tréboles que se pueden conseguir, algunas están en lugares complicados de acceder y no son necesarias para acabar. Probablemente queden sitios secretos donde yo nunca he estado y haya algún objeto útil, pero no imprescindible Con lo que cuento hay de sobra para acabar. A mí me sobraron cuatro tréboles al final

No olvidéis mirar en todas partes, tales como muebles, macetas, papeleras, etc. Así se consiguen corazones, frascos de magia y dinero. Un detalle importante es que, al abandonar el lugar y volver, otra vez están allí los objetos casi siempre. Esto es especialmente importante con algunos tréboles, como el de la cueva donde obtenemos el hechizo de protección y el del soldado de la ametralladora en el islote CX

Y nada más, aquí esta la historia de un juego que supera a la primera parte en extensión e interés por la historia.

¿Está relanzando Switch Lite la Nintendo Switch?

Al salir la versión Lite de Switch pensé muy rápidamente que Nintendo la había cagado otra vez. Digo "otra vez" porque no creo que haga falta recordar episodios pasados como el de la Virtual Boy; o aquel aferramiento demencial al formato ...