El 'Di Stéfano' de la portería y la táctica del Sevilla en el derbi

El muro

En una Liga salpicada del talento de ilustres veteranos, que desmienten a los estigmas del paso del tiempo, Diego López ha puesto el cerrojo a la portería del Espanyol. Superada la frontera de los cuarenta, presume del récord de longevidad en el club perico tras dejar atrás a Di Stéfano, pero especialmente de un estado de forma que mezcla la experiencia con la intuición como grandes recursos. El recital de paradas contra el Granada volvió a acreditar su gran posicionamiento, instinto y reflejos. Ningún otro portero suma tantas paradas como Diego López (49), al que la estadística avanzada le da la mejor ratio de goles prevenidos. Le han marcado 12 goles cuando la media esperada que lleva alcanza los 15,6 tantos. Es decir, hasta casi cuatro veces más tendría que haber recogido el balón de la red. Para ponerlo en contexto, mirando al derbi catalán que viene tras el parón, Ter Stegen debía haber recibido 10 tantos y, en cambio, ha encajado 12. Diego López es un ejemplo fantástico del poder de la voluntad. Está mejor que nunca.

Récord y derrota

Otro paradigma de la veteranía bien entendida es Joaquín. Casi cuatro meses mayor que Diego López, se convirtió en el jugador con más derbis sevillanos (25) tras desempatar con Esnaola. La efeméride no la recordará de buena gana tras una nueva derrota bética que cierra la semana del horror. El Betis no se puede justificar con la expulsión de Guido Rodríguez. Nunca se encontró contra el Sevilla. Mejor puesto, el equipo de Lopetegui mandó desde los cambios de orientación, compenetrados extremos y laterales, hasta las caídas entre línea de los interiores como hizo Rakitic en la primera amarilla de Guido. Movió de un lado a otro la pelota y atacó por las bandas (66% de acciones y un ancho de juego de 53,8 metros). Jordán y Rakitic dispusieron; Montiel y Acuña, más insistente este, desequilibraron por fuera.

Acuña celebra el 0-1 ante el Betis. / AFP

El jugador necesario

Álex Fernández (29 años) es un tipo de fiar. Su trayectoria en el Cádiz resulta intachable. En una temporada donde ha participado menos de lo previsible, a vueltas también con su futuro, su regreso a la titularidad refuerza la mejoría colectiva de los de Cervera en los últimos compromisos. No es una coincidencia. Más retrasado que de costumbre, fijo en el doble pivote, se exprimió en el triunfo ante el Athletic. Con el balón tiene un punto creativo que ningún otro jugador cadista posee. La búsqueda de ese pase interior que provocó el gol de Salvi sintetiza esa virtud. Después se puso el mono de trabajo y faenó con personalidad en la medular para abortar el peligro del Athletic. Álex firmó 13 recuperaciones, realizó siete entradas defensivas, ganó siete de sus nueve duelos en el suelo...

El apunte

La jornada acabó con tres penaltis señalados y tres penaltis transformados. Joselu, Salva Sevilla y Januzaj los anotaron. No es ninguna anomalía, pero no está de más indicarlo visto lo visto en lo que llevamos de competición. Por la razón que sea, seguramente el nivel de los porteros, LaLiga presenta el peor promedio de acierto de penaltis marcados (75,6%) entre las cinco grandes. La Ligue 1 lidera esta estadística con el 94,9% de precisión, seguida de la Serie A (81,8%), Premier (80%) y Bundesliga (77,8%). Para ver más goles no se puede fallar tanto.