Top 15

Los 15 mejores juegos exclusivos de PS4

El equipo de redacción y los colaboradores de MeriStation eligen los títulos más destacados de la plataforma de Sony.

A punto de finalizar la presente generación de consolas, todas las cartas están sobre la mesa en lo que respecta a PlayStation 4. The Last of Us Parte 2 y Ghost of Tsushima son los dos últimos grandes exclusivos que Sony Interactive Entertainment ha lanzado al mercado. Más allá de esos títulos, la compañía ha prometido que la consola todavía tiene mucha vida, aunque todos sus estudios ya están inmersos en el desarrollo de proyectos para PlayStation 5, una plataforma que saldrá a la venta a finales de 2020, todavía sin fecha concreta. Quizá este sea un buen momento para hacer balance, para sacar a la palestra todos esos videojuegos exclusivos que nos han acompañados a lo largo de estos siete años.

Ni son todos los que están, ni están todos los que son, pero esta lista se ha configurado a través de los votos de los redactores y colaboradores de MeriStation. En total, 15 de los exclusivos de PlayStation 4, un número que es todavía más extenso, pues algunos títulos se han quedado fuera de la lista. Cabe destacar que hemos tomado la decisión de incluir aquellos productos que también están disponibles en PC. Es el caso de Death Stranding, Horizon Zero Dawn y Detroit: Become Human, proyectos que por una razón o por otra se han convertido en exclusivos de consola. Sin más dilación, estos son los mejores exclusivos elegidos por el equipo.

15. Death Stranding (bonus: Final Fantasy VII Remake)

Dos de las obras más esperadas, aunque por razones distintas. Death Stranding era una especie de prueba de fuego, el regreso de uno de los creativos más importantes de la industria del videojuego. Hideo Kojima, que durante años había estado centrado en Metal Gear Solid, por fin iba a desarrollar una producción completamente original. El resultado es Death Stranding, un título muy peculiar, hasta el punto de que el argumento de “no es para todo el mundo” se ha extendido más que los entes varados en el Estados Unidos postapocalíptico en el que se sitúa la acción. Sam Porter Bridges, el protagonista, ejerce de repartidor de mercancías y tendrá que salvar al ser humano de la extinción entregando paquetes y conectando todo el territorio. La jugabilidad invita al jugador a utilizar todo tipo de artilugios para desplazarse por un mundo inmenso, al tiempo que ayuda a otras versiones de Sam manejados por otros usuarios gracias a sus funcionalidades online asíncronas.

El problema de las expectativas es que cada uno tiene las suyas. Los hay que desean la misma experiencia con unos gráficos mejorados; otros prefieren gráficos nuevos acompañados de un ligero lavado de cara, lo justo para que pase el corte de la época actual; los que quedan se decantan por un nuevo aspecto visual y una jugabilidad completamente renovada, que sea capaz de equilibrar lo nuevo y lo antiguo, la esencia, al fin y al cabo. Final Fantasy VII Remake se erige como una reimaginación del clásico, una versión que sigue las directrices del original, pero que no teme desviarse en ciertos puntos. Su final controvertido ha sido objeto de debate, aunque el sistema de batalla, que ya no es por turnos, ha logrado adaptar con especial tino el sistema clásico de materias a los combates de acción. ¿Cómo evolucionará en las siguientes entregas? Por ahora, eso solo lo sabe Square Enix.

14. ASTRO BOT: Rescue Mission

Han sido varios los intentos de la realidad virtual por dejar su impronta, pero el acceso a esta tecnología no ha estado siempre al alcance de todos los bolsillos. En cierto modo, eso sigue siendo así, aunque PlayStation VR es la opción más económica, con los sacrificios que ello conlleva en lo que se refiere a la potencia. Sea como fuere, los grandes títulos de realidad virtual han pasado algo desapercibidos, pues al no ser una tecnología tan extendida como otras, el boca a boca no funciona como en los proyectos que sí son más accesibles. En MeriStation no queríamos dejar fuera a uno de los títulos más destacados de VR, que además es uno de los mejores plataformas que se han desarrollado en los últimos años. ASTRO BOT: Rescue Mission utiliza todas las capacidades de la realidad virtual y lleva al género de las plataformas a otro nivel.

Desarrollado por SIE Japan Studio, esta producción incluye todo lo que un buen plataformas tiene que tener: niveles satisfactorios, jefes finales bien pensados y una creatividad y originalidad que se respira desde el momento en que te colocas los casos de realidad virtual. Es uno de los imprescindibles de PlayStation 4. Además, la saga continuará en PlayStation 5, pues todas las consolas vendrán con Astro's Playroom preinstalado.

13. The Last Guardian

Fumito Ueda, entonces líder del Team ICO, gozaba del respeto de los jugadores y de la prensa por la creatividad de sus videojuegos, todos ellos obras de autor con sello propio. Con ICO encandiló a un segmento de la comunidad y a una buena parte de la prensa, pero con Shadow of the Colossus consiguió agrandar aún más su nombre y el del equipo. Provisto de esas credenciales, los seguidores esperaban un futuro brillante en forma de juegos. Ocurrió que The Last Guardian, anunciado originalmente para PlayStation 3, sufrió un sinfín de problemas de desarrollo, algo que condujo a Ueda a abandonar Sony y a fundar su propio estudio. Aún así, continuó en el puesto de director como externo. El proyecto se trasladó a PlayStation 4, fue retrasado una vez más y finalmente salió a la venta a finales de 2016.

Todas esas vicisitudes quedaron plasmadas en el apartado técnico, pero el proyecto seguía rezumando carisma por todos los poros de Trico, el majestuoso animal que acompaña a nuestro protagonista. La historia nos pone en la piel de un niño que despierta en una enorme fortaleza. Allí conoce a la criatura, con la que entabla una relación muy especial. Juntos deberán buscar una salida, aunque el animal actúa por sí mismo y no siempre atenderá a las peticiones del joven.

12. Ratchet and Clank

Insomniac Games es uno de esos estudios que han estado ligados a la marca PlayStation aún cuando eran independientes. Bajo el paraguas de Universal, Naughty Dog y los creadores de Spyro the Dragon compartieron ideas, críticas y alguna que otra noche de bares. Al final, ambos han seguido un camino parecido, ya que han acabado formando parte de Sony Worldwide Studios. Ratchet and Clank, una saga de acción y plataformas protagonizada por dos simpáticos personajes, tiene muchos videojuegos a sus espaldas. Con su llegada a PlayStation 4, Insomniac Games reimaginó la primera entrega de todas, de ahí su título sin número ni subtítulo detrás. Lo primero que llama la atención es su espectacular apartado gráfico, que emula a las películas de animación en tres dimensiones. De hecho, las comparaciones con Pixar han sido frecuentes, especialmente por el diseño de sus personajes.

Este juego está basado en la película, que a su vez es una adaptación del título original. En lo jugable, los desarrolladores aprovecharon su experiencia con el resto de secuelas para añadir elementos y mecánicas que no estaban presentes en el clásico. Ahora que la entrega de PlayStation 5 ha sido anunciada oficialmente, es un buen momento para revivir la aventura. Y si no lo habéis jugado todavía, tenéis una cita con Ratchet and Clank.

11. Days Gone

SIE Bend Studio fue el equipo que diseñó el mítico Syphon Filter de la primera PlayStation, así como sus secuelas. Sin embargo, más adelante, la desarrolladora se centró en títulos portátiles. Days Gone fue el camino de vuelta hacia los títulos de gran presupuesto en una máquina de sobremesa. La compañía perfiló uno de los muchos exclusivos de PlayStation 4, que también ha encontrado un hueco en el top de MeriStation. Se trata de un juego de zombis (a ellos les gusta llamarlos infectados) construido sobre un salvaje mundo abierto.

El motorista Deacon St. John es un hombre feliz, pero todo cambia cuando la infección empieza a propagarse por los Estados Unidos. En un desafortunado incidente, su mujer morirá, por lo que el hombre tendrá que hacer frente a esa situación de soledad en un período de muerte perpetua. Los infectados, seres que se mueven en manadas, mantienen cierta inteligencia, de modo que enfrentarse a ellos directamente no será siempre la mejor idea. El juego de Bend Studios combina narrativa, acción, sigilo y supervivencia en una producción que tal vez no sea de la envergadura de God of War o The Last of Us Parte 2, pero que cuenta con los ingredientes necesarios para disfrutar de su mundo y de su propuesta jugable. Además, es uno de los únicos juegos que cuenta con una moto que actúa casi como un personaje más.

10. Detroit: Become Human

¿Qué ocurriría si la tecnología se rebelara? ¿Si los androides empezaran a sentirse humanos? ¿Si quisieran liberarse de las cadenas impuestas por sus amos? Esa es la premisa de Detroit: Become Human, la hasta ahora obra más reciente del estudio Quantic Dream. Los creadores de Heavy Rain y Beyond: Dos Almas diseñaron su título a imagen y semejanza de sus proyectos anteriores, al menos en lo que a jugabilidad se refiere. De nuevo, la acción del jugador se desarrolla a través de una historia plagada de decisiones, en la que el usuario deberá intervenir constantemente para tirar de los hilos narrativos en una u otra dirección. Los distintos personajes, que encarnan perspectivas diferentes de una misma realidad, avanzan inexorablemente hacia sus destinos, que en todos los casos puede ser la muerte. Una acción, por pequeña que sea, puede desencadenar consecuencias imprevisibles.

En el caso de este videojuego dirigido por David Cage, los más curiosos tienen la oportunidad de experimentar con todas las ramas argumentales gracias a un panel en forma de árbol que permite desbloquear y experimentar con todas las opciones plausibles. Detroit: Become Human es sin duda uno de los productos más redondos del estudio francés, que encara su futuro como desarrollador independiente, puesto que el acuerdo de exclusividad expiró y no ha sido renovado.

9. Uncharted: El Legado Perdido

La historia de Nathan Drake concluyó con Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón, lo que no quiere decir que la saga se haya cerrado por completo. Uncharted: El Legado Perdido nació como un DLC de la cuarta entrega, pero terminó convirtiéndose en una experiencia independiente. El estudio norteamericano confió en Shaun Escayg y Kurt Margenau para la dirección, mientras que Neil Druckmann pasó a trabajar en The Last of Us Parte 2, el proyecto más ambicioso de Naughty Dog hasta la fecha. Lo que demostró El Legado Perdido es que hay vida más allá de Nathan Drake —por no hablar de que se trata de la enésima prueba de que los títulos protagonizados por mujeres también venden bien, en contra del argumento que algunas compañías sostienen—, especialmente cuando los dos personajes principales brillan con un carisma tan fulgurante.

Chloe Frazier debutó en Uncharted 2: Entre Ladrones, pero ya conocía a Nate desde años atrás. Habían mantenido una relación sentimental y jugaba el papel de agente doble. Por otro lado, Nadine Ross, jefa del ejército mercenario de Shoreline, apareció por primera vez en el cuarto capítulo de la saga. ¿Su rol? El de una de las villanas de la aventura. Por circunstancias, los caminos de estos dos personajes se cruzan en El Legado Perdido, un título que sigue todas las directrices de los anteriores videojuegos de la saga: es espectacular, a tiempos adrenalínico, con fases de tiros y momentos de más pausa. Resolver pequeños puzles o simplemente deleitarse con los escenarios son algunos de los placeres que ofrece esta pequeña gran obra de Naughty Dog.

8. Marvel's Spider-Man

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Eso es precisamente el peso que Insomniac Games tuvo que cargar sobre sus hombros, la responsabilidad de ofrecer un producto que contentara a los fans del trepamuros y a los desconocedores de la obra del fallecido Stan Lee. Marvel's Spider-Man supuso el regreso de una saga que había permanecido en el aire desde que Activision perdió los derechos (y todos sus juegos desaparecieron de las tiendas digitales). Los creadores de Sunset Overdrive y Ratchet and Clank ofrecieron un mundo abierto bastante tradicional, pero que conseguía marcar la diferencia gracias a las mecánicas de desplazamiento de Spidey. Deslizarse entre edificio y edifico, combatir contra los malos y encarnar al propio Peter Parker son solo algunas de las características más destacables del videojuego.

Esa dualidad entre el héroe y la persona con sus dudas y miedos, permite observar los dos lados de un personaje y conocer más profundamente al ser humano que hay detrás de la máscara. Insomniac no quiso dejar de lado a Mary Jane Watson, que no aparece en esta producción como una damisela en apuros, sino como socia de Spider-Man. Insonmiac ha construido un nuevo universo que continuará explotando en próximos juegos. ¿La siguiente parada? Marvel's Spider-Man: Miles Morales, para PlayStation 5.

7. Shadow of the Colossus

De vez en cuando, el videojuego nos reserva algo inolvidable, una experiencia tan original y rompedora que es difícil de clasificar. Shadow of the Colossus es una de esas obras. Fumito Ueda, padre de ICO y de The Last Guardian, diseñó este videojuego tan especial para PlayStation 2. Muchos años después, Bluepoint Games, una desarrolladora especializada en remasterizar y remozar títulos antiguos, fue la encargada de trasladar todo el encanto de antaño a la consola actual. El resultado es palpable a nivel visual, pues es un producto a la altura de PlayStation 4 y sin los problemas de la versión original, a excepción de la cámara, que en algunas ocasiones no se sitúa en el lugar adecuado. Los poseedores de una PS4 Pro tienen la posibilidad de elegir entre dos opciones: dar prioridad a la resolución (4K) o al framerate (60 fps).

Wander está solo en el mundo. Una mujer yace muerta e inerte, por lo que nuestro protagonista tratará de revivirla a toda costa. Shadow of the Colossus se vale de la introspección, de la música, de lo que uno ve en pantalla para narrar una historia de fantasía preñada de humanidad y de sentimientos. Matar a cada uno de los colosos será una experiencia única, a la vez que traumática. Agro, el majestuoso caballo azabache, nos guía de lado a lado del escenario. Luchamos contra un coloso, descubrimos su debilidad, lo agarramos del vello y ascendemos hasta alcanzar su punto vulnerable. Una vez asesinado, vuelta a empezar.

6. Persona 5 Royal

Era un clamor. Los fans querían que Persona 5 Royal se tradujera al español, un objetivo que hasta entonces no se había podido cumplir. Pero los muros están para derribarse. Koch Media, distribuidora del juego en España, anunció oficialmente la localización del título, una versión mejorada del producto original. Como en todo RPG, las líneas de diálogo son muy abundantes, por lo que el inglés era una barrera de entrada para ciertos jugadores potenciales. Ahora, esos usuarios han podido acceder y disfrutar de la aventura como se merece. “¿Cómo mejorar lo inmejorable”, reflexionábamos en el análisis de MeriStation. En verdad, todo se puede pulir, Persona 5 no es una excepción. Nosotros lo calificamos como una obra maestra (10 de 10), de modo que su presencia entre los exclusivos más importante de PlayStation 4 no debe sorprender a nadie.

El RPG de Atlus y P. Studio refina, troca y modifica el contenido original, pero además añade muchas más historias, nuevas piezas musicales, personajes inéditos y mucho más. Como otros juegos de la saga, el título mezcla una vertiente social, casi de visual novel, con componentes más habituales del JRPG. Persona 5 Royal es un juego largo, larguísimo, un viaje de fantasía ambientado en Tokio, con localizaciones reales, pero con un universo de ficción entreverado.

5. Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón

Después de una trilogía exitosa en PlayStation 3, Naughty Dog se dispuso a dar el cierre a la historia de Nathan Drake, un personaje hasta cierto punto irreverente, que mezcla bromas con balas y que está dispuesto a todo para hacerse con los tesoros, incluso si eso supone la destrucción del patrimonio histórico. Los paralelismos con Indiana Jones son imposibles de evitar en ese punto, pero Uncharted es una de esas sagas que ha sabido defender su propia identidad. El Desenlace del Ladrón no fue un proyecto sencillo, pues por el camino se quedaron ideas y conceptos que no llegaron a cuajar. Como consecuencia de ello, Amy Hennig, directora creativa de los tres videojuegos anteriores, salió del estudio.

En Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón, el equipo liderado por Neil Druckmann intentó dotar a Nate de otras dimensiones, algo que en cierto modo ya se había iniciado en la tercera entrega. Tras muchas aventuras, había llegado el momento de sentar la cabeza. O al menos eso deseaba Elena, su mujer, la intrépida reportera que lo acompañó en varios de sus periplos. Así las cosas, el hombre buscó un empleo honrado y trabajó para formar una familia. Con todo, las cosas cambiaron cuando Samuel Drake, el hermano de Nate, le hizo una visita. De nuevo a la aventura, su vida idílica en peligro y la cabeza en la picota... o casi. Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón es todo lo de los juegos anteriores pero multiplicado. Introduce partes de mundo abierto y una historia más extensa. Por todo ello, se ha convertido en uno de los preferidos de la redacción de MeriStation.

4. The Last of Us Parte 2

Desarrollar una secuela nunca es fácil; diseñar una segunda entrega de un juego único es aún más complicado. The Last of Us nació en el ocaso de PlayStation 3, otro paralelismo con The Last of Us Parte 2, comercializado a pocos meses del cambio de generación. Si la primera entrega narraba el viaje de dos personajes hacia lo desconocido, hacia una posible cura del mal que asola al mundo, el nuevo capítulo recoge lo sembrado, las consecuencias de las decisiones tomadas durante ese trayecto. El eje temático de la narrativa de The Last of Us Parte 2 es el odio, un odio que devora sin contemplaciones a su protagonista. Ellie, carcomida por dentro, solo piensa en matar, matar y matar. “Voy a matar a todos ellos”, decía en el primer teaser tráiler a Joel. No bromeaba.

Naughty Dog ha perfilado un título inmenso en todos sus apartados: el audiovisual, el narrativo y el jugable. Es una aventura de supervivencia medida al milímetro y detallada hasta las últimas consecuencias. La secuela es desgarradora en todos los sentidos, pues el jugador observa el desgaste progresivo de unos protagonistas que pierden poco a poco su humanidad, pero que al mismo tiempo, no pueden ser más humanos. Porque no todo es blanco o negro, porque las circunstancias adversas cincelan las heridas del alma. Y algunas de ellas nunca cicatrizan. Su extensa duración, así como algunas decisiones narrativas, no han gustado a todos los jugadores, aunque eso no borra sus innegables puntos positivos. No en vano, esta producción dirigida por Neil Druckmann se ha colado entre los mejores exclusivos de PlayStation 4 para MeriStation.

3. Horizon Zero Dawn

Guerrilla Games era un estudio especializado en shooters en primera persona, aunque antes de Killzone trabajaron en proyectos de lo más dispares y en plataformas muy distintas, como Game Boy Color. Después de varias entregas, los holandeses publicaron Killzone: Shadow Fall como título de lanzamiento de PlayStation 4, pero tenían claro que su siguiente proyecto debía ser un producto original. Después de descartar Dark Silence, un videojuego que nunca pasó de la fase de prototipo, el estudio diseñó la obra con la que finalmente han triunfado, Horizon Zero Dawn. Su productora, Angie Smets, es de la opinión de que un mundo postapocalíptico no tiene por qué ser horrendo, puede ser bello. Y así es su mundo abierto, un lugar que ha vuelto al punto de partida, al de la naturaleza. La civilización humana ha caído, por lo que las plantas se han adueñado de los espacios que antes estaban dominados por los rascacielos o por la tecnología.

No solo el mundo ha regresado a una especie de período posterior, sino que los humanos supervivientes han hecho lo propio. Las sociedades que se representan en Horizon Zero Dawn son tribales, casi prehistóricas. Y no, los dinosaurios nunca convivieron con el homo sapiens, pero en este universo el hombre contemporáneo convive con enormes bestias, mitad máquinas, mitad orgánicas. Son monstruos peligrosos que no dudan en atacar y matar a cualquiera que se acerque, por lo que la protagonista del videojuego deberá tener mucho cuidado cuando transite por el mundo. Aloy, que vivió como marginada en su tribu, resurgirá de sus cenizas para iniciar un viaje lleno de desafíos y de peligros. El camino de la heroína no concluye aquí: en 2021 protagonizará Horizon: Forbidden West, la secuela del videojuego en PlayStation 5.

2. Bloodborne

Hidetaka Miyazaki se ha convertido por méritos propios en uno de los desarrolladores más influyentes de la industria del videojuego. La fórmula de Dark Souls ha sido tomada por otros muchos estudios para construir sus propios títulos. From Software ha continuado experimentado con estas mecánicas. Como resultado de ello, nacieron propuestas como Sekiro: Shadows Die Twice o Bloodborne. Aunque se ha pedido por activa y por pasiva una secuela, de momento no hay nada anunciado.

Yharman es una ciudad lúgubre coronada por impresionantes piezas de arquitectura gótica. Sus muros albergan una de las sustancias más codiciadas: la sangre. Los doctores han descubierto un método infalible para curar enfermedades, utilizar este fluido corporal, por lo que muchas personas peregrinan con la esperanza de la sanación en su mente. Pero no toda la sangre es igual. Por eso, el protagonista de esta historia viaja a Yharman con el objetivo de conseguir la Sangre Pálida, algo que no le resultará sencillo, pues ya no hay rastro de humanidad en la urbe. Todo el mundo se ha transformado en monstruo, con lo que la muerte acecha a cada paso. Avanzar no será sencillo. Morir, un trámite que se repetirá una y otra vez. Vencer, tal vez tras muchos intentos.

Bloodborne es uno de los videojuegos más brillantes ya no de PlayStation 4, sino de toda la generación de consolas. El equipo de Miyazaki ha sido capaz de ensamblar una jugabilidad exquisita, bien medida, con unos jefes finales difíciles y satisfactorios, un imprescindible.

1. God of War

Más de una década después de que Sony Santa Mónica lanzara el primer God of War, la saga ya se encontraba en un punto de no retorno. Su fórmula de hack and slash, fresca en su momento, agotó sus último cartuchos con God of War: Ascension, un juego que salió en el atardecer de PlayStation 3 y que demostró que el futuro de Kratos tenía que ser diferente. Después de todo, ya habían comercializado seis videojuegos en varias plataformas (PlayStation 2, PlayStation 3 y PSP). Tras las remasterizaciones de God of War 3 y God of War: Ascension en la consola actual, el estudio norteamericano decidió crear algo diferente, pero sin perder la esencia que la saga había rezumado desde sus inicios. Cory Barlog, director creativo de la segunda entrega, abandonó Sony para buscar nuevas aventuras profesionales en Crystal Dynamics. El creativo participó en el reinicio de Tomb Raider, pero como no le dejaron hacer realidad su sueño (crear un juego en plano secuencia), buscó una salida, que fue su camino de regreso a Sony Santa Monica.

En la línea de otros exclusivos de Sony, el estudio dotó al protagonista de una nueva dimensión, un toque humano, por así decirlo (aunque Kratos sea de naturaleza divina, el comportamiento de los dioses griegos siempre fue muy humano). Esta saga es la que encajó finalmente con la idea del plano secuencia, que pudo desarrollarse con éxito en combinación con otros cambios profundos en su jugabilidad. Santa Mónica descartó el sistema de cámara fija y adoptó la cámara al hombro, más acorde con un juego que abraza el género de la aventura y de la acción. La exploración de un mundo abierto, los combates contundentes, algo más pesados, y la relación entre Kratos y su hijo Atreus, hacen de God of War toda una reinterpretación de la fórmula original. No es una ruptura completa, pues los enemigos gigantescos, las batallas contra criaturas mitológicas y otros aspectos añejos siguen vivos en esta nueva entrega.

God of War trata muy bien la relación paterno filial entre Kratos y Atreus. Un personaje brutal como el espartano enseña a su retoño con mano de hierro, pero a su vez, lo protege de su pasado y de su propia naturaleza. Esto, naturalmente, termina produciendo fricciones, pero la psicología de ambos personajes se desarrolla con mucha riqueza a lo largo de toda la aventura. Por todo esto, God of War se alza en el Olimpo de los exclusivos de PlayStation 4. Así lo han decidido los redactores y los colaboradores de MeriStation.

God of War

God of War es el renacimiento de la famosa franquicia de aventura y acción de Sony Santa Monica que continúa con las aventuras del legendario espartano Kratos y las consecuencias de sus actos. Como ya sucedió con la tercera entrega numerada, se trata de un videojuego exclusivo de PlayStation 4. Esta entrega, popularmente conocida como God of War 4, transcurrirá tras los acontecimientos ocurridos en God of War 3, pero en esta ocasión se ha optado por reemplazar las leyendas de la mitológia griega como marco argumental, en favor de la mitología nórdica, además de incluir un nuevo personaje: El hijo de Kratos. El juego se presentó de manera oficial durante la conferencia de Sony en el E3 de 2016 y por lo que se pudo ver, el gameplay también ha sufrido un importante cambio respecto a los títulos anteriores de la franquicia mostrando mecánicas de juego y planos de cámara que nunca antes habían sido empleados, entre otras novedades. Durante esta nueva aventura, los dragones, gigantes, dioses y todo tipo de criaturas fantásticas volverán a interponerse y complicar el camino del jugador.

God of War