The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of The Wild, guía completa - 9. Ganon

Te acompañamos en la nueva aventura de Link que debuta en la nueva consola Nintendo Switch y en Wii U.

THE LEGEND OF ZELDA: BREATH OF THE WILD - 9. GANON

Cuanto menos resulta curioso que podamos acabar esta misión desde el comienzo del juego, que tengamos la posibilidad de dirigirnos directamente hasta la conclusión de esta magnífica y gigantesca aventura sin haber pasado por todas las dificultades y peligros que hay en medio.

Primero, se antoja una empresa harto complicada, porque Ganon es un enemigo poderoso que nos pondrá contra las cuerdas más de una vez.

Segundo, porque nos perderemos las partes más hermosas y emocionantes de esta aventura.

En todo caso, tened en cuenta que os vamos a explicar a grandes pinceladas que hacer en el Castillo de Hyrule y cómo encarar a nuestra némesis, pero todo ello se hará una vez recorrido el juego al completo, por lo que parte de estas estrategias incluyen poderes y habilidades que hemos obtenido completando el juego paso a paso. También es importante advertir que a partir de la puerta del patio del Castillo, todo se considerará SPOILER, así que no leas si no quieres reventar nada del final.

EL PATIO DEL CASTILLO

El patio o plaza del Castillo ocupa toda la mitad superior de la región conocida como "Hyrule Central". Es importante dejar claro que es una zona plagada de todo tipo de guardianes, por lo que es extremadamente peligrosa.

En el mapa podremos distinguir claramente dónde está el área central. Para acceder a ella, podremos ir saltando por las distintas ruinas y peñascos y dejándonos caer. De esta forma, podremos sortear las distintas manchas de corrupción y localizar al Ojo Oscuro que las controlan.

Tras avanzar un poco más, llegaremos a la imponente Puerta del Castillo, que se marcará en nuestro mapa como lugar importante y es una mazmorra más, al fin y al cabo, sólo que a cielo abierto.

Una vez lleguemos al portón, tendremos que cuidarnos del drone centinela que nos disparará si somos detectados. Ahora sólo queda escalarlo o pasarlo colgándonos por el lateral del puente para llegar a nuestro objetivo...

EL CASTILLO DE HYRULE

Esta es la última de las mazmorras del juego, y curiosamente, no es de las más complejas. Lo cierto es que es una mazmorra bastante peculiar, ya que nuestro objetivo es llegar a la sala del trono. No importa si subimos por la escalinata sacando pecho y destrozando a los guardianes que salgan a nuestro paso, si lo hacemos de forma sibilina, trepando y escondiéndonos o si buscamos una ruta intermedia... lo importante es llegar a la cima.

En nuestro caso, hemos optado por la ruta del oeste. Nada más llegar al puente que cruza el foso del castillo, planeamos hacia la izquierda, hacia una pequeña galería de mina que hay cerca del foso del castillo. Una vez dentro, localizamos una vagoneta. Tan sólo habrá que montarse en ella y usar el poder de la parálisis para hacerle coger impulso hasta llegar al final de la vía.

La vagoneta nos dejará en el área de los calabozos. Para avanzar, tendremos que colocar bombas en los muros que estén agrietados y acabar con los Ojos de Oscuridad o enemigos que tengamos a tiro con el arco, lo que abrirá las rejas que nos permitirán acceder al pasillo. Activamos las palancas para ir liberando a los enemigos y acabando con ellos, y mantendremos un ojo abierto, ya que hay un utilísimo mandoble de la guardia real en una de las celdas. Tras tanto rato bajo tierra, salimos de nuevo al exterior para tomar el aire.

En esta zona, hemos usado la Furia de Revali para impulsarnos y acortar en gran medida el camino. Si no os habéis desviado mucho, deberíamos llegar a los Aposentos de la Princesa Zelda, donde nos espera un arco bastante potente sobre la chimenea, y el recuerdo número 12 en la pasarela que va desde esta habitación al laboratorio de Zelda.

Una vez revisada esta zona, planeamos hasta el último tramo de la escalinata principal, donde accederemos a la entrada de la Sala del Trono. Este es un buen momento para reponer nuestra vida, secarnos el sudor o las lágrimas y esperar a que los poderes de los elegidos se recarguen al máximo. También puede ser una muy buena idea guardar. Ahora sólo queda hacer acopio de valor, apretar los puños... y entrar a nuestro último y más grande desafío.

GANON, EL CATACLISMO

Tras la impactante entrada de Ganon, caeremos a una sala donde dará lugar la lucha final. Si hemos liberado a las 4 bestias sagradas, deberíamos ver una secuencia en la que Mipha, Urbosa, Kivali y Garuk dan el todo por el todo y le asestan un mortífero golpe a Ganon... tan mortífero, que comenzará la batalla con su vida casi a la mitad.

Como el resto de grandes jefes del juego, Ganon consta de 2 fases, aunque la particularidad es que en este caso, la primera casi nos la han dejado hecha.

Durante lo que nos queda de primera fase, Ganon nos embestirá y usará su hacha ancestral para crear fuego. Cuando esto ocurra, podemos saltar y sacar la Paravela, lo que nos dará tiempo a ponernos sobre él, desenfundar la Espada Maestra (o nuestra mejor arma) y golpearle. Caerá al suelo unos segundos, y podremos darle a placer. En otros momentos, su estrategia será trepar por la pared y dispararnos bolas de energía o bloques de hielo. Para los bloques, bastará con activar el poder de hielo de nuestra Piedra Sheikah y apuntarles para destruirlos. Para las bolas, tendremos que estar ágiles y saltar o correr para evitarlas... luego bastará con dispararle en el abdomen o la cara hasta que caiga, logrando un nuevo desequilibrio.

En la segunda fase, sus movimientos serán similares, salvo por que ya no usará bloques de hielo, pero si un enorme cañón similar al de los centinelas que nos hará la vida imposible. Además, estará rodeado de un aura que le hará inmune a nuestros ataques. Es por esto que siempre que esté subido a la pared, haríamos bien en correr y tratar de evitar sus ataques, ya que será a todas luces invulnerable.

El único modo que tendremos de burlar esta peligrosa aura es realizar un contraataque en el momento que, estando en tierra, alce todas sus patas para atacarnos, lo que romperá su guardia y nos permitirá atacarle.

Otra opción, mucho más rápida y sencilla, es hacer uso de los poderes de Garuk y Urbosa.

Bastará con esperar a que (estando en tierra) vaya a atacarnos para cargar un ataque giratorio, lo que servirá para usar una carga de la Ira de Urbosa, que freirá su aura protectora y le dejará indefenso ante nuestros ataques.

Si queremos usar el Escudo de Daruk, bastará con "aguantar" el ataque para que se gaste una de las cargas, lo que creará un contraataque automático y le dejará de nuevo indefenso.

Cuando nos quedemos sin cargas, tocará esquivar y correr hasta tener de nuevo los poderes activos, momento en el que daremos buena cuenta de él.

GANON, BESTIA DE LAS TINIEBLAS

Como viene siendo tradición en la saga Zelda, acabar con Ganon es sólo el comienzo de una batalla aún más intensa.

En este caso, la princesa nos hará entrega de su arma más poderosa, el Arco y Flechas de Luz. Ahora sólo nos resta montarnos en nuestro caballo, seleccionar nuestra nueva arma y esperar a que Zelda nos de la señal. En ese momento, tendremos que buscar las grandes marcas doradas que aparecerán sobre el cuerpo de Ganon y disparar. Es importante tener en cuenta que el Arco de Luz tiene mucho más alcance que un arco normal, y que las flechas seguirán una trayectoria siempre recta sin importar la distancia a la que se disparen, a diferencia de los arcos comunes.

Cuando casi toda su energía se haya agotado, Zelda nos advertirá de que está al límite de sus fuerzas y que debemos dar a Ganon el golpe de gracia.

Para ello, nos bajaremos de nuestro caballo y debemos esperar a que lance su aliento de fuego. Cuando esto ocurra, debemos evitarlo y girar rápidamente sobre nuestros pasos, ya que generará una corriente de aire que nos permitirá elevarnos con la Paravela. Cuando estemos en las alturas, basta con sacar el arco, localizar el punto central y... ¡disparar!

Con esta última flecha certera, habremos salvado Hyrule de la catástrofe una vez más. Ya sólo nos queda disfrutar de las merecidas escenas finales.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...