The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of The Wild, guía completa - 4. Visitando a los Zora: La Tribu del agua

Te acompañamos en la nueva aventura de Link que debuta en la nueva consola Nintendo Switch y en Wii U.

THE LEGEND OF ZELDA: BREATH OF THE WILD - 4. VISITANDO A LOS ZORA: LA TRIBU DEL AGUA

Si nos movemos al norte de la aldea Kakariko, llegaremos al Pantano de Lanayru. Una vez dentro, convendría acercarnos a la torre para obtener el mapa de la región, así como visitar los santuarios de la zona. Seguramente durante nuestro camino nos encontraremos con varios Zora que nos piden que vayamos a visitar al príncipe.

Unas vez estemos en la torre, bastará ir un poco al norte para localizarlo bajo unas extrañas torres metálicas que brillan con luz azul. Cuando nos encontramos con el Príncipe Sidon, nos pedirá que vayamos a ayudar a su gente, que sufre dificultades por culpa de Rutia, la bestia divina del agua. Para llegar a la región de los Zora, deberemos seguir el camino marcado por los farolillos.

Por el camino nos encontraremos un campamento de lizalfos armados con flechas electricas, por lo que el elixir de resistencia que el príncipe nos ha dado nos vendrá de maravilla. También nos encontraremos con muchos keese de rayo, pero con suerte podremos abatirlos a flechazos.

Durante el largo y enrevesado camino, también encontraremos 3 losas que nos relatarán parte de la historia Zora. La últimas nos dará da pistas para encontrar una capucha especial.

Una vez lleguemos al Reino Zora, podremos dar una vuelta, re-aprovisionarnos y visitar un Santuario para luego además volver más rápido. Cuando nos encaminamos a la sala del trono, podremos hablar con el Rey Dorphan, que nos pondrá al corriente de la situación y nos contará el plan para detener a Vah Ruta, además de regalarnos una armadura zora con la que podremos remontar cascadas.

Luego tendremos que ir a hablar con el consejero para que nos ayude, y al ver la estatua de Mipha, Link recordará algo. Muzun nos informará de que hay un centaleón que tiene un gran cargamento de flechas electricas en el Cabo del Valiente, y que necesitaremos al menos 20 flechas para abatir a la bestia divina.

Para llegar al Monte Trueno debemos tomar el camino de la izquierda y girar a la izquierda en el cruce de caminos señalizado hasta llegar a una cascada. A continuación, y con la armadura Zora equipada, debemos remontar la cascada nadando en tres ocasiones. Una vez en la cima del monte, debemos recoger todas las flechas que podamos sin que el centaleon nos vea, ya que a estas alturas del juego, es un enemigo prácticamente invencible que nos derrotará de un golpe. Puede ser recomendable utilizar un elixir de sigilo o la armadura sheikah para evitarle con mayores garantías.

Si bajamos desde el Cabo del Valor, podremos bajar directos a la presa, donde nos enfrentaremos a Vah Ruto.

JEFE: VAHN RUTO

Esta batalla la realizaremos agarrados a lomos del Príncipe Sidon. Esta batalla consta de dos partes: en la primera, debemos activar el poder del témpano para romper los bloques de hielo o minas que Ruta nos lance. Es importante tener en cuenta que debemos destruir los todos para pasar a la siguiente parte, y que con cada golpe que le propinemos, el número de bloques crecerá.

En la segunda parte, cuando hayamos estúpido todos los bloques de hielo, Sidon se acercará a uno de los chorros de agua que tendremos que remontar para dejarnos caer con la Paravela. Durante la caída, aprovecharemos para sacar el arco y disparar una flecha eléctrica a cada uno de los generadores que Ruta tiene sobre sus patas. Con los 4 generadores inutilizados, caerá ante nosotros.

INTERIOR DE VAHN RUTA

Siguiendo las indicaciones de la voz de Mipha, intentaremos desbloquear el mapa del interior de la bestia. Siempre que veamos pegotes de oscuridad, debemos buscar un ojo que podremos destruir con armas o flechas. Para llegar al mapa, debemos destruir uno en la entrada y otro que bloquea la puerta del terminal, la cual subiremos con un tempano. Una vez descargamos la información, nos enteramos de que debemos visitar todos los puntos de control y reactivarlos para recuperar el control de la bestia.

Para activar el primer mecanismo, bastará con que movamos la manivela con el poder magnético para sacar el terminal de las aguas.

Para activar el segundo tendremos que taponar la salida de agua con un bloque de hielo cuando el terminal que está dentro de la rueda este justo abajo del todo.

Para activar el tercer terminal tenemos que mover la trompa de Ruta hacia arriba, de forma que el agua caiga sobre los engranajes y los haga moverse. Una vez la bola haya bajado a su posición y la puerta de entrada esté cerca de nosotros, procederemos a congelar la bola y entrar todos los rápido posible para activar el terminal.

Para activar el cuarto terminal, debemos acceder a la parte alta de la bestia, usando el engranaje de la prueba anterior como ascensor. Una vez arriba, podemos activar un interruptor que hará caer un chorro de agua que podremos remontar con la armaduras zora para subir más rápidamente. Una vez estemos en el exterior, debemos bajar la trompa completamente y llegar hasta la punta. Una vez allí, iremos levantando dicha trompa poco a poco hasta que podamos acceder al terminal.

Para alcanzar el quinto y último terminal, debemos levantar la trompa de Ruta completamente y dejarnos caer con la Paravela, pudiendo alcanzar así los pasillos superiores, donde veremos una manivela que debemos manipular de manera parecida al primer terminal, apagando así el anillo de llamas que lo rodea.

Por último, debemos activar el terminal central, pero nos lo impedirá una nueva amenaza.

IRA DEL AGUA DE GANON

Antes este peligroso enemigo, lo mejor será preparar algún plato que nos permita tener corazones y potencia de ataque extra.

Es necesario tener una gran cantidad de flechas e intentaremos darle con nuestra arco siempre en el ojo central, evitando sus ataques. Si logramos darle en el centro, lo dejaremos paralizado unos instantes, momento que aprovecharemos para darle todo lo fuerte que podamos.

Cuando la mitad de su vida haya sido agotada, usará su poder para elevar unas zonas y llenar el resto de agua. Debemos seguir con el mismo patrón de ataque, pero en este caso procuraremos dispararle con el arco todos los rápido posible para agotar su energía.

Como premio recibiremos un contenedor de corazón y un nuevo poder llamado la Plegaria de Mipha.

De vuelta al Reino Zora, todos nos felicitarán y recibiremos el Tridente de Escamas de la Princesa Mipha como recompensa final.