The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of The Wild, guía completa - 5. Visitando a los Goron: La Tribu del fuego

Te acompañamos en la nueva aventura de Link que debuta en la nueva consola Nintendo Switch y en Wii U.

THE LEGEND OF ZELDA: BREATH OF THE WILD - 5. VISITANDO A LOS GORON: LA TRIBU DEL FUEGO

Para entrar en el territorio de los goron, lo mejor será teletransportarnos a la Torre de Lanayru y desde allí localizar la siguiente torre más cercana, acercándonos todo lo posible con la Paravela. Siguiendo la carretera hacia el lejano norte, encontraremos la Posta de la Montaña, muy cerca de un Santuario y de la Entrada a la Montaña, una zona de lagos termales en donde se encuentra nuestro objetivo: la Torre de Eldin. Antes de continuar, conviene que nos reaprovisionemos en la Posta y consigamos al menos tres o cuatro elixires ignífugos para continuar con posibilidades de supervivencia. Una vez escalamos y activamos la torre, continuamos nuestro camino hacia el norte por la carretera bordeada de antorchas hasta la Mina Meridional, dónde podemos parar a descansar y conseguir una misión secundaria extra que nos vendrá muy bien para conseguir equipo ignífugo.

Y ya por último, solo queda por aguantar un poco más el camino hacia el norte hasta llegar a la Ciudad Goron, donde podremos conseguir equipo ignífugo si es que no lo hemos conseguido ya. Unavez allí, debemos visitar a Gorobu, el cacique Goron que nos pondrá al tanto de los problemas con Vah Rudania.

Gorobu estará encantado de ayudarnos, pero tiene un fuerte dolor de espalda, y su ayudante Yunobo ha desaparecido en la Mina Septentrional cuando había ido a por su medicina.

Si continuamos más hacia el norte, llegaremos a la Mina Septentrional, que es un conjunto de peñascos rodeados de lava. La forma que tendremos que avanzar es localizando los cañones y metiendo dentro de ellos una bomba redonda. Con la bomba dentro, detonaremos y el cañón lanzará una bola de fuego. Con esta mecánica, podremos destruir la mayoría de campamentos de lizalfos de fuego y llegar hasta el almacén donde está atrapado Yunobo.

Para abrir la entrada tendremos que planear hasta un peñasco cercano con un cañon y calcular su movimiento para disparar justo cuando esté alineado con el derrumbamiento de rocas que tapona la puerta.

Al volver, el jefe nos hablará de la antiguo elegido Goron y al ver su estatua, recordaremos parte del pasado.

Ahora debemos ir a buscar a Yunobo, que había ido a prepararse para el plan al Puente de Eldin. Para llegar hasta allí debemos dar un rodeo a la montaña y pasar por encima del puente que sobrevuela la ciudad Goron. Una vez lleguemos a nuestro destino, veremos que el joven goron está siendo atacado por dos moblins negros. Una vez le salvemos, le informaremos de que el jefe sigue enfermo y no puede llevar a cabo el plan, pero nosotros lo haremos en su lugar. Basta con apuntar el cañón al puente para que baje.

JEFE: VAH RUDANIA

Nada más comenzar, Rudania lanzará una especie de drones que nos detectara al alcanzarnos con su luz.

Para sortear el primero, debemos meternos debajo del pico con lo que estaremos a salvo de la luz, y después llamaremos a Yunobo cuando el dron vuelva hacia nosotros para que llegue a nuestra posición.

El segundo dron está fijo pero si escalamos la montaña hasta su altura, veremos unos peñascos que podemos tirarle encima para destruirlo.

Para los siguientes 3, la lógica nos dicta que deberíamos derribarlos a cañonazos, pero al final es un proceso muy impreciso y tedioso. En este caso, preparemos a la colina cercana a ellos y con ayuda del poder magnético moveremos las cajas para destruirlos.

El siguiente par tendremos que derribarlos a cañonazos, pero están más quietos, por lo que es más sencillo.

A continuación encontraremos a otros tres drones patrullando entre corrientes de aire. Debemos usar estas corrientes para elevarnos a la parte alta de la montaña, donde encontraremos más cajas metálicas que podremos usar para destruirlos.

Por último, tras matar a otros dos moblin negros, tendremos libre el cañón para darle el golpe de gracia a Rudania y poder acceder a su interior tras unos cuantos cañonazos a través de toda la montaña.

INTERIOR DE VAH RUDANIA

Nada más entrar, podremos notar que la sala está totalmente sumida en la oscuridad, lo que nos obligará a buscar constantemente antorchas o armas de madera que podamos usar. En la primera sala, pasaremos el fuego de las antorchas de la entrada a la siguiente puerta, haciendo así se abra. Por supuesto, deberemos ir destruyendo todos los ojos de oscuridad que nos encontremos. Lo siguiente que tendremos que buscar es la puerta del terminal del mapa y encender también su antorcha correspondiente.

Una vez tengamos el mapa y vuelva la luz, acabaremos con todos los ojos y oscuridad que nos queden sin destruir.

Para acceder al primer terminal debemos abrir la gran puerta de metal. Basta con sacar el arco, acercarse a una de las antorchas y cuando la flecha comience a arder, la dispararemos a la hiedras para que el travesaño se queme. Luego abriremos la puerta con ayuda del poder magnético.

El segundo terminal probablemente es el más sencillo de activar. Basta con que nos situemos en medio de la sala con el terminal desactivado a la vista, e inclinemos a Rudania. Justo antes de que vayamos a perder el equilibrio a causa del giro, deberíamos saltar y planear hasta el terminal, que ya podrá ser activado.

Para activar el tercer terminal, debemos sacar el arco y encender una de las flechas con el fuego azulado de las antorchas de la entrada. Podremos ver una puerta con un hueco en forma de ojo a través del cual dispararemos la flecha para encender la antorcha y así pasar. Giramos a la bestia y accederemos a una zona bloqueada con tablas y hiedra seca que podremos quemar con una antorcha o flechas de fuego. Volvemos a mover a la bestia y el cubo metálico caerá al no tener ningún tipo de sujeción. Ahora basta con que lo movamos con el poder magnético hacia los chorros de fuego que nos impiden el paso, y giramos una vez más a Rudanta para poder pasar. Por último, enderezamos a la bestia de nuevo, y activamos el terminal.

La activación del cuarto terminal parece más complicada de lo que es. En primer lugar, con Rudania de pie, encendemos una antorcha con el fuego azul y giramos a la bestia. Ahora deberíamos ascender por la rampa, que en realidad es un tobogán enrejado. Una vez en el exterior, volvemos a girar a la bestia, y deberemos encender la antorcha que tenemos enfrente en el exterior. Ahora debemos hacer el camino a la inversa haciendo que Rudania gire cuando sea necesario para hacer descender la bola. Cuando la esfera llegue el final, basta con usar el poder magnético para levantar el tope y la bola caerá en el interruptor, lo que abrirá la puerta del terminal.

Para llegar al quinto terminal, giraremos a Rudania. Subimos por la rampa, y cuando estemos en el exterior volvemos a colocarla de pie. Ahora deberíamos trepar hasta la cresta y volver a girar. Cuando estamos aproximadamente en la "espina" mas alta de Rudania (en este momento debería estar en horizontal) debemos avanzar hasta que veamos un pegote de oscuridad con boca. En la parte de abajo de esa misma zona está el ojo que la controla. Es difícil de ver, pero podemos golpearle sin mayores problemas con el arco, lo que limpiará la oscuridad y dejará libre el terminal.

Por último, nos dirigimos al Terminal Central, que está en el lomo de Rudanta, y nos prepararemos para el último reto antes de retomar el control de la Bestia Divina.

IRA DEL FUEGO DE GANON

Comenzaremos el combate disparándole en el ojo todo los cerca posible, con lo que lo conseguiremos aturdir y podremos darle una buena cantidad de golpes. Una vez agotemos la mitad de su vida, el monstruo imbuirá su hoja de fuego y hará un peligroso ataque en el que primero acumula fuego y después lo libera en forma de una terrorífica bola ardiente. Para vencerle, basta con lanzar una bomba cuando esté absorbiendo llamas y detonarla, con lo que le propinar hemos un golpe desestabilizante que le tirará al suelo, momento ideal para golpearle con todas nuestras fuerzas. Si no conseguimos acabar con él tras este ataque, volverá a su rutina inicial, con lo que tras pocos ciclos, caerá con facilidad.

Tras vencerle, obtendremos un nuevo corazón y liberaremos el espíritu de Daruk, que nos dará el poder de su escudo de energía.

Por último, volveremos a Ciudad Goron para contarle al Jefe Gorobu nuestra hazaña. Nos recompensará con Machacarrocas, el arma que Daruk usó en el pasado.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...