The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild

The Legend of Zelda: Breath of The Wild, guía completa - 2. Más allá de la Meseta

Te acompañamos en la nueva aventura de Link que debuta en la nueva consola Nintendo Switch y en Wii U.

THE LEGEND OF ZELDA: BREATH OF THE WILD - 2. MÁS ALLÁ DE LA MESETA

Al bajar de la Torre, el anciano llegará para preguntarnos que ha ocurrido utilizando un curioso artefacto llamado Paravela. Cuando le decimos que tenemos pensado ir al castillo, nos contará que necesitamos una para poder bajar de la meseta que está aislada del resto de los territorios, pero para que nos la de, primero tenemos que localizar cierto tesoro para él en un extraño lugar que ha aparecido recientemente.

Una vez en el Santuario de Maonu, usamos la tableta para abrir la entrada. Una vez dentro, deberemos pasar la prueba del poder magnético.

Santuario de Maonu

Tras activar un nuevo pedestal, se añadirá el módulo de poder magnético a nuestra tableta. Nuestra primera misión es retirar las losas metálicas que cubren el pasadizo por el que sortearemos la puerta, y después debemos mover el bloque metálico que encontraremos para derribar el muro que tenemos delante. No saldrá al paso un pequeño guardián al que podremos abatir sin mayor problema. Una vez pasemos a la zona central del lago, debemos mover de nuevo la losa para que haga de puente, y abrir la puerta. También podremos bajar un cofre con ayuda del poder magnético.

Una vez traspasadas las puertas, encontraremos a Maonu, el guardián del santuario que nos entregara un Símbolo de Valía como premio por haber superado la prueba.

Una vez salgamos, el anciano nos mira que localicemos otros tres santuarios más en la meseta y nos enseñará los fundamentos del teletransporte. Si seguimos su consejo y volvemos a la torre, también nos enseñará a marcar lugares interesantes en el mapa... en este caso los otros tres santuarios que debemos visitar.

Santuario de Asiph

Lo encontraremos en la zona este en una zona protegida por Guardianes que haremos bien de evitar, ya que son demasiado fuertes aún para nosotros.

Usando la tableta conseguiremos el módulo del Poder Destructor, que nos permitirá crear bombas esféricas y cúbicas.

Nuestra primera tarea será una bomba con el botón L, lanzarla o dejarla cerca detornarla con otra pulsación de L para destruir el muro. CUIDADO: Las bombas nos pueden dañar.

En la siguiente sala hay dos muros destruibles es que nos bloquean el paso, uno de los cuales esconde un cofre con una espada de viajero. Tras subir por la escala, llegamos a un pequeño pasillo en el que debemos lanzar una bomba a la plataforma que se mueve y detonarla en el momento justo para que rompa el muro y limpiar el paso.

En la siguiente sala nos encontraremos dos pistones que permiten lanzar objetos a gran distancia. En la parte derecha basta con que coloquemos una bomba redonda en el pequeño embudo para que el pistón le envié suficientemente lejos como para poder detonar el muro. En la parte izquierda, podemos colocarnos nosotros mismos para que el pistón nos lance suficientemente lejos como para llegar al cofre donde encontraremos un Ámbar.

Una decir llegamos al final, Asiph nos dará el segundo Símbolo de Valía.

Santuario de Gaddai

Este santuario se encuentra situado al sur sobre una escarpada colina que deberemos escalar.

Tras conseguir el poder de paralizar el tiempo, nuestra primera labor será hacer blanco en la enorme rueda dentada y paralizarla el tiempo justo para que la placa que está unida a dicha rueda pueda usarse como puente.

El siguiente peligro es una enorme bola que baja por el puente que tenemos que cruzar. Bastará con paralizar la justo antes de que vaya a caer por el barranco para que no se tiempo suficiente a salir corriendo y atravesar la zona sin peligro.

Por último, podremos atravesar la última zona si paralizamos la bola y la golpeamos repetidamente con el mazo que encontraremos en las cercanías, acumulando así energía cinética suficiente como para lanzarla contra las paredes y que caiga al abismo.

Por último, solo nos queda recoger el tercer Símbolo de Valía.

Santuario de Soukeh

Para llegar a este santuario deberemos dirigirnos al oeste y subir a pie una escarpada montaña nevada. Una vez dentro, obtendremos el módulo del Poder Gélido.

Lo primero que debemos hacer es crear un bloque sobre el agua que nos sirva de peldaño para llegar al siguiente pasillo.

Para traspasar la verja cerrada que encontraremos, basta con crear un bloque justo debajo de ella que ejercerá cómo tope.

En la siguiente sala podremos llegar a un cofre con una lanza de viajero si creamos un bloque debajo de nuestros pies para alzarnos.

Por último, para superar el último puzzle bastará con crear un bloque en la parte izquierda de la pasarela, lo que creará una rampa que nos permitirá acceder al final, dónde nos espera Soukeh con el último Emblema.

Al salir del santuario el Anciano aparecerá quitándonos en la confluencia de los cuatro santuarios para hacernos una revelación. Este lugar es, evidentemente, el Templo del Tiempo.

Tras rezar en la estatua de la diosa, podremos intercambiar los 4 emblemas por una mejora de resistencia o un contenedor adicional de corazones.

Al subir al campanario del Templo del Tiempo, el anciano nos pondrá al corriente de todo lo que sucedió 100 años atrás nos dará indicaciones de hacia donde encaminarnos usando nuestra nueva Paravela.