Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

El Athletic suspende a los dos socios que lanzaron objetos a Casillas

Primera | Athletic

El Athletic suspende a los dos socios que lanzaron objetos a Casillas

El Athletic suspende a los dos socios que lanzaron objetos a Casillas

Juan Flor

El Athletic Club ha decidido suspender temporalmente a los dos socios que lanzaron objetos contra el guardameta Iker Casillas durante la celebración del partido ante el Real Madrid del pasado 8 de diciembre de 2007 en San Mamés, anunció hoy la entidad rojiblanca.

De esta manera, la Comisión de Disciplina del Athletic ha resuelto los dos expedientes disciplinarios que abrió a estos dos socios, a los que suspende de su condición por períodos de uno y tres años.

De momento, dicha Comisión no ha fallado sobre el expediente disciplinario abierto a otro socio por ser el presunto responsable del lanzamiento de objetos al campo durante la celebración del partido Athletic Club-Real Murcia del 23 de diciembre de 2007.

Firmeza ante los malos comportamientos

A tenor de estos hechos, el club rojiblanco ha mostrado su "preocupación por los reiterados comportamientos de algunos socios", quienes "arrojando objetos al campo, perjudican seriamente los intereses económicos y deportivos de la entidad, además de resultar reprobables desde todo punto de vista".

Por ello, la Comisión de Disciplina del Athletic mantiene una "firme decisión de continuar aplicando los Estatutos del club en todas y cada una de las ocasiones en que los socios infrinjan sus obligaciones, aunque ello conlleve la pérdida temporal o definitiva de la condición de socio".

"El Athletic es un club que debe exigir a sus socios y socias un comportamiento correcto y el cumplimiento escrupuloso de las obligaciones que todos tenemos, especialmente las relativas al comportamiento y actitud que se debe mantener con los deportistas de otros clubes que nos visitan", señala.

Además, recuerda que el Athletic es "una institución centenaria que se ha caracterizado a lo largo de más de un siglo por la ejemplaridad de sus jugadores, socios y directivos". Y, por todo ello, considera "imprescindible que se erradiquen ciertos comportamientos que suponen un riesgo para la integridad física de los competidores, así como para los intereses económicos y deportivos del Athletic Club".