Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

El técnico inglés Roy Hodgson, destituido

Serie A | Udinese

El técnico inglés Roy Hodgson, destituido

Dos triunfos consecutivos en Liga y el pase a los cuartos de la Copa, insuficientes según la directiva.

Dos triunfos consecutivos en Liga, que han llevado al Udinese a la novena plaza, y el pase a los cuartos de final de la Copa de Italia, tras eliminar en octavos al Inter de Milán, no han servido al técnico inglés Roy Hodgson para mantener su cargo como entrenador del equipo friuliano.

Una destitución, aunque en el comunicado oficial del club se habla de "acuerdo consensual" entre las partes, que pone fin a la nueva aventura italiana de un Hodgson, que ya entrenó al Inter de Milán en dos ocasiones (1995-96 y cuatro encuentros en la 1998-99).

Hodgson, de 54 años y todo un clásico "caballero inglés", con una importante carrera como entrenador que le llevó, entre otros, a dirigir al sueco Malmoe (dos ligas y tres copas de Suecia), al suizo Neuchatel Xamax, a la selección suiza, al Blackburn Rovers y al danés Copenhague, llegó el pasado verano a la dirección del Udinese.

Para hacerlo, además, tuvo que resolver el contrato que mantenía en vigor por una campaña más con el Copenhague (el Udiense pagó una penalización), al que hizo campeón liguero danés, y que antes, en marzo, le había impedido aceptar la primera oferta que le hizo el Udinese.

Sus inicios con el Udinese, no obstante, no fueron muy positivos.

El equipo estrenó la liga empatando en casa ante el Torino y, luego, pese a sumar puntos en sus visitas, encadenó tres derrotas internas.

Unos resultados que ya iniciaron a romper el idilio entre Hodgson y Gianpaolo Pozzo, accionista mayoritario del club y quien meses antes persiguió "hasta el fin" al técnico. Ya, incluso, se llegó a apuntar el nombre de Gian Piero Ventura como su más que posible sustituto.

Sin embargo, las victorias foráneas en Perugia, Bergamo y Piacenza, salvaron a Hodgson y "aparcaron" la llegada de Ventura.

Una llegada que cada vez parecía más lejana tras los dos últimos triunfos ligueros consecutivos del Udinese, además en casa contra el Parma y, ayer, el Hellas Verona, las únicas logradas esta campaña en Liga por el club friuliano ante su afición.

En medio, además, el Udinese eliminó en los octavos de la Copa de Italia al Inter de Milán del técnico Héctor Cúper, primero ahora en la Liga italiana y "ex" equipo de Hodgson.

Pero Gianpaolo Pozzo estaba esperando un "pinchazo" de Hodgson y este llegó ayer con unas presuntas declaraciones del técnico aparecidas en un diario inglés, en las que venía a arrepentirse de haber fichado por el Udinese para vivir una nueva experiencia italiana como entrenador.

Pozzo, desde España, donde tiene en Cataluña gran parte de sus negocios y pasa gran parte del año entre su vivienda barcelonesa y otra en Ibiza, emitió el domingo un comunicado, vía Udinese, en el que se pedía a Hodgson que presentara su dimisión.

Hodgson, tras el partido contra el Hellas Verona, negó haber realizado no sólo esas declaraciones sino, incluso, haber hablado con el periódico inglés. Quien le conoce, quien sabe de su mesura y amabilidad ante los medios de información, no dudan de su palabra.

Pero sí ha dudado un Pozzo que, sin duda, ha visto el hecho como "su ocasión" para destituir a Hodgson y poner en el banquillo a Ventura, algo que se espera sea oficial en las próximas horas.

Lo seguro es que la nueva etapa de Hodgson, "todo un caballero inglés", se acaba de cerrar y de una manera, cuando menos, sorprendente.