ACTUALIDAD

Descubren el enigma de las extrañas líneas negras de Marte

Un estudio sugiere que el deshielo bajo la superficie del planeta podría impulsar los deslizamientos de tierra que causan misteriosos surcos estacionales.

Descubren el enigma de las extrañas líneas negras de Marte
REUTERS

Los científicos continúan investigando para descubrir qué provoca los misteriosos surcos estacionales recurrentes en la superficie de Marte. Algunas teorías sugieren que los flujos de detritos líquidos o los flujos granulares secos causaron este movimiento, pero ninguna puede explicar completamente las misteriosas líneas negras, conocidas como Recurring Slope Lineae (RSL). Sin embargo, ahora, un equipo de investigadores del Instituto SETI han avivado el debate con una teoría sólida que apunta al deshielo como la principal causa.

Los científicos plantean la hipótesis de que el hielo que se derrite en el regolito cercano a la superficie está provocando cambios en la superficie que lo hacen vulnerable a las tormentas de polvo y al viento. Como resultado, las características de RSL aparecen y/o se expanden ahora en la superficie de Marte. Además, creen que las delgadas capas de hielo derretido son el resultado de interacciones entre el hielo de agua subterránea, las sales de cloro y los sulfatos, que crean un lodo inestable que fluye como un líquido que provoca sumideros, colapso del suelo, flujos superficiales y levantamiento.

“Estoy entusiasmada con la perspectiva de agua líquida a microescala en Marte en entornos cercanos a la superficie donde hay hielo y sales”, afirma en un comunicado Janice Bishop, científica planetaria del Instituto SETI y el Centro de Investigación Ames de la NASA, y principal autora del estudio, publicado en Science Advances. “Esto podría revolucionar nuestra perspectiva de habitabilidad justo debajo de la superficie en Marte”, añade.

Contradice la hipótesis de las salmueras

Los datos del Experimento científico de imágenes de alta resolución (HIRISE) del Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) muestran las RSL ubicadas en las laderas orientadas hacia el sol y en las regiones más cálidas. Algunas investigaciones afirmaban que estas enigmáticas rayas oscuras son signos de que el agua salada fluye regularmente en el planeta rojo durante sus estaciones más cálidas, cuando se generan salmueras saladas capaces, al menos por un tiempo, de permanecer líquidas en el frío aire del planeta.

“Sin embargo, los geólogos han descubierto problemas con la hipótesis de las salmueras que causan estas rayas”, explica Bishop en Space.com. Por ejemplo, el ángulo de las pendientes donde aparecen estas rayas y las características que rodean sus orígenes “son en gran parte inconsistentes con un proceso de flujo de líquido”, afirmó Bishop a Space.com. Es decir, su estructura no se correspondería con un flujo de agua cayendo por una ladera.

La teoría del equipo de Bishop es que las reacciones químicas del subsuelo podrían hacer que la superficie marciana sea vulnerable a deslizamientos de tierra, provocando estas rayas. “Aunque la superficie de Marte hoy es seca, áspera y fría y está dominada por el viento y la abrasión, debajo de la superficie todavía pueden ocurrir interacciones a microescala de sales con pequeñas partículas de hielo y agua líquida” afirma la experta.

Papel fundamental de las sales

Los científicos se basaron en cómo las sales interactúan con el yeso o el agua subterránea, causando interrupciones en la superficie, incluyendo colapso y deslizamientos de tierra. “En la Tierra, las interacciones entre el yeso y las sales de cloruro han causado el colapso de partes de algunas cuevas, sumideros en sedimentos blandos cerca de lagos y estanques salados y la elevación de carreteras”, concreta Bishop.

Para probar su teoría, el equipo llevó a cabo experimentos de laboratorio para observar qué ocurriría si congelaran y descongelaran muestras análogas de Marte compuestas por sales de cloro y sulfatos a bajas temperaturas, como las que se encontrarían en el planeta rojo. El resultado fue una formación de hielo fangoso cerca de -50°C, seguida de un derretimiento gradual del hielo de -40 a -20°C. Esto sugiere que estas películas podrían expandirse y contraerse con el tiempo, lo que provocaría trastornos y contracciones debajo de la superficie marciana. El viento y el polvo podrían desencadenar deslizamientos de tierra, produciendo las misteriosas líneas.

Me emocionó observar reacciones tan rápidas del agua con las sales de sulfato y cloro en nuestros experimentos de laboratorio y el colapso y el levantamiento resultante del suelo análogo de Marte a pequeña escala, replicando el colapso geológico y las características del levantamiento en los sistemas kársticos, depósitos de sal y edificios colapso a gran escala”, confiesa la líder del equipo.