NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El viejo Athletic resucita la efebocracia

Actualizado a

Lo que se dio en llamar efebocracia se bate en retirada en política, con Rivera, Iglesias y Casado fuera de la escena, pero ha resurgido por sorpresa en el viejo y querido Athletic Club, que de tres candidatos escogió al joven, que alardeaba particularmente de serlo. Joven triunfador en el mundo rabiosamente joven de las ‘startups’, rodeado de una directiva de su mismo perfil, la mitad compuesta por compañeros de carrera. Causó sorpresa, pues aunque presentó más firmas que nadie sufrió en la campaña tropiezos apreciables, en especial la pérdida sobre la marcha de su director deportivo. Pero ganó en las 24 mesas, repartidas por antigüedad.

Ese director deportivo iba a nombrar entrenador, pero como tuvo que echarle lo tuvo que escoger él mismo en la persona de Valverde (que tendrá que ser tenido muy en cuenta a la hora de buscar director deportivo, lo que invierte la intención inicial), también afiliado al proyecto perdedor de Barkala. Ya hablé aquí de la tentación de hacer de estas elecciones la caricatura de ser elección de entrenador más que de presidente, y visto así habría ganado Valverde a Bielsa (la baza de Arechabaleta) 15.901-7.927. Casi le ha doblado. El socio se ha fiado más del sosegado Valverde que de Bielsa, con ese punto excéntrico que desagrada a muchos.

Pero no; eran elecciones a la presidencia y el socio ha elegido por amplio margen al hombre de las ‘startups’ que promete nuevos métodos para organizar Lezama y el club, y para allegar ingresos. En la campaña se empleó mucho más en las redes que en los medios convencionales. Un voto rupturista que indica que el socio tiene un concepto menos arqueológico y museístico del Athletic del que le solemos achacar desde fuera y confía en los nuevos vientos que pueda encontrar Uriarte para salir de esta especie de calma chicha histórica en que vive. Eligió una directiva huera de experiencia futbolística, pero muy al compás del mundo de hoy. Suerte.