Weissman quiere quedarse en el Pucela, pero Marcos André, no

"En este momento, para ser honesto, estoy interesado en que Shon disfrute de sus vacaciones y se despeje del fútbol. Acordamos no hablar de eso antes de que vuelva al Real Valladolid. ¿Qué será? Veremos, pero le encanta el club y la afición del Real Valladolid". Esta fue la respuesta que me dió el agente de Shon Weissman cuando le pregunté si el delantero internacional israelí tenía intención de quedarse en el club en Segunda División y cumplir su contrato o por el contrario su intención era buscar una salida rumbo algún equipo de Primera División en España, en la Bundesliga de Alemania o en la Superliga de Turquía. 

Esta conversación se produjo la semana pasada y la verdad es que la situación de Shon Weissman no tiene nada que ver con la de Marcos André. El primero mantiene el mismo agente que confió en él y que apostó por el Pucela para convertirse en el fichaje más caro de toda la historia del club blanquivioleta (pagó cuatro millones al Wolfsberger AC) firmando por cuatro temporadas, más otra opcional. El segundo cambió de agente, precisamente, para salir del Real Valladolid a cualquier precio y de cualquier manera.

Las supuestas ofertas que ha recibido el jugador israelí tienen olor a humo ya que primero se habló del Galatasaray de la Superliga de Turquía, pero este equipo cuenta con Radamel Falcao como gran figura en el ataque y ha manifestado que cumplirá la temporada que le queda de contrato con el equipo turco. Después, apareció en escena el Eintracht de Frankfurt. Acaban de vender a su delantero André Silva por 25 millones de euros, y han firmado para ocupar ese puesto al delantero internacional colombiano que jugaba en River Plate: Rafael Santos Borré. Acababa contrato y no han tenido que pagar cantidad alguna al equipo argentino. Es verdad que Weissman tiene muy buen cartel en la Bundesliga alemana y que también sonó con fuerza para el Union Berlin. Pero el equipo alemán, firmó al delantero Andreas Volgsammer para esa posición a coste cero, procedente del Arminia Bielefeld.

No podían faltar tampoco rumores de la Liga Española y apareció publicado que el Getafe, había presentado una oferta al club blanquivioleta que consistía en dos millones de euros, más Hugo Duro. Esta oferta me la desmintió el director deportivo del club madrileño: "Nosotros no hemos hecho ninguna oferta al Real Valladolid". Hay que tener en cuenta que acaban de incorporar al delantero centro mexicano Juan José Macías de las Chivas de Guadalajara, como cedido con opción de compra. Lo último ha sido que el Celta de Vigo estaba interesado en el futbolista del Pucela. El equipo vigués acaba de hacer un gran desembolso por el argentino Cervi (4,5 millones de euros, más 1,5 en variables) y el COVID les dejó un saldo negativo de unos 16 millones. Cuentan con Aspas, Santi Mina y Nolito en esa demarcación y su director deportivo me dice que "es cierto que buscamos un delantero, pero muy joven y en calidad de cedido. No hemos hablado con el Valladolid".

El agente de Shon Weissman no ha ido ofreciendo a su futbolista a casi todos los equipos de Primera División, ni hablando con periodistas para que salga el nombre de su representado en la prensa local del equipo donde le interesa generar ruido como sí ha hecho la agencia de representación de Marcos André. Ni Valencia, ni Getafe, ni Osasuna, ni Mallorca, ni Espanyol, ni Cádiz pueden presentar en estos momentos una oferta que se acerque a esos 10 millones que demanda el Real Valladolid para comenzar a negociar por Marcos André. Solo el FC Krasnodar de la Liga Premier de Rusia podría presentar una oferta de semejante cuantía económica y ellos sí necesitan uno o delanteros, ya que se han ido sus dos delanteros titulares: Marcus Berg y Ariclenes da Silva.

El verano es largo y en el fútbol sabemos que todo puede cambiar en tan solo unas horas dentro de un mismo día. Pero, lo que me queda claro en las conversaciones que tengo con el agente del internacional israelí, es que sólo valorarán una salida en el caso que la oferta pueda satisfacer a todas las partes (club y jugador). Shon Weissman se encuentra muy agradecido al Real Valladolid porque apostó por él (venía de marcar 37 goles en la Liga de Austria). Se siente en deuda con el club y la afición del Pucela, ya que aún no ha podido demostrar el nivel goleador que sí ofreció en Austria.

Marcos André, por su parte, tiene la cabeza fuera del Real Valladolid y lo único que quiere es jugar en Primera División, pese a sus palabras hace unos meses, o incluso en algún club de la Liga Premier de Rusia (ha sido ofrecido por su agente al FC Krasnodar). Lo más inteligente es intentar sacar el máximo dinero posible (el Pucela pagó 450.000 euros por él) por un futbolista que piensa que jugar para ascender con el Real Valladolid a Primera División es un paso atrás en su carrera. Nada queda ya del futbolista que jugó en el Guaratingueta brasileño, Celta B, UD Logroñes, Mirandés o los primeros meses en Zorrilla... ahora estamos ante alguien que se cree una "estrella" del fútbol mundial.