REAL VALLADOLID

Si marca Weissman, el Real Valladolid puntúa

El futbolista israelí ha anotado seis goles, en cinco partidos, que han supuesto 11 puntos. Ahora lleva dos partidos consecutivos marcando.

0
Si marca Weissman, el Real Valladolid puntúa
Juan Manuel Serrano Arce Getty Images

El Real Valladolid ha tenido buenos delanteros y goleadores en las últimas temporadas. Desde Javi Guerra, 68 goles en cuatro campañas, hasta Jaime Mata que batió cualquier récord goleador en Segunda, con 35, antes de partir al Getafe, pasando por Raúl de Tomás que no tuvo suficientes oportunidades e Zorrilla, pero ahora el gol tiene nombre hebreo y es Shon Weissman.

El delantero israelí, que ha jugado ya en 28 partidos, 21 de ellos como titular, tiene el gol en la cabeza, nunca mejor dicho, y un gran imán para rematar dentro del área. Sus seis goles, además, han servido para ganar tres partidos y empatar dos, los últimos, en San Mamés y ante el Betis ayer domingo. De esta manera, tras costarle entrar en las alineaciones, en la jornada 13 el punta anotó dos goles en el 3-2 ante Osasuna. En la 17, el atacante le dio la victoria a su equipo con un solitario gol en Getafe (0-1), y ante los madrileños, de nuevo, hizo un tanto en la victoria 2-1, de la jornada 26.

Cuando más continuidad tenía, el delantero se fue con Israel y se lesionó en el último partido ante Moldavia, lo que le ha hecho perderse varios partidos. Una vez que se ha recuperado ha sido titular en los últimos tres encuentros (Cádiz, Athletic y Betis), marcando el gol del empate (1-1) en los dos últimos encuentros: en San Mamés y ante el Betis.

Hay que tener en cuenta también que al israelí le han anulado ya dos goles por decisiones VAR. El primero de ellos ante el Elche por, presuntamente tocar el balón con la mano antes de que el balón entrara, cuestión todavía dudosa. Ayer, se le anuló un tanto en el minuto 9 por un fuera de juego de milimetros en una jugada anterior a su gol, ya que después de la infracción hubo ocho toques. Y, por cierto, el israelí quiso rendir homenaje a los 45 fallecidos en su país esta semana en una celebración religiosa, lo que ha despertado los elogios en Israel por el jugador.