Rienda contra la indignación del deporte

La jornada del jueves había comenzado con un durísimo comunicado de ADESP, la asociación que aglutina a las federaciones nacionales, que se había pactado el día anterior durante su Asamblea General. El título de la nota es contundente: ‘Indignación en el deporte español’. ADESP se quejaba de que todavía no hubiera sido designado el secretario de Estado del nuevo Gobierno, lo que se traduce en “un gran vacío de poder” y en “falta de interlocución”, en unas fechas importantes que incluyen la inauguración este viernes de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018. El escrito aprovechaba para pedir el nombramiento de personas “cualificadas” y con “sensibilidad”. La paciencia del deporte español se había rebosado, después de unas semanas que han incluido el paso de un ministro antideporte, Màxim Huerta.

El deporte está cansado, o más bien harto, de ser el último de la fila, de vivir siempre a la sombra de otras parcelas en los ministerios. Tan sólo reclama ser escuchado. Hay un informe de Deloitte, encargado por ADESP, que demuestra que España está a la cola entre los países de su entorno. Eso requiere soluciones. El comunicado tuvo su respuesta por la tarde con la filtración del nombre de la persona que presidirá el CSD: la exesquiadora María José Rienda, actualmente directora general en Andalucía. El perfil se ciñe al que se había manejado desde el principio: una mujer de éxito en su carrera deportiva, con experiencia también en la gestión y en la administración. Rienda es una buena elección, porque no va a hacer falta explicarle qué es el deporte español. Ella entenderá desde el primer minuto esa indignación.

0 Comentarios

Normas Mostrar