Cinco años, cien artículos y un millón de gracias

MR. PENTLAND

Míster Pentland fue justo lo que la mayoría llevamos dentro: un entrenador. El precursor y más innovador. Este rincón tratará de su gremio. De los inicios, las trayectorias y las anécdotas de sus sucesores. Modestos y profesionales. Españoles y foráneos. De club o seleccionadores. Bienvenido. Pase y tome asiento.

Autor: Alfredo Matilla

ALFREDO MATILLA

Cinco años, cien artículos y un millón de gracias

Cinco años, cien artículos y un millón de gracias

JUAN FLOR

DIARIO AS

El blog Mr. Pentland cumple este 4 de diciembre de 2017 un lustro de vida. Empezó como un desahogo, siguió como rutina y ahora continuará por vicio.

Este blog sobre entrenadores bautizado Mr. Pentland nació un 4 de diciembre de 2012, por lo que hoy cumple cinco años de vida con la peculiaridad de que, además, acoge esta vez la entrada (o post) número 100. No veía eso de celebrarlo. Había pensado simplemente escribir sobre alguno de los técnicos de actualidad. Sin más. Como suele ser habitual. Me apetecía Gattuso, ahora de nuevo en el Milán, podía haber elegido por méritos a Bordalás y tenía alguna que otra anécdota por ahí guardada de Rubén Uría, sustituto de Marcelino mientras cumple sanción con el Valencia. Pero eso, he reflexionado, podía y puede esperar. Con un millón de páginas vistas a cuestas, con las alegrías que me ha dado en este tiempo y con el aliento que siento de muchos amigos-lectores con los que debato sobre estos textos, creía necesario parar, resumir, explicar y tomar carrerilla para volver a arrancar.

Ya que en Mr. Pentland se ha creado un clima de confianza cara a cara, en el área específica de comentarios y a través de las redes sociales, creo que éste es un buen momento para aclarar algunos puntos y compartir algunas intrahistorias surgidas entre textos:

Para empezar, porque muchos me lo preguntan, quería recordarles a aquellos que ya se subieron a este tren en marcha por qué se llama así el blog. También quería disculparme sinceramente si alguna vez he herido alguna sensibilidad. Por suerte, sólo al principio se mosqueó Salva Ballesta por recordar parte de su pasado y hace unos meses Garrido, al que de verdad admiro, por una anécdota que hizo gracia a casi todos menos a él.

A partir de ahí, y aprendiendo de esos incómodos ratos, prefiero quedarme con el cariño mostrado por Joaquín Caparrós, al que tuve la suerte de tener como entrenador por un día, pese a compararlo con John Nash (‘Una mente maravillosa’).También con el de Ginés Meléndez, padre deportivo de todos los internacionales de la Roja. O incluso el del entrenador que ha dirigido a más equipos en la historia, don Rudolf Gutendorf (Coblenza, Alemania, 30 de agosto de 1926). Sus comentarios, mensajes o incluso llamadas fueron otra buena motivación para seguir escribiendo. Pese a que al inicio éramos dos mil amigos y aún no sabíamos que habría días en los que nos reuniríamos hasta cuarenta mil.

En este trayecto hemos repasado las vidas, anécdotas y carreras de conocidos entrenadores que siguen en la brecha (Guardiola, Mourinho, Simeone, Zidane, Lopetegui…) y de algunos más desconocidos. Desde refugiados sirios a meritorios aprendices de Tercera. Pero de los que más orgulloso estoy es de las referencias y recuerdos a aquellos que se nos fueron tristemente como Preciado, Nando Yosu o Tito Vilanova.

Pese a que me gusta más hablar del resto que de mí, tampoco me arrepiento de haberos contado mis cosas entre líneas, sin que fuera el núcleo central de las historias pero sirviendo como un necesario contexto. Entiendo un blog como algo más personal donde de vez en cuando caben las licencias. Así, os presenté a mi padre como un ‘Bicho raro’ cuando traté las peleas en el fútbol y los entrenadores excitados. Os confesé el día que hice creer a Míchel que me había enamorado.Os conté mi momentánea y ya superada fobia a volar. Os he contado mi nuevo y complementario rumbo como futuro Psicólogo del Deporte. Os he hablado de mis pensamientos sobre el periodismo y acerca de la ‘Mano dura'. Ha habido semanas para todo.

Repasando, está claro que yo he sido el que más ha disfrutado. Y me gusta. Al final, de eso trata este oficio de escribir. Por eso seguiré por este rincón mientras haya entrenadores en el mundo e historias que contar. Para mí ha sido y seguirá siendo un placer encontraros.

0 Comentarios

Mostrar