Top-15

Los 15 mejores juegos de Nintendo 3DS; décimo aniversario de la portátil

Nintendo 3DS
Nintendo 3DS

La redacción y los colaboradores de MeriStation eligen sus títulos favoritos de la consola con estereoscópica. 10 años de la última portátil de Nintendo.

16 de junio de 2010; E3 de Los Ángeles, Nokia Theatre. Reggie Fils-Aimé, presidente entonces de Nintendo of America, sale al escenario y da los buenos días a los presentes en un pabellón abarrotado. No era solo el día en que conoceríamos todo sobre la siguiente iteración de la saga The Legend of Zelda con motivo del vigesimoquinto aniversario, Skyward Sword, sino el futuro de las consolas portátiles de la compañía de Kioto.

Tras la sombra de Nintendo DS, la plataforma más exitosa de la historia de la compañía, con más de 154 millones de unidades despachadas, estaba el reto más difícil todavía: publicar una consola capaz de dar respuesta a ese legado. Si Game Boy mantuvo la nomenclatura con Game Boy Advance, Nintendo DS iba a contar de nuevo con la doble pantalla en su denominación, pero no valía con ser más y mejor, era necesario ofrecer algo nuevo, algo distinto. Una nueva manera de entender el entretenimiento de bolsillo.

Nintendo 3DS
Los cinco primeros modelos de la familia Nintendo 3DS.

Del control por movimiento a la doble pantalla, Nintendo 3DS se presentó de la mano de Satoru Iwata ese día ante todo el mundo con una premisa: una pantalla superior capaz de ofrecer contenido en 3D sin necesidad de gafas. Es importante entender el contexto del momento. Veníamos del mayor fenómeno cinematográfico en taquilla de la historia de la ciencia ficción, Avatar. La película de James Cameron cambio las reglas del juego a la hora de avanzar la gama alta de televisores, que casi por decreto debían incluir gafas, como en el cine. Y Nintendo apostó por una tecnología de vanguardia, única, solo comprensible de forma empírica; daba igual todos los vídeos que viésemos: había que sentirlo entre manos.

Nintendo 3DS se puso a la venta un 26 de febrero de 2011 en Japón (25 de marzo en Occidente), pocos días después del accidente nuclear de Fukushima y en un momento cada vez más dilatado para Nintendo a nivel financiero, pues el efecto del combo Wii + Nintendo DS, que les había hecho cerrar sus mejores ejercicios financieros, necesitaba sucesores a la altura. La historia que vino después todos la conocemos, al igual que la situación actual de la firma liderada por Shuntaro Furukawa.

El papel de 3DS no es baladí en esas páginas de la historia de la gran N. Desde el Street Pass como siguiente paso en la comunicación pasiva, pasando por la Realidad Aumentada, un stick deslizante o la integración de un segundo stick en las iteraciones New Nintendo 3DS. En total, seis modelos dentro de una familia muy diferente y experimental en lo relativo al factor forma, un éxito especialmente dilatado en Japón capaz de distribuir 75.94 millones de unidades en todo el mundo y vender más de 385 millones de videojuegos.

Es eso de lo que vamos a hablar hoy, de lo más importante para una consola: sus videojuegos. La redacción de MeriStation y sus colaboradores han defendido una lista a base de votos, recuerdos y, por supuesto, gustos personales regidos a la subjetividad. El resultado es el siguiente.

Feliz décimo aniversario, Nintendo 3DS.

15. Shin Megami Tensei IV: Apocalypse

Shin Megami Tensei IV: Apocalypse
Shin Megami Tensei IV: Apocalypse

Nos quedamos con la versión Apocalypse, pero nos vale la original. Atlus es conocía por Persona, pero no podemos dejar de lado Shin Megami Tensei, porque sin esta serie no podríamos entender de la misma manera el género JRPG moderno. Tanto Shin Megami Tensei IV como Apocalypse ofrecieron un mundo muy particular e idiosincrásico, con una ambientación para quitarse el sombrero y un ritmo para la aventura inmaculado. Nos encantó su sistema de combate, realmente ágil, repleto de sorpresas. Siempre querías echar la última antes de hacer una pausa.

Apocalypse mejoró al original en personajes de apoyo, el sistema de navegación, el sistema smirk… e incorporó ciertos cambios en el guion inesperados, por no hablar de la facción Divine Powers. Es una lástima que llegase solo en inglés y con unas aspiraciones comerciales muy reducidas en nuestro país, pero —quitando su último capítulo—, el resultado es soberbio; fluye como la seda. Si tuviésemos que destacarlo solo por una cosa, sin duda sería la suma de su diseño con el sistema de fusión de demonios.

14. Shantae And The Pirate's Curse

Shantae and the Pirate's Curse
Shantae and the Pirate's Curse

La saga Shantae no necesita presentación. WayForward es experta en el desarrollo de videojuegos estilo metroidvania, adaptados en estructura a plataformas portátiles, y Shantae And The Pirate's Curse fue toda una alegría para los jugadores de Nintendo 3DS y Wii U; más adelante también en PC y Nintendo Switch. Su planeamiento fue diferente respecto a otras iteraciones de la serie, principalmente por ese toque Zelda basado en buscar objetos concretos que nos permitiesen seguir avanzando. Para los más perdidos, se trata del tercer juego de la saga, con un ajuste muy equilibrado en su backtracking sin olvidarse de que aquí queremos superar plataformas, acabar con enemigos y disfrutar de un viaje audiovisualmente fantástico (chapó para su banda sonora)

Además, esta entrega de la medio-genio pareció crearse para los speedrunners. Es una lástima que fuese tan corto; dejó con ganas de más. A pesar de su brevedad, desde MeriStation hemos escogido este título como uno de nuestros favoritos, así que huelga decir que está completamente recomendado, sea en la plataforma que sea.

13. Monster Hunter 4 Ultimate

Monster Hunter 4 Ultimate
Monster Hunter 4 Ultimate

Tras el éxito de Monster Hunter 3 Ultimate, Occidente recibiría en 2015 la primera entrega completamente exclusiva para Nintendo 3DS, la versión definitiva de Monster Hunter 4 Ultimate. El resultado habló por sí solo: seguramente la mejor entrega portátil de la saga. Desbordante en contenido, con más monstruos que nunca y unos gráficos mejorados respecto a iteraciones previas. Más agilidad en los movimientos, más importancia a detalles como guiar al jugador durante las primeras horas sin tener tantísimos encargos de recadero, y un diseño de escenarios muy inteligente, vertical, agresivo.

Monster Hunter 4 Ultimate fue la antesala de lo que casi un lustro después sería World, toda una celebración para la serie con compatibilidad con el segundo stick de New Nintendo 3DS, efecto 3D mejorado y un modo online que se defendió con creces, a pesar de la infraestructura. Capcom dio un golpe sobre la mesa tanto aquí como con Generations, donde se congregaron las cuatro generaciones de monstruos hasta el momento. Elijamos la entrega que elijamos, 3DS es sinónimo de Monster Hunter.

12. Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate

Castlevania: Lords of Shadow - Mirror of Fate
Castlevania: Lords of Shadow - Mirror of Fate

Después del reinicio de la saga con Lords of Shadow, el estudio español MercurySteam, recibió el sí de Nintendo para continuar la tragedia de los Belmont en 3DS con Mirror of Fate, un metroidvania con grandes dosis de acción y un aprovechamiento de la tecnología estereoscópica que sigue sorprendiendo. Ese regreso a las 2D fue celebrado por muchos y criticado por otros; se trata de un videojuego muy polarizante entre los aficionados de la serie Castlevania.

De lo que no hay duda es de la belleza de muchos de sus escenarios, la banda sonora sobresaliente de Óscar Araujo y la iluminación. Un título muy particular, diferente respecto a las entregas de GBA y Nintendo DS; un ejercicio de migración de lo visto en Lord of Shadow a un universo 2.5D. Hubo cosas mejorables, como su duración, los tiempos de carga y algunas escenas cinemáticas, que junto al framerate dejaron claro que la ambición del equipo madrileño fue incesante. El resultado, no en vano, se refleja en esta lista. Si os gusta la saga y tenéis Nintendo 3DS, Mirror of Fate es una cita obligada.

11. Mario Kart 7

Mario Kart 7
Mario Kart 7

Después de Mario Kart DS y Mario Kart Wii, entonces las entregas más exitosas de la serie, las que introdujeron el online, asentaron el derrape y establecieron la regla de las copas nitro y retro, llegó Mario Kart 7 en diciembre de 2011, el gran lanzamiento del año de debut de la consola junto a Super Mario 3D Land.

El equipo de Hidekki Konno sabía que era necesario trabajar mucho y muy duro para mejorar la jugabilidad de un título casi inmejorable en lo que a precisión a los mandos se refiere, MK DS, por lo que tocó experimentar. Al margen de un efecto 3D que favoreció en la inmersión y sensación de velocidad, este conjunto de 32 circuitos introdujo las fases acuáticas y el ala delta, dos elementos que llegaron para quedarse. El apoyo de Retro Studios nos dejó circuitos nuevos para el recuerdo y una selección de trazados retro impecable (a destacar, las pistas recuperadas de Wii, DS y N64); por no hablar de las pistas de una sola vuelta divididas en sectores.

Es una pena que se perdiese el modo misiones, que incomprensiblemente no hubiese modo versus en el modo individual, y que se quedase un paso por detrás de la anterior iteración portátil. En cualquier caso, un título brillante y obligatorio en cualquier colección de 3DS que se precie.

10. Dragon Quest VIII: El periplo del Rey Maldito

Dragon Quest VIII: El periplo del Rey Maldito
Dragon Quest VIII: El periplo del Rey Maldito

Es leer este nombre y escuchar su banda sonora, pensar en el día en que todos los jugadores de PlayStation 2 recibimos en la recta final de vida de la consola este Dragon Quest VIII: El periplo del rey maldito, de Level-5. Los padres de obras como Dark Cloud llegaban por la puerta grande a la saga de Yuji Horii, a una de las licencias JPRG más importantes de todos los tiempos. Y vaya cómo les salió. Especial para nosotros, en Europa, porque fue el primero que nos llegó. A partir de ahí, la lista de fans creció sin solución de continuidad.

Tener un remake para Nintendo 3DS diez años después fue un sueño cumplido. Lo recibimos a comienzos de 2017 con ciertos agregados y mejoras; no fue únicamente una adaptación portátil. Agilidad, frescura, uso de la pantalla táctil, nuevos personajes controlables, posibilidad de quitar los combates aleatorios, mejoras en la exploración, modo rápido para dichos combates… Dragon Quest VIII pensado para los tiempos actuales, donde esas tareas de grindeo tan lentas se hacen algo pesadas. Se entendió el contexto y se adaptó al hardware en que nos encontramos. Poco le pudimos achacar; quizá algún problema gráfico. Excelente, de eso no hay duda.

9. Resident Evil Revelations

Resident Evil Revelations
Resident Evil Revelations

Capcom empezó muy fuerte con Nintendo 3DS. Ya desde su lanzamiento, con esa versión de Super Street Fighter IV que recreó con bastante exactitud el que en aquel momento era un auténtico éxito en plataformas domésticas, la firma de Osaka identificó mucho potencial en esta portátil. De Capcom tuvimos dos verdaderas joyas dentro de la saga Ace Attorney, tuvimos las entregas más importantes de la era contemporánea de Monster Hunter… y tuvimos Resident Evil.

No de cualquier manera, de hecho. Primero, Resident Evil Mercenaries 3D, que fue un aperitivo para que lo vino después: Resident Evil Revelations. Es inevitable hablar de este nombre sin recordar el Nintendo 3DS Circle Pad Pro, un periférico que se vendió por separado con el agregado de gatillos secundarios y un segundo stick, elemental para el control de la cámara. Luego lo aprovecharían entregas de Monster Hunter, pero el producto llegó pensando en Revelations allá por 2012. En cuanto al título, se trató de una interesante mezcla entre el survival horror clásico y la acción, con un apartado técnico impresionante para la consola y una rejugabilidad garantizada. El género le venía que ni pintado a esta tecnología, el 3D estereoscópico. Se le achacaron puzles demasiado sencillos, un desafío moderado y algunos capítulos algo menos trabajados, pero Revelations se estableció como una serie spin-off con su propia secuela y reedición en absolutamente todas las plataformas.

8. Fire Emblem: Awakening

Fire Emblem: Awakening
Fire Emblem: Awakening

La entrega que terminó por consolidar la serie en Occidente. Fue necesario simplificar algunas cosas, pero… menudo juego. Para muchos es la mejor entrega de la serie; llegó en el año más potente de la consola, 2013, y se consagró inmediatamente como un título extraordinario dentro de la saga de Intelligent Systems por servir tanto como puerta de entrada para neófitos como un auténtico goce para quienes venían años atrás avisando del potencial de esta licencia.

Profundidad, duración, narrativa, sistema de apoyos como principal novedad, más que notable en lo técnico… No vamos a entrar en spoilers, pero quienes lo hayan completado sabrán de lo bien que supo mantener la tensión hasta el final; todo ello apoyado por fenomenales escenas CGI. La posibilidad de elegir un modo clásico —muertes permanentes— y otro más casual democratizó el disfrute de la historia aun renunciando a parte de la gracia de estos SRPG en el camino. Hubo más Fire Emblem en la consola, como el tridente de Fates y Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia. Pero Awakening, seguramente, fue el más impactante para los usuarios de Nintendo 3DS. No veríamos con malos ojos un regreso en forma de reedición para Nintendo Switch…

7. Kid Icarus Uprising

Kid Icarus Uprising
Kid Icarus Uprising

El ángel olvidado de Nintendo. Después de estar sin saber de él desde 1991, Nintendo sorprendió a propios y extraños con el regreso de un personaje totalmente reconvertido y adaptado a las tres dimensiones. Pit se convirtió en el apadrinado de un Masahiro Sakurai desatado. Un videojuego excelente que sacó todo el partido posible de Nintendo 3DS. Tanto es así que, dado su complejo esquema de control, con fases sobre raíles en las que debíamos hacer uso del lápiz táctil para escoger la dirección de los disparos, se incluyó un soporte para que la mano izquierda descansase. Seguramente no fue la plataforma ideal para publicar un título excelso, repleto de sentido del humor y un poder técnico que, incluso ahora, sorprende.

Kir Icarus Uprising fue toda una celebración, una sorpresa constante con sus jefes, sus puzles en escenarios repletos de bifurcaciones, cientos de armas capaces de fusionarse y una dificultad adaptable capaz de alcanzar cotas endiabladamente difíciles. Inmenso en contenido (capaz de ofrecer cientos de horas si queríamos conseguirlo todo), estamos seguramente ante un adelantado a su tiempo que, quizá, algún día tenga una segunda oportunidad en una plataforma doméstica.

6. Super Mario 3D Land

Super Mario 3D Land
Super Mario 3D Land

Cuando Nintendo presentó Super Mario 3D Land se cumplieron dos deseos. El primero, poder disfrutar de un Super Mario en tres dimensiones en una consola portátil. El segundo, combinar la estructura bidimensional clásica (contador de tiempo, fases terminadas con banderas, linealidad en favor del diseño del propio escenario…) con una tercera dimensión. Eso añadió profundidad, convirtió la ausencia de control de cámara en virtud y dio como resultado un experimento del que luego vendría el excelente Super Mario 3D World.

No se quedó corto 3D Land, sin embargo, con una agradable sorpresa al final, el regreso del Tanooki de Super Mario 3 o un compendio de niveles donde se rompieron algunas normas escritas, dado que en muchas ocasiones los patrones de ambientación clásicos se rompieron. Cada nivel fue una caja de sorpresas. A pesar de su dificultad, tan amable como la línea New Super Mario Bros., se trazó el camino de lo que sería la saga más adelante. Además, casi diez años más tarde sigue disfrutándose como el primer día, un ejemplo de cómo aprovechar las funciones del 3D (tanto el efecto hacia fuera como el efecto de profundidad, configurable con la cruceta) y dignificar toda una tecnología.

5. Animal Crossing: New Leaf

Animal Crossing: New Leaf
Animal Crossing: New Leaf

Para muchos aún hoy el mejor de la serie, Animal Crossing: New Leaf tomó todas las lecciones aprendidas previamente con Animal Crossing: Wild World (NDS) y las llevó un paso más allá. Desde el poder técnico de la consola, capaz de ofrecer gráficos mucho mejor modelados y una paleta de colores más rica, a grandes pasos hacia delante en materia jugable. A medio camino entre la filosofía de pueblo del original de Nintendo 64/GameCube y en Wii, con City Folk, en New Leaf nos convertimos en alcade del ayuntamiento del pueblo.

Eso implicó muchas cosas, más allá del título, puesto que se abrieron las puertas a la personalización con nuevas edificaciones; o las ampliaciones en el número de servicios públicos de nuestra aldea. La sensación de progreso, en definitiva, fue total. La Isla de Tórtimer fue otro gran avance en materia de contenido al permitir que tuviésemos al alcance de la mano cada día un territorio tropical. Pudimos nadar, vislumbramos un museo muy mejorado y decoramos como nunca antes nuestros hogares, rodeados de pavimentos diseñados con puño y letra. Fue una gran alegría Animal Crossing: New Leaf, una entrega cuyo componente online y metodología de diseño sentó las bases de lo que ahora vemos en uno de los mayores fenómenos de la historia de Nintendo más reciente: Animal Crossing: New Horizons.

4. The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds
The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

Recoger el testigo de The Legend of Zelda: A Link to The Past no solo es difícil, sino que es osado. Un choque de generaciones, pasado y futuro conectados en un cartucho que puso el broche de oro a un año 2013 inolvidable. Tras Ocarina of Time y antes del remake de Majora’s, Nintendo se sacó de la chistera un título con sabor de remake, pero que fue en realidad un videojuego nuevo en ese mismo marco. En su día llegamos a preguntarnos si se trata del mejor Zelda 2D. Eso son palabras mayores, pero la historia ha dejado a A Link Between Worlds en ese debate, lo cual no es decir precisamente poco.

Porque no falló absolutamente nada y se integró de maravilla al formato portátil de doble pantalla. Mazmorras complejas, veloces, con un diseño estupendo y jefes finales a la altura de las circunstancias. Propio de este título es el uso de la pintura para desplazarnos por las paredes y aprovechar así la profundidad, darle inclinación a la tercera dimensión. Divertidísimo. A pesar de no ser el más corto de la saga, pues la quincena de horas está garantizada, se pasaba volando. Es difícil encontrar el momento de parar una partida en esta pequeña joya portátil, que nos dejó a nuestro aire a la hora de escoger hacia qué mazmorra ir después. Ideas que, como podéis intuir, se elevaron a la máxima potencia años más tarde.

3. Luigi’s Mansion 2

Luigi's Mansion 2
Luigi's Mansion 2

Next Level Games elevó a Luigi al nivel que tanto tiempo se llevaba esperando. Tras su paso por GameCube, Luigi’s Mansion encontró en Nintendo 3DS la plataforma perfecta para evolucionar esa idea de mansión encantada mezclada con los cazafantasmas. Esta vez, el equipo canadiense —ahora propiedad de Nintendo— aprovechó sus ideas y su talento para adaptar la jugabilidad a un entorno portátil (niveles más cortos, entornos más acotados) y dar más peso a la experimentación con el escenario; más variedad de zonas y situaciones. En ocasiones, esta entrega llegó a parece un point and click dado el elevado volumen de interacciones con el escenario.

Secretos, coleccionables, jefes finales, rejugabilidad garantizada, modo multijugador… Luigi’s Mansion 2 llegó en el mejor año de la historia de la consola, 2013, y se defendió con total garantía ante los otros grandes titanes que llegaron ese año. Si está tan alto en la lista no es solo por el recuerdo que se ha ganado en nuestra memoria, sino porque en pleno 2021 se mantiene como una de las mejores interpretaciones posibles del concepto de la saga en una consola portátil. Es, en cierto sentido, un título difícil de olvidar.

2. The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D

The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D
The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D

Tuvimos que esperar a comienzos de 2014 para el tan deseado regreso de The Legend of Zelda: Majora’s Mask; el título más singular, oscuro y complejo de la serie. Términa irrumpía en Nintendo 3DS de nuevo con Grezzo como estudio al cargo, igual que Ocarina, pero con un apartado gráfico aún más pulido, efecto 3D posteriormente pulido gracias a la gama New Nintendo 3DS, un compendio de misiones secundarias que describen a la perfección el concepto de lore...

Majora’s Mask es un título divisivo, pero cada vez más querido; una experienca adulta; que trató temas nunca antes vistos en Nintendo. Valiente en su propuesta y contundente en su ejecución. Uno de esos cuya partida plantea interrogantes que trascienden el propio juego. Su regreso en Nintendo 3DS permitió que se reencontrase con los fans, que aquellos que en su día no encontraron su virtud en Nintendo 64 viesen ahora la luz de la luna de forma incandescente. Único.

1. The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D

The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D
The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D

Un mito. El que es considerado como uno de los videojuegos más influyentes de la historia regresaba lustros más tarde a la nueva portátil de Nintendo, una versión objetivamente mejorada —independientemente de preferencias— en su control, aprovechamiento de la pantalla táctil para no interrumpir la partida en las gestiones de inventario, modelados mejorados, efecto tridimensional, traducción al castellano... Por lo demás, un respetuoso regreso al pasado que el estudio Grezzo entendió tanto en lo jugable como en lo audiovisual gracias a una paleta de colores e iluminación que agregaron más viveza a todo lo que se mostraba en pantalla.

La ocarina volvió a sonar, esta vez en una consola portátil, pero con el mismo espíritu: convencer a toda una generación de que esta aventura es ineludible e inolvidable. El mito que desembocó diferentes caminos para la serie, el viaje del héroe en su máxima expresión. El mejor videojuego, según el criterio de MeriStation, del catálogo de Nintendo 3DS.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D

The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D lleva al clásico para Nintendo 64 (uno de los videojuegos más alabados por la crítica de todos los tiempos) a la consola Nintendo 3DS y le añade la profundidad y el realismo de unos impresionantes gráficos 3D sin gafas. Link se embarca en un periplo de leyenda a través del tiempo para detener a Ganondorf, el rey de los ladrones Gerudo, que busca la Triforce: una reliquia sagrada que otorga poder ilimitado a su poseedor.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D