Dishonored 2, Guía completa. - Capítulo 10: El Gran Palacio

¡La esperada secuela de Dishonored ha llegado! Juega como Emily o Corvo en una nueva aventura llena de sigilo, asesinato, poderes místicos y conspiraciones gubernamentales.

DETALLES DE LA MISIÓN
Has eliminado a la mayoría de los principales cómplices del Duque Luca Abele. Habla con tus aliados acerca del Duque antes de partir hacia el gran palacio.


Despertamos de nuevo en el Dreadful Whale. Podemos darnos una vuelta y disfrutar del paisaje nocturno antes de hablar con Meagan para iniciar la misión y dirigirnos al palacio del duque.

“El Duque Luca Abele, egoísta y corrupto, gobierna Serkonos y orquestó el golpe contra ti. Entra en el gran palacio para encontrar y eliminar al duque, que se protege de los asesinos mediante el uso de un doble. También debes localizar el espíritu de Delilah, ya que es la única forma de contrarrestar su inmortalidad.”

Avanzamos sin miedo ya que no en principio solo a los encontraremos con un par de marineros. Aún así, al llegar a la zona hostil debemos andarnos con cuidado, ya que está repleta de enemigos y de una torre de vigilancia en el centro del área que nos detectará si la luz se posa sobre nosotros.

Para acceder al Palacio del Duque debemos cruzar el arco voltaico que se encuentra al otro extremo del área. Hay diversas maneras de apagarlo. Una de ellas puede ser ir hasta el mercado negro, situado en la parte derecha de la zona y comprar un favor que se basa en que un ingeniero cortará la electricidad de los raíles del vagón, lo que permitirá pasar al otro lado del arco voltaico.

Podemos proseguir cuando consigamos desactivarlo, acabar con los enemigos principales de la zona, y explorar a nuestro antojo para buscar los coleccionables disponibles.

Cuando estemos listos, dejamos atrás “Ravina Boulevard” y nos adentramos en la zona donde se encuentra El Palacio del Duque.

Hay dos guardias patrullando por la zona, pero es muy fácil esquivarlos si utilizamos Gran alcance para subir a las vías. Recorriéndolas hasta el final podremos acceder a la estación del gran palacio.

Tenemos frente a nosotros la entrada principal, custodiada por guardias e intensamente iluminada. Una opción para entrar consiste en desplazarse por el muro de la izquierda hasta los jardines.

Llegamos hasta el final y con Gran alcance subimos a la terraza. Una gran puerta y ventanales de cristal nos permiten la entrada al “salón del gran trono”. Noqueamos al guarda que patrulla la zona y entramos. Cuidado con el poste fulminante situado al otro lado de la sala, nos freirá si nos acercamos. Para desactivarlo, tan solo tenemos que ir a mano izquierda, pegados a la pared de entrada al salón y encontrar el depósito de aceite de ballena.

Una vez desactivado salimos por la puerta que queda enfrente a la derecha de por la que hemos entrado y salimos de nuevo al exterior. Subimos unas breves escaleras ya mano izquierda vemos unos civiles nobles frente a unas dianas con personas colgadas. Continuamos intentando que no nos vean y utilizamos Gran alcance para subir al techo de madera que tenemos arriba de nuestras cabezas. Enfrente deberíamos tener una gran cúpula, subimos a ella con Gran alcance, nos giramos 180° y volvemos a utilizar el poder para trepar hasta el balcón superior, donde podremos encontrar al doble del Duque Abele.

Noqueamos a los guardias que lo custodian y hablamos con él. Al hacerlo, debemos seleccionar la opción de diálogo referente a saber que se trata del doble del duque. Accede a nuestro colaborar con nuestro plan y nos pide que dejemos inconsciente al duque real, llevándolo a su habitación después de ello.

Para llegar hasta el Abele real, podemos volver al exterior y seguir trepando o permanecer en el edificio, buscar el ascensor que hay en la misma planta y subir hasta el piso 4: Aposentos del Duque Abele.

Si escogemos esta segunda opción, tan solo tenemos que subir las escaleras que tenemos enfrente al abrirse las puertas. Podemos adoptar la forma de Paso sombrío para derribarlo. Cuando lo tengamos al hombro recogeremos automáticamente la llave de su cámara secreta. Descendemos con él las escaleras y lo dejamos sobre la cama.

Una vez concluida la escena, volvemos al piso superior, cruzamos la puerta y salimos a la terraza. Utilizando Gran alcance descendemos de nuevo hasta la cúpula y continuamos hasta llegar a la gran puerta de seguridad que protege su cámara externa. Podemos desactivar el arco voltaico que queda s nuestras espaldas para tener más seguridad. Abrimos la puerta con la llave obtenida y entramos.

Si nos asomamos, veremos que abajo hay un gran árbol con una especie de espíritu azul y un robot de Jindosh patrullando la zona. Podemos acabar con él dejando en las escaleras un espiral cortante para que le elimine las protecciones y a continuación disparándole en los puntos débiles de los brazos con la ballesta.

Una vez derrotado, continuamos descendiendo y nos aproximamos a la efigie de Delilah, para obtener su espíritu.