Dishonored 2, Guía completa. - Capítulo 5: La Mansión Mecánica

¡La esperada secuela de Dishonored ha llegado! Juega como Emily o Corvo en una nueva aventura llena de sigilo, asesinato, poderes místicos y conspiraciones gubernamentales.

DETALLES DE LA MISIÓN
Resulta que nuestro viejo amigo Anton Sokolov está prisionero en la mansión de Jindosh uno de los inventores más famosos de Karnaca y muy amigo del Duque de Serkonos, nuestro objetivo aquí es eliminar a Jindosh y traer de vuelta a Sokolov sano y salvo, aunque suena más fácil de lo que luego realmente es.


Esta es probablemente una de las misiones más complejas del juego a nivel de diseño, se nos presentará un nuevo tipo de enemigo que es casi indestructible y que nos va a hacer la vida imposible durante casi toda la misión por eso es muy recomendable que nos hagamos desde ya con la habilidad Paso Sombrío, por que la usaremos en varias ocasiones.

Comenzamos la misión despertando en el Dreadful wale, hablamos con Meagan en el pasillo de camarotes y nos informará de que Hypatia se ha unido a la tripulación, hablamos con ella para que nos ofrezca algo de información y cuando terminemos, vamos a asegurarnos de recoger las pócimas de maná que nos ha dejado como gratitud por salvarla. Ahora vamos a reunirnos con Meagan en cubierta para irnos a la misión.

Nos dejará cerca de la estación de los vagones que llevan a los altos de la ciudad, esta parte es bastante sencilla. Lo único que tenemos que hacer es ir utilizando Gran alcance para subir hasta el tejado de la estación, esperamos a que los dos guardias se bajen y los eliminamos a los dos sigilosamente. Ahora ya solo tenemos que usar el vagón para subir hasta la zona superior del distrito.

Esta zona también es fácilita. Ignora el camino obvio, sube al techo de donde acabamos de salir del vagón si continuamos mirando hacia la mansión veremos un conducto de ventilación en el que nos podemos subir si usamos Gran alcance.

Continuamos por la zona, para atravesar este lugar podemos hacerlo desde uno de los edificios que tiene un par de nidos de moscas de la sangre. Si usamos un par de virotes incendiarios nos podemos olvidar de ellos. Ignora los vagones y vamos a utilizar el camino más rústico, iremos utilizando Gran Alcance para llegar hasta la mansión de Jindosh. Hasta ahora fácil, lo complejo viene ahora.

Entramos en la mansión, activamos la palanca y hablamos con Jindosh subiendo las escaleras, a partir de ese momento todo empezará a moverse. Rápidamente date la vuelta y usa gran alcance para llegar hasta una de las plataformas laterales de la sala anterior. Llegaremos hasta las zonas tras la pared y el corazón de todo el mecanismo de la mansión. Busca una sala con un billar y una palanca a su lado y actívala para adelantar todo el camino.

Espera a que los guardias terminen de instalar el poste fulminante y cuando abandone la sala uno de ellos, elimina al que se ha quedado solo con un dardo anestésico y utiliza el ascensor para subir a la planta privada. Vamos a ir en primer lugar a por Jindosh que es el objetivo "más fácil".

Al subir alertaremos a los dos guardias, pero tranquilo, simplemente no te muevas y espera a que retomen sus rutas, elimina a los dos utilizando dardos tranquilizantes o Paso SOmbrío con cuidado de no alertar a los soldados mecánicos. Continuando por el pasillo llegaremos hasta los aposentos de Jindosh, recoge la nota de la cama para descubrir la forma no letal de eliminarle.

Olvída la palanca, sal al balcón de los aposentos de Jindosh y dejate caer por los conductos de ventilación que hay abajo y usa Gran alcance para llegar hasta la zona de la derecha, es un atajo para alcanzar el laboratorio. Abre la trampilla y usa el ascensor para llegar hasta la segunda planta que es el laboratorio. Jindosh avisará de tu presencia así que mucho cuidado por aquí.

Muy bien aquí es donde se complica el tema, necesitaremos un dardo anestésico y un par de bombas adhesivas si tenemos, si tenemos disponibles algunos virotes de ballesta también nos puede valer. Tenemos que localizar la máquina de electroshock que estaba construyendo Jindosh, la podemos encontrar en la zona de la izquierda en el laboratorio conforme salimos del ascensor. Para darle la potencia que necesita debemos de pulsar el botón "Optics" en el Bay 1 y el botón "Anatomy" en el Bay 2. Ahora deberemos incapacitar a JIndosh, pero tenemos dos soldados mecánicos ayudandole así que podemos subir a la segunda planta escondernos y lanzarle el dardo desde alguna posición estrátegica y esperar a que el camino se despeje para bajar el cuerpo y colocarlo en la máquina. ¿PAra que eran las bombas y los virotes? Pues muy sencillo, servirán como métodos de distracción para los soldados mecánicos. Recuerda que estos soldados tienen visión delantera y trasera así que lo ideal es que miren de forma lateral, calcula bien tus movimientos. Otra cosa que puedes hacer es destruirlos lanzándole bombas desde las sombras, así ya te aseguras que no vuelven a molestarte. Coloca a Jindosh en la máquina y activa la palanca para eliminar a tu objetivo, recuerda que antes debes haber dado la suficiente corriente a la máquina.

Ahora lo único que nos queda es rescatar a Sokolov, volvemos al ascensor y pulsamos la planta -1 y nos llevará hasta la sala de demostración, retira el aceite de ballena para desactivar el arco voltaico y cuidado con el guardia que patrulla por la zona. Una vez en la zona baja las escaleras y aqui tenemos un nuevo puzle. Activa la palanca para que nos deje entrar al interior de la zona, habrá un soldado mecánico patrullando. Hay unas baldosas en el suelo que cambia la organización de las paredes de la sala, es bastánte gráfico y se ve a simple vista lo que tenemos que hacer. Teniendo cuidado con el soldado activamos la primera baldosa que nos revelará un camino a nuestra izquierda, habrá como unas pequeñas plataformas, esto es ideal por que vamos a alertar al soldado y necesitaremos cobertura para que no nos vea. Colocate la ballesta y dispara a las maderas que tapan la baldosa del suelo, cubrete rápidamente para que el soldado no te vea. Cuando no haya moros en la costa activa la baldosa y nos reencontraremos con Sokolov

Quizá suena demasiado obvio, pero tenemos que volver todo el camino hacia la sala con el billar para evitarnos muchos problemas así que es lo que vamos a hacer, volviendo por el ascensor de mantenimiento y por la habitación de Jindosh hasta donde estaba el poste fulminante. Vamos a tomar el camino de la izquierda y con cuidado de que no nos vea la pareja que está en la habitación de espera (podemos activar la palanca para olvidarnos de ellos). Cógele la llave al guarda que duerme y abre la puerta del lado.

En esta nueva sala habrán dos guardias así que eliminalos en cuanto te sea posible usando Paso sombrio o aislándolos estratégicamente. Ahora tendremos que volver a la sala principal, habrá un soldado mecánico aguardándonos en la entrada, podemos usar un virote de ballesta para distraerle o lanzar algún objeto y así utilizar Gran Alcance para llegar hasta la salida con Sokolov.

Ya fuera, selecciona la primera opción para volver a la estación directamente, ya lo que queda del camino hasta Meagan lo conoces y es bastante sencillo pues no está muy vigilado, habremos completado la misión sin que nadie se entere.