Dishonored 2, Guía completa. - Capítulo 11: Muerte a la Emperatriz

¡La esperada secuela de Dishonored ha llegado! Juega como Emily o Corvo en una nueva aventura llena de sigilo, asesinato, poderes místicos y conspiraciones gubernamentales.

DETALLES DE LA MISIÓN
Reúnete con Maegan Foster y Anton Sokolov para hablar de tu regreso a Dunwall.”


Nos despertamos por última vez en el Dreadful Whale. Antes de regresar a Dunwall para hacer frente a Delilah, debemos hablar con nuestros aliados, para ultimar estrategias y despedirnos. Después de hablar con Maegan le podemos robar la llave de su camarote y descender para abrir la puerta que hasta el momento permanecía cerrada. Dentro encontraremos un par de talismanes de hueso e información interesante sobre la capitana.

Cuando estemos listos tan solo debemos ir al esquife e iniciar la misión 9.

“Debes enfrentarte a la emperatriz Delilah Copperspoon antes de que cambie todo el mundo a su antojo. Entra en Dunwall Tower y encuentra la forma de reunir el espíritu de de Delilah Copperspoon con su cuerpo, para hacer que vuelva a ser mortal. Solo entonces podrás eliminarla y recuperar el trono.”

Cuando lleguemos a nuestro destino desembarcamos y utilizamos las rocas que tenemos enfrente para trepar. Seguimos todo recto subiendo las pequeñas escaleras y visitamos el mercado negro (encontrado en el primer edificio que vemos al subir) para equiparnos bien y prepararnos para la misión.

Para avanzar, subimos al vagón caído y continuamos por las vías hasta el final de la calle. Cuando lleguemos al tramo de vías roto, simplemente utilizamos Gran alcance para alcanzar el siguiente tramo de vías.

Hay sabuesos patrullando las calles, pero si continuamos avanzando desde las alturas no deberíamos ser detectados.

Cuando lleguemos a la bifurcación de las vías tomamos el camino de la derecha, siguiendo el indicador de “la entrada de Dunwall Tower”. Descendemos a la calle y cruzamos la puerta hacia la siguiente área.

Al entrar nos dirigimos al edificio de la derecha.Justo al entrar vemos un dispensador de depósitos de aceite de ballena. Tiramos de la palanca y obtenemos uno. Los recogemos y lo colocamos en la estación de abastecimiento de aceite de ballena que tenemos justo a nuestra derecha. Una vez que no lo llevamos al otro extremo de la habitación y lo colocamos en la cubierta del depósito de aceite. Cerramos el panel y pulsamos el botón del control de la puerta, abriendo así la verja del fondo.

Cruzamos el umbral recién desbloqueado y avanzamos tratando de no ser detectados por las enredaderas del vacío que hay en el suelo. Podemos valernos de las alturas para ello, utilizando Gran alcance para llegar hasta las cañerías de la parte superior derecha.

Una vez abajo, caminamos entre los guardas petrificados hasta la mitad de la calle. Subimos por las rocas que quedan a mano derecha y con Gran Alcance subimos la fachada de piedra. Cuidado, hay una bruja asomada que nos puede detectar. Es recomendable utilizar Visión tenebrosa para ver donde se halla.

Continuamos por el camino hasta encontrarnos con una hoguera. Hay cuatro brujas y un sabueso de las fosas patrullando. Con Dominó y dardos anestésicos debería bastar para noquear a las seguidoras de Delilah. Para el sabueso utilizaremos la ballesta dos veces, una para que se desvanezca y otra, disparándole al cráneo, para que no se vuelva a levantar. Su muerte no cuenta en el recuento de sigilo, así que eliminadlo sin miramientos.

Cuando la zona esté despejada, podemos continuar a mano derecha hasta el interior de Dunwall Tower. Hay una última bruja en el tramo final hasta la torre. Podemos noquearla o pasar sin ser vistos.

Una vez dentro, noqueamos para mayor seguridad al par de brujas que hay en la sala de la izquierda. En la derecha se encuentra el ascensor, sin electricidad por el momento. Debemos ir a la sala de seguridad a restablecer la corriente.

Saltamos por el hueco que dejan los muebles amontonados enfrente de la entrada. Acabamos con la calavera de sabueso que hay al lado del altar y recogemos los talismanes que tiene el decano en el torso.

Subimos el resto de escaleras hasta llegar a la parte superior. Podemos hablar con la estatua de Delilah y a continuación superar los obstáculos amontonados para llegar a la puerta trasera.

Para llegar hasta la capilla (objetivo secundario), tomamos el camino de la izquierda. Cuando lleguemos a una larga mesa con diversos cadáveres como comensales, adoptamos la forma de Paso Sombrío para deslizarnos por la parte derecha sin ser vistos. Hay un soldado mecánico de Jindosh y una bruja sentada en la mesa observando cualquier movimiento sospechoso.

Saltamos los obstáculos y llegamos hasta la Capilla. Escuchamos el audiógrafo y leemos la nota. A continuación, recogemos las algas secas, el pigmento de color y la calavera que hay por la habitación y los colocamos en el altar para crear una runa corrompida.

La recogemos y salimos de la Capilla. Avanzamos por el pasillo que aún no hemos recorrido, frente a la habitación que acabamos de abandonar. La zona está plagada de soldados mecánicos y brujas, así que debemos avanzar con mucho cuidado.

Llegamos hasta la sala del final y con Gran alcance subimos a los conductos superiores para avanzar con más seguridad. Cuando el soldado mecánico no mire, bajamos y entramos en la sala señalada. Descendemos con rapidez las escaleras de piedra hasta la sala de seguridad. Llenamos un depósito con aceite de ballena y lo colocamos en la ranura vacía para restaurar la energía. Al hacerlo, dos brujas bajarán para comprobar que ha ocurrido. Las podemos noquear con una combinación de nuestros poderes o salir sin ser vistos.

Volvemos sobre nuestros pasos hasta la entrada de la torre y alcanzamos el ascensor que hemos visto en un inicio. Podemos utilizar una ruta alternativa para llegar. Subimos al conducto donde antes estábamos y continuamos hasta el final del pasillo, ignorando a las dos brujas que hay abajo. Descendemos y entramos en una especie de cocina. Llegamos hasta el fondo y nos colamos en un conducto de madera, dejándonos caer y llegando a una sala inundada. La cruzamos y al atravesar la puerta estaremos de nuevo en el salón de la entrada. Con Gran alcance, vamos hacia la zona de entrada, evitando que la bruja que se pasea nos detecte. Nos dirigimos a la izquierda, al ascensor y lo llamamos. Cuidado con la calavera de sabueso de la fosa que aparecerá una vez las puertas se abran

Debemos pulsar el botón del cuarto piso: salón del trono y al salir, cruzar la puerta para acceder al tejado de la torre. Una vez en el exterior, avanzamos hasta la sala del trono y con la ayuda de la espada, rompemos las maderas que bloquean el paso. Avanzamos hasta encontrarnos cara a cara con Delilah y nos preparamos para la batalla final.

En cuanto acabe de hablar, subimos a alguna de las lámparas o columnas con Gran alcance, para salir de su área de visión. Tratamos de alejarla del trono y cuando se valle suficientemente lejos, descendemos para colocar la runa corrompida (calavera) que hemos creado en la Capillaen el lado izquierdo del trono.

Una vez hecho esto, nos equipamos el corazón y lo accionamos apuntando con él a Delilah. Después de la escena que se iniciará deberemos seguirla dentro del cuadro para proseguir la lucha.

Una vez dentro, cuando nos acerquemos a ella se dividirá en numerosos clones. Tenemos que acabar sigilosamente con todas ellas antes de que reaparezca la verdadera Delilah. Un truco que puede servir es usar Dominó para acabar con más de una simultáneamente.

Cuando consigamos derrocar a todas sus clones, aparecerá la real. Nos aproximamos rodeadas de neblina, utilizando Paso Sombrío, para noquearla. Cargamos con ella hasta la entrada del cuadro y la dejamos en el trono.

Una vez concluida la escena, nos acercamos a Corvo petrificado para devolverlo a su estado normal y descubrir el final del juego.