Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

Así los veo: previa NFL 2017 de los Pittsburgh Steelers

Así los veo: previa NFL 2017 de los Pittsburgh Steelers

Potencialmente, los Pittsburgh Steelers tienen el mejor ataque de la NFL cuando Big Ben, Antonio Brown y LeVeon Bell están sanos. Potencialmente, la defensa de los Steelers debería estar en el top 5 de la NFL por número de jugadores elegidos en primera y segunda rondas del draft. Los Steelers llevan ocho años entre los máximos aspirantes desde que ganaron su último anillo en la temporada 2008, pero siempre les ha fallado algún detalle que ha truncado sus aspiraciones.

En los últimos años también se ha producido un giro curioso. Hasta 2012 los Steelers eran una defensa monstruosa que también podía ganarte anotando puntos. Desde entonces el equipo se ha dado la vuelta completamente. El antiguo ‘Telón de Acero’ ya no es para tanto y su principal argumento para aspirar al anillo es un ataque que desarbola a sus rivales.

Ese cambio de filosofía coincide con la llegada de Todd Haley como coordinador ofensivo, la elección de Bell en el draft de 2013 y el salto de Antonio Brown como receptor principal del equipo tras la marcha de Mike Wallace. Porque de pronto, por una confluencia de astros sorprendente, los Steelers se encontraron con el que quizá sea el segundo mejor ataque de su historia solo por detrás del de la etapa dorada en que ganaron cuatro Super Bowls con Terry Bradshaw a los mandos. Con el problema de que en esta ocasión, ese ataque de ensueño no ha sido acompañado por una defensa que, probablemente sea la segunda peor en rendimiento de la historia de ‘Los Señores del Acero’, solo por detrás del decepcionante grupo de la etapa final de Chuck Noll.

¿Cuánto le queda a Ben Roethlisberger?

Este año, los Steelers vuelven a la carga con los mismos argumentos, cruzando los dedos para que una defensa confeccionada para ser infranqueable sea de verdad insuperable de una maldita vez. Además comienzan a encenderse las luces de alarma en el ataque. Big Ben terminó la pasada temporada afirmando que empiezaba a valorar el retiro a los 34 años. Algunos sugirieron que puede estar entrando en la misma dinámica que Brett Favre, buscando hacerse querer y ahorrarse algunos entrenamientos de pretemporada. Sin embargo, y aunque sus números en 2016 no fueron muy diferentes a los de años anteriores, sí que han aparecido algunos síntomas de que Roethlisberger podría haber entrado en la cuesta abajo. En algunos momentos se le vio algo superado, lento de ejecución, ‘antoniobrowndependiente’ y terriblemente incómodo cuando LeVeon Bell estaba lesionado. Big Ben siempre ha sido un rockero al que le han atraído los retos difíciles. Sin embargo, en la última temporada, insisto en que sin obviar sus estupendos números, pareció que fue el increíble grupo ofensivo el que tiró de él y no al revés. Posiblemente esas sensaciones no sean suficientes para dudar de las opciones del equipo en la próxima temporada, pero sí para preguntarse si este proyecto está empezando a agotarse.

Detrás de Antonio Brown no había casi nada

Antonio Brown es uno de los mejores receptores del momento. Posiblemente un Top 5 de esta década. El solo, casi sin ayuda, es capaz de cargar con todo el peso del juego aéreo incluso en doble y hasta triple cobertura. Pese a todo, los Steelers echaron mucho de menos el año pasado un receptor número dos alternativo que supiera aprovechar la obsesión de las secundarias con Brown. El hombre habría sido Martavis Bryant, pero se perdió todo 2016 por sanción y Eli Rogers no acabó de ejercer ese papel con éxito. Ambos volverán a estar en la plantilla, con Bryant reinsertado con condiciones. En 2ª ronda del draft fue elegido JuJu Smith-Schuster, un refuerzo necesario para asegurar ese segundo receptor con empaque. Sammie Coates completa un grupo que por potencial lo tiene todo para aprovecharse del trabajo de Antonio Brown. Donde están más cojos es en la posición de tight end, tan importante para Big Ben durante años. Tras el corte de Ladarius Green se queda muy solo Jesse James, que pese a su nombre de pistolero tampoco es para tanto.

LeVeon Bell, el hombre clave

Pese a todos los fuegos artificiales del mundo, el ataque de los Steelers carbura cuando LeVeon Bell impone su dictadura por tierra, y hasta por aire. Por talento es el mejor corredor del momento en la NFL, pero las lesiones le castigan sin piedad para lastrar con ello la eficacia de todo el equipo. El año pasado DeAngelo Williams ya no tenía gasolina para ocupar su lugar con éxito y han elegido en 3ª ronda a James Conner, un corredor que superó con éxito un cáncer linfático y que tiene talento para haber sido elegido más arriba.

Otro de los secretos de los Steelers es su impresionante línea ofensiva. Quizá la mejor de toda la NFL. El año pasado solo concedió 21 sacks y abrió auténticas autopistas a Bell. El español Alejandro Villanueva (LT), Ramon Foster (LG), Maurkice Pouncey (C), David DeCastro (RG) y Marcus Gilbert (RT) forman un quinteto casi inmejorable que ya juega de memoria después de tres años conjuntándose.

Todos suman, pero ninguno destaca

El front seven de los Steelers está plagado de jugadores de 1ª ronda: Cameron Heyward, Bud Dupree, Ryan Shazier y ahora TJ Watt, elegido con el pick 30 global de este año. Heyward y Stephon Tuitt formarán un año más la mejor pareja de defensive ends de 3-4 de toda la NFL, con el primero de vuelta tras perderse por lesión toda la segunda mitad de la pasada temporada. En el nose tackle alternarán Javon Hargrave y Daniel McCullers con el mismo plan de rotaciones que tan bien les funcionó el año pasado. Por detrás sí que habrá más cambios. En el interior del póker de linebackers se encuentra el auténtico corazón de este front seven. Ryan Shazier es rápido, agresivo y está en todas partes. Una bestia con solo 24 años y que mejora partido tras partido. Ya no tendrá al lado a Timmons y su sitio lo ocupará Vince Williams en lo que parece el eslabón más débil de todo el grupo. Por fuera seguirá Bud Dupree, que el año pasado se perdió media temporada y pese a todo consiguió 4,5 sacks y debería aspirar a superar con holgura la decena si puede disputar la temporada completa. Por último, TJ Watt fue elegido en 1ª ronda del draft para sustituir a James Harrison que, a sus 39 años, sigue fresco como una rosa, pero puede quedarse sin una gota de gasolina en cualquier instante. Es un front seven extraordinario sobre el papel, muy agresivo y que consigue muchos sacks. Sin embargo, lleva tres años sin acabar de dar ese salto que convierte a una defensa normal en extraordinaria. Y por nombres hace tiempo que debía haberlo dado.

El agujero sigue estando en secundaria

El año pasado eligieron a Sean Davis en 2ª ronda y ha sido un fracaso como strong. Y Mike Mitchell aguanta como puede en el free. Por eso, la pareja de safeties es, con diferencia, lo peor del equipo. Y tampoco es que en el banquillo haya mucho de donde rascar. No sucede lo mismo con el grupo de cornerbacks donde Artie Burns se ha ganado del papel de número 1 después de un magnífico debut como rookie. Ross Cockrell también se ha reafirmado como número 2 tras otra estupenda temporada. El veterano William Gay completará el trío titular mientras se asienta Cameron Sutton, elegido en 3ª ronda del draft, y ven lo que sucede con Senquez Golson, que después de dos años, y por culpa de las lesiones, no ha jugado un solo snap pese a las expectativas creadas.

Libra por libra, hay muy pocos equipos que puedan exhibir el potencial de estos Pittsburgh Steelers. El ataque está plagado de estrellas y tiene el reprís suficiente para encadenar big plays si fuera necesario. La defensa reúne un front seven que sería la envidia de muchas franquicias. Si tenemos en cuenta que prácticamente no se han movido en la agencia libre y que solo han usado dos de sus cinco primeras elecciones del draft en defensa, parece que dentro del equipo están tranquilos con su potencial defensivo. Con todos esos argumentos, tienen que pensar en ganar ya. No está muy claro que a Big Ben le quede mucho tiempo como quarterback titular de ‘Los Señores del Acero’ y sin él en el equipo, todo el proyecto se puede derrumbar.

Mi pronóstico

Los Steelers tienen un calendario más que asequible. Su división ahora no es aparentemente tan dura como antaño, la Sur de la Americana tampoco asusta y contra la norte de la Nacional disputará sus partidos más complicados en su propio estadio. Además tiene el bye justo a mitad de temporada con más partidos como local en la recta final. No les imagino perdiendo muchos más de cuatro encuentros 12-4, y eso en el peor de los casos,un récord con el que podrían incluso conservar el factor campo hasta una final de conferencia a la que sería un fracaso no llegar. Otra cosa es lo que pueda pasar a partir de ahí. 

 

 

TODAS LAS PREVIAS DE LA TEMPORADA NFL 2017 A UN CLICK

CONFERENCIA AMERICANA

AFC Este

Previa New England Patriots

Previa Miami Dolphins

Previa New York Jets

Previa Buffalo Bills

AFC Norte

Previa Baltimore Ravens

Previa Cincinnati Bengals

Previa Pittsburgh Steelers

Previa Cleveland Browns

AFC Sur

Previa Houston Texans

Previa Jacksonville Jaguars

Previa Indianapolis Colts

Previa Tennessee Titans

AFC Oeste

Previa Kansas City Chiefs

Previa Denver Broncos

Previa Oakland Raiders

Previa Los Angeles Chargers

CONFERENCIA NACIONAL

NFC Este

Previa New York Giants

Previa Philadelphia Eagles

Previa Washington Redskins

Previa Dallas Cowboys

NFC Norte

Previa Minnesota Vikings

Previa Green Bay Packers

Previa Detroit Lions

Previa Chicago Bears

NFC Sur

Previa Tampa Bay Buccaneers

Previa New Orleans Saints

Previa Carolina Panthers

Previa Atlanta Falcons

NFC Oeste

Previa San Francisco 49ers

Previa Seattle Seahawks

Previa Arizona Cardinals

Previa Los Angeles Rams

0 Comentarios

Normas Mostrar