Así los veo: previa NFL 2017 de los Denver Broncos

Así los veo: previa NFL 2017 de los Denver Broncos

Quizá debería decir que el descalabro de los Broncos la pasada temporada fue una sorpresa. Mentiría. No lo fue en absoluto. Lo sorprendente fue más bien su arranque meteórico con cuatro victorias consecutivas, casi todas con mucha autoridad. Terminado el primer mes se confirmó lo inevitable: las bajas en defensa de Malik Jackson y Trevathan eran letales y el ataque seguía siendo tan anémico como el del año anterior, pero sin las pinceladas de genio de Peyton Manning.

Y así, los campeones de 2015 no consiguieron entrar en playoffs después de implosionar tras la semana de bye y perder cuatro de sus seis últimos partidos. Por el camino, Gary Kubiak, su entrenador principal, dijo “basta” por problemas médicos y anunció su retirada. Ha sido sustituido por Vance Joseph, excoordinador defensivo de los Dolphins, que se ha traído como coordinador ofensivo a Mike McCoy pese a su fracaso como entrenador principal en los Chargers. La puesta es atrevida, pero también joven e ilusionante. Y esta vez no parece un punto y seguido para empujar hacia arriba un proyecto ganador, sino un claro cambio de paso de una franquicia que parece dispuesta a explorar nuevos caminos en los próximos años.

Una defensa no tan buena

Volviendo a lo sucedido en 2016, y como las estadísticas engañan, parece que la defensa del equipo siguió siendo casi igual de poderosa que el año anterior, con Von Miller sembrando el pánico y Shane Ray irrumpiendo como otro man-eater letal, y con T.J. Ward, Chris Harris y Aqib Talib poniendo un cerrojo en la secundaria. Nada más lejos de la realidad. Al mismo tiempo que se mantenía la presión a los quarterbacks rivales y se cerraban las rutas de pase, se abría un boquete descomunal en la carrera interior. Lo que al principio fue una pequeña fuga se transformó en riada cuando los rivales descubrieron el agujero, y llegó un momento que toda la defensa, descompensada, se desesperaba para reparar el destrozo. Los Broncos fueron el quinto peor equipo defendiendo la carrera, y por ahí se desangraron, perdieron el control del reloj y sacaron bandera blanca de rendición sin condiciones.

Reforzaron los cimientos

Este año parece que John Elway ha decidido tomárselo con más calma. Si en sus primeros años como General Manager los Broncos se movieron en offseason buscando un impacto inmediato que les convirtiera en aspirantes, este año han trabajado con más paciencia y pensando en el futuro. Las angustias económicas sufridas hace doce meses fueron un palo muy duro que les dejó sin margen de maniobra y a merced de sus rivales. Si encima inviertes todo lo que tienes en mantener a tu corredor estrella, y C.J. Anderson juega por debajo de las expectativas y se lesiona en el séptimo partido, pues apaga y vámonos.

Así que esta vez, con toda la calma del mundo, Elway ha preferido reforzar los cimientos. Ha reconstruido su línea ofensiva eligiendo a Garett Bolles (OT) en primera ronda del draft, fichando a Ronald Leary (RG) en la agencia libre y traído a Allen Barbre (LG) desde Philadelphia. Ha buscado al nuevo Malik Jackson eligiendo a Demarcus Walker (DE) en segunda ronda. Como todo no podía ser bonito, ha parcheado de mala manera el agujero del nose tackle con un Domata Peko que llevaba un par de años siendo un lastre en los Bengals y además siguen sin encontrar un heredero de Trevathan… mientras se les ha abierto otro frente con la retirada de DeMarcus Ware aunque, bien pensado, Shane Ray le suplió con solvencia y hace menos necesario invertir ahí de inmediato.

Concurso oposición para quarterbacks

Durante muchas semanas se habló de que El destino de Tony Romo podría estar en Denver, pero al final estuvo en la CBS. Y tampoco parece que el tema les haya disgustado demasiado. Si de verdad han solucionado el problema de la línea ofensiva, ha llegado el momento de valorar con mejor criterio si Siemian o Paxton Lynch pueden ser quarterbacks titulares legítimos en la NFL. Y que nadie se olvide de Chad Kelly, el sobrino de Jim Kelly, que aunque hasta ahora ha ido despendolado por la vida, si se centra y deja de hacer el cafre, podría esconder toneladas de talento.

Para lo que parece una temporada convertida en concurso oposición para los tres quarterbacks, los Broncos seguirán teniendo un backfield potencialmente élite con C.J. Anderson y Devontae Booker, al que se ha unido Jamaal Charles, lo que hace no mucho tiempo habría ocasionado que se nos hicieran los ojos chiribitas, pero a día de hoy no es garantía de nada por el historial de lesiones del corredor. Un grupo de receptores con Demaryius Thomas y Emmanuel Sanders también debería ayudar a los quarterbacks a sacar todo lo que llevan dentro, y más con los refuerzos que han recibido vía draft con Carlos Anderson (WR), elegido en tercera ronda, y Jake Butt, un tight end que llegó con una quinta y podría convertirse en un auténtico robo si está recuperado de su lesión en el ligamento cruzado anterior.

Recuperar la solidez

Los Broncos han tapado agujeros con sensatez. Y aparentemente sin prisa. Por primera vez, John Elway no pretende seguir ganando ya. Tiene claro que su nuevo proyecto no necesita una reconstrucción profunda, pero sí un paso por el taller mecánico para tapar agujeros, recuperar fuerzas y engrasarse con un staff técnico joven y renovado. Si este año consiguen que Siemian, Lynch o Kelly crucen el Rubicón que les convierta en quarterbacks legítimos, y el año que viene encuentran las piezas que les faltan para blindar el front seven, serán desde ya un rival muy sólido y difícil de batir que muy pronto volverá a aspirar a ganar el anillo.

Mi pronóstico

Hay una expresión perfecta para definir el calendario de los Broncos: “muy chungo”. Cuatro de sus cinco primeros partidos son en casa, pero contra rivales complicados. Después se sucederán los partidos como visitantes y el colofón de la visita de los Patriots. A esas alturas pueden estar cargando ya con un récord difícil de levantar en los últimos partidos, cuando se acumulan visitas de quitar el hipo. Un récord 7-9 sería un éxito para ellos si además les sirviera para eludir el último puesto de la división, pero si se despistan, pueden tener por delante una temporada muuuuuuy dura.

 

 

TODAS LAS PREVIAS DE LA TEMPORADA NFL 2017 A UN CLICK

CONFERENCIA AMERICANA

AFC Este

Previa New England Patriots

Previa Miami Dolphins

Previa New York Jets

Previa Buffalo Bills

AFC Norte

Previa Baltimore Ravens

Previa Cincinnati Bengals

Previa Pittsburgh Steelers

Previa Cleveland Browns

AFC Sur

Previa Houston Texans

Previa Jacksonville Jaguars

Previa Indianapolis Colts

Previa Tennessee Titans

AFC Oeste

Previa Kansas City Chiefs

Previa Denver Broncos

Previa Oakland Raiders

Previa Los Angeles Chargers

CONFERENCIA NACIONAL

NFC Este

Previa New York Giants

Previa Philadelphia Eagles

Previa Washington Redskins

Previa Dallas Cowboys

NFC Norte

Previa Minnesota Vikings

Previa Green Bay Packers

Previa Detroit Lions

Previa Chicago Bears

NFC Sur

Previa Tampa Bay Buccaneers

Previa New Orleans Saints

Previa Carolina Panthers

Previa Atlanta Falcons

NFC Oeste

Previa San Francisco 49ers

Previa Seattle Seahawks

Previa Arizona Cardinals

Previa Los Angeles Rams

0 Comentarios

Mostrar