Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

F1

El fracaso de dos campeones que compromete su futuro

Los franceses unen la crisis institucional a sus malos resultados en 2019 y los británicos subsisten cerrando todas las parrillas de esta temporada.

El fracaso de dos campeones que compromete su futuro
Dan Istitene Getty Images

Yas Marina despide el Mundial de F1. 21 carreras después, algunas cosas cambiaron: Mercedes dejó de hacer dobletes, Ferrari al fin pudo ganar, Red Bull Honda también, igual que McLaren regresó al podio. Otras, sin embargo, fueron tendencia durante toda la temporada 2019: Williams cerró todas las clasificaciones y Renault consumó su paso atrás. Si Hamilton y su escudería son los grandes ganadores, la histórica firma de Sir Frank y el fabricante francés salen muy perjudicados.

Abiteboul, al frente del departamento de competición de Renault, está ahora en entredicho porque las críticas empiezan a señalarle tras cuatro temporadas sin progresos. En los últimos meses ha puesto patas arriba el departamento de aerodinámica y también cambia por completo su estrategia de pilotos desvinculándose de Hulkenberg, a quien eligieron para liderar el proyecto.

Por el camino se habrán quedado Nico, Magnussen, Palmer o Sainz y ahora regresará Ocon junto a Ricciardo, que está cada vez menos convencido. Y a la crisis deportiva, se une la institucional: su expresidente, el brasileño Carlos Ghosn, ha sido detenido bajo acusaciones de malversación de fondos e irregularidades fiscales y la nueva presidenta, Clotilde Delbos, admite que se revisarán las inversiones en competición.

En cuanto a Williams, su situación es aún más delicada. Su subsistencia pasa por los patrocinios que aportan sus pilotos: de Lawrence Stroll y el capital ruso de Sirotkin se pasó a los anunciantes polacos de Kubica, más el alivio económico que haya permitido Mercedes por alinear a Russell. En 2020 sus dos pilotos serán el británico y Latifi, que tiene muchas novias y soporte financiero. Su padre es uno de los accionistas importantes de McLaren. En la casa de Grove, que ahora dirige Claire Williams, hay mucho que solucionar. Y da la impresión de que las de Williams no se solucionan ni siquiera con una buena pretemporada.