Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

FÓRMULA 1

McLaren va de avanzada en la Fórmula 1 del futuro

Avanzan los test con los neumáticos de 18 pulgadas que se usarán a partir de 2021. Habrá cambios en las suspensiones, pero no en el pilotaje.

Lando Norris con el McLaren en el test de Pirelli en Paul Ricard.

Pasó desapercibido entre grandes premios, pero desde septiembre, los Fórmula 1 de la actual generación están rodando con neumáticos de 18 pulgadas, los que se utilizarán en el 'Gran Circo' a partir de 2021. El impacto es mayúsculo viniendo de las 13 pulgadas actuales y los cambios que deben asumir fabricantes, pilotos o la propia Pirelli son enormes. Durante 2020 habrá hasta 25 días de test con el resto de equipos de la parrilla, pero hasta ahora sólo los han trabajado Renault y McLaren, si bien sólo Woking lo ha hecho con sus pilotos titulares en Paul Ricard, este mismo mes.

Las impresiones del constructor de neumáticos son buenas. "El 'feedback' es positivo y han dicho que estos neumáticos van mejor de lo que esperaban. Son más reactivos y con McLaren pudimos confirmar algunos de los resultados que tuvimos con Renault en septiembre. Ahora estamos concretando el plan de test para 2020, serán 25 días y soy muy positivo", explica Mario Isola, al frente del proyecto. En conversación con AS, Carlos Sainz puede comentar poco sobre aquel test en Francia: "No puedo hablar mucho por razones de confidencialidad, son test privados nuestros y de Pirelli y se mandan reportes a otros equipos. Pero a nivel profesional, no puedo decir mucho...".

No obstante, sí desliza que afecta menos a la suspensión de lo que en un principio se podía pensar: "Se notan las diferencias, no puedo decir en qué. Pero no cambia el estilo de conducción, hay que cambiar el coche, el 'set-up'. Pero las líneas de pilotaje eran muy parecidas a un fin de semana de gran premio en Paul Ricard". Cambiarán los diseños de las supensiones porque con los Pirelli actuales, la primera pieza que recibe y recoge los cambios del asfalto y sus impactos es el propio neumático, y con un importante cambio en el grosor habrá consecuencias directas en la arquitectura de los brazos de la suspensión. Modificaciones que se unen a las ambiciosas nuevas reglas que rebajan la carga aerodinámica y recuperan el efecto suelo mientras se implementa un techo presupuestario de 175 millones de dólares.

Aunque la F1 esperará hasta 2021 para introducir los nuevos neumáticos, la Fórmula 2 lo hará desde la próxima temporada y los test en este programa están ya muy avanzados. El fin es que se llegue con más experiencia al cambio normativo de la primera categoría, aunque será todo un reto para los equipos y pilotos de la antigua GP2. En esta clase de revoluciones, los tiempos son fundamentales y la F2 va de avanzadilla. Igual que McLaren y Carlos Sainz, que ya habrán podido dejar alguna pista para los planos del MCL36, el de dentro de dos temporadas.