Competición
  • Champions League

F1 I EL REPORTAJE (IV)

Williams, en caída libre: el F1 de 2019 es más lento que el de 2018

La escudería de Grove es la única que no ha mejorado sus registros de la temporada pasada. En Bakú, el FW42 fue casi un segundo y medio más lento.

Williams, en caída libre: el F1 de 2019 es más lento que el de 2018
@WilliamsRacing

Dice un refrán español que "lo que mal empieza mal acaba". Un proverbio, que viene a explicar que quién lleva una vida desordenada tiene, por lo general, un final desgraciado, que podría emplearse para resumir la actuación de Williams en el Mundial de Fórmula 1 2019.

Porque la escudería de Grove, uno de los equipos más legendarios e históricos del 'Gran Circo', se encuentra sumida en una profunda crisis de resultados que parece no tener fin cuyo punto de partida se inició en la pretemporada.

Dos días y medio de entrenamientos en el Circuit Barcelona Catalunya se perdieron Robert Kubica y George Russell, algo más del 25% del tiempo total en pista, por problemas a la hora de ensamblar las 22.000 piezas que conforman el FW42, ya que en los británicos aún crean, diseñan, fabrican y construyen al completo por sí mismos sus coches de carreras.

Una demora con respecto al resto de la parrilla que provocó que Paddy Lowe pidiese una excedencia al poco de iniciarse la temporada, un cese temporal que meses más tarde derivó en una renuncia como director técnico del equipo, sumiendo a los técnicos del pueblo de Letcombe Brook es una profunda recesión cuyo efecto se está pudiendo constatar en el nulo avance que ha experimentado el monoplaza.

El FW42 es el único coche que no ha mejorado los tiempos que obtuvo su antecesor durante la primera mitad del Mundial de Fórmula 1 2018. Un segundo y cuatro décimas es la disimilitud que acumula, a una vuelta, la máquina pilotada por Kubica y Russell desde Albert Park hasta Hungaroring, una décima y tres décimas de cociente por circuito.

CIRCUITO WILLIAMS 2018 WILLIAMS 2019 DIFERENCIA
MELBOURNE Lance Stroll (1:24.230) George Russell (1:24.360) +0.130
SAKHIR Sergey Sirotkin (1:31.414) George Russell (1:31.759) +0.345
SHANGHÁI Sergey Sirotkin (1:34.062) George Russell (1:35.253) +1.191
BAKÚ Lance Stroll (1:43.585) George Russell (1:45.062) +1.477
MONTMELÓ Sergey Sirotkin (1:19.695) George Russell (1:19.072) -0.623 
MONTECARLO Sergey Sirotkin (1:12.521) George Russell (1:13.477) +0.956
GILLES VILLENEUVE Lance Stroll (1:13.590) George Russell (1:13.617) +0.027
PAUL RICARD Sergey Sirotkin (1:33.636) George Russell (1:32.789) -0.847 
RED BULL RING Lance Stroll (1:05.286) George Russell (1:05.904 ) +0.618
SILVERSTONE Sergey Sirotkin (1:29.252) George Russell (1:27.789) -1.463 
HOCKENHEIM Sergey Sirotkin (1:13.702) George Russell (1:14.721) +1.019
HUNGARORING *Q1 Lance Stroll (1:18.560) *Q1 George Russell (1:17.031) -1.529 
TOTAL +1.301
MEDIA +0.108 

Una déficit de velocidad que fue especialmente elocuente en el Gran Premio de Azerbaiyán 2019, donde el mejor crono conseguido por el actual campeón de la Fórmula 2 fue casi un segundo y medio más lento que el registrado un año antes por Lance Stroll en el trazado de Bakú y que permitió al piloto canadiense comenzar la prueba desde la undécima posición.

Así mismo, en los Grandes Premios de China y Alemania 2019 la disparidad también superó el segundo, siendo sólo los Grandes Premios de España, Francia, Gran Bretaña y Hungría 2019 las clasificaciones donde Robert Kubica y George Russell han conseguido rodar más rápidos que Sergey Sirotkin y Stroll, acción que no les sirvió para acceder a la Q2.

Un punto acumula Williams en el Mundial de Fórmula 1 2019 tras doce carreras disputadas. Y no por méritos propios. La doble sanción de 30 segundos que la FIA impuso a ambos Alfa Romeo en el Gran Premio de Alemania 2019 por irregularidades en el procedimiento de salida permitió a Kubica escalar virtualmente desde la duodécima hasta la décima posición final.

“Williams no está en crisis, sólo necesita tiempo. Tenemos una nueva forma de hacer las cosas que nos traerá éxitos”, aseguró Claire Williams hace seis meses en Montmeló. A día de hoy, el cronometro no le otorga veracidad a su comentario. Y el único, y quizá mayor contratiempo, es que el ‘Gran Circo’ no espera ni se apiada de nadie.