Top-10

James Bond 007: los mejores juegos del agente secreto más famoso del MI6

La redacción y los colaboradores de MeriStation han rebuscado entre los juegos del espía más famoso para elegir los favoritos.

Sin tiempo para morir es la próxima película de James Bond, la última que protagonizará Daniel Craig como el agente 007. En vista de lo sucedido con la pandemia de coronavirus, el filme se ha retrasado en múltiples ocasiones, y eso que la producción ya ha llegado a su fin. La fecha fijada por el estudio es el 30 de septiembre de 2021, tiempo suficiente para hacer un buen repaso por todos los videojuegos protagonizados por el espía británico más famoso.

James Bond apareció por primera vez en los microordenadores de 8 bits, allá por 1983. Desde entonces se han desarrollado múltiples títulos en muchas máquinas de generaciones muy diversas. Los derechos han fluctuado entre distintas empresas, pero seguramente el recuerdo que más rápidamente viene a la mente es el de aquel GoldenEye 007, un videojuego desarrollado por Rare en Nintendo 64. Recientemente salió a la luz una versión remozada completamente jugable que estuvo en marcha para Xbox 360, aunque no consiguió ver la luz en su momento.

En los últimos veinte años han sido dos grandes compañías las que han publicado títulos de 007, primero Electronic Arts y luego Activision. Pese a que la sombra de GoldenEye 007 es alargada, se lanzaron proyectos interesantes más adelante. El siguiente título ya está en marcha y lo desarrollará nada más y nada menos que IO-Interactive, los creadores de Hitman. El proyecto todavía no tiene título definitivo, ya que se encuentra en una fase de desarrollo temprana. Habrá que estar atentos a lo que anuncien en el futuro, pero en este caso toca mirar al pasado, al catálogo clásico, a lo que vino antes.

Los redactores de la revista nos hemos reunidos con licencia para elegir y hemos votado por nuestros títulos preferidos. ¡No te los pierdas!

James Bond 007 Top 10
Daniel Craig como James Bond.

10. 007 Racing (PlayStation)

Si algo le gusta a James Bond además del Martini meclado, no agitado y de sus escarceos amorosos es un buen coche deportivo. Desde los años 60, 007 ha conducido toda clase de vehículos de altísima gama, algo que se refleja especialmente en un videojuego de PlayStation desarrollado bajo el sello de Electronic Arts, 007 Racing. En aquella época, la saga Driver llevaba tiempo en el mercado, por lo que este título lanzado en el año 2000 recogía en buena medida esa esencia. A lo largo de quince fases diferenciadas, los jugadores tenían la oportunidad de subirse a auténticos cochazos, todos ellos tomados de las películas. De este modo, participamos en persecuciones adrenalínicas, rescatamos rehenes o completamos objetivos con un enemigo en la espalda, la cuenta atrás. Pero 007 Racing va más allá de la velocidad, ya que también entran en juego las armas. Ni que decir tiene que R (el sucesor de Q), en su labor de proporcionar el armamento más sofisticado a sus agentes, ha provisto a los coches de metralletas, detonadores o aceite para hacer resbalar a los vehículos rivales. ¿Te gusta conducir?

9. GoldenEye: Agente Corrupto (PS2, Xbox y GameCube)

Pese a que en el análisis que publicamos en MeriStation hace más de 15 años la valoración de GoldenEye: Agente Corrupto fue muy negativa (le pusimos un 3), la redacción actual ha considerado redimirlo en este top. Lo cierto es que el proyecto cargó sobre sus hombros el hecho de llevar el nombre de GoldenEye, una mochila pesada que tal vez pudo funcionar de cara a la campaña de marketing, muy a pesar de que el juego en sí fuera muy diferente. En este título, que también recibió una conversión para Nintendo DS, manejamos a un agente 00 renegado. Se dirige junto con 007 a Fort Nox, que unos terroristas planean hacerlo volar valiéndose de un arma nuclear. En ese contexto, los espías tendrán que hacer todo lo posible para evitar que estalle la bomba. Las cosa no termina bien para Bond, cuyo helicóptero cae abatido.

En realidad, se trata de una simulación con realidad virtual, que demuestra que el agente no está preparado para hacer frente a los desafíos en el MI6. Es entonces cuando es tentado por Golfinger y se cambia de chaqueta. GoldenEye: Agente Corrupto prescinde de la tercera persona y vuelve a la perspectiva en primera persona. Es, en definitiva, un juego de acción con un enfoque claramente centrado en disparar contra todo lo que se mueve.

8. James Bond 007: GoldenEye Reloaded (PS3, Xbox 360, Wii)

La nostalgia es un arma de doble filo, porque es muy difícil estar a la altura de los recuerdos, especialmente cuando el juego en cuestión es una obra maestra. Activision lo intentó con James Bond 007: GoldenEye Reloaded, un juego que salió primero en exclusiva para Nintendo Wii y que más adelante también en PS3 y Xbox 360. El título es una adaptación más libre, que no se limita a seguir los mismos esquemas del videojuego original, aunque evidentemente se rescatan muchas cosas. La primera diferencia que salta a la vista es que Pierce Brosnan no es el rostro de este Bond, sino que es Daniel Craig el que viste el smoking, sin duda un intento de actualizar el producto a tiempos más modernos. No estamos ante un remake al uso, sino más bien ante una reinterpretación de de GoldenEye, y todo ello de la mano de Eurocom, que ya demostró su buen hacer en otros juegos de la saga o en Harry Potter y la Cámara Secreta, por ejemplo.

Con Quantum of Solace, Activision introdujo algunas características de los Call of Duty, algo que también ocurre en este shooter en primera persona. Sorprenden de vez en cuando los scripts, que culminan en secuencias espectaculares que casan muy bien con el espíritu de James Bond. Sí, tiene guiños que nos recuerdan a la versión de Nintendo 64, pero Reloaded se titula así por una razón: es un proyecto nuevo, que sí, bebe de la nostalgia, aunque con su propia personalidad.

7. James Bond 007: Desde Rusia con Amor (PS2, Xbox, GameCube, PSP)

Sean Connery fue el primer Bond de las adaptaciones a la gran pantalla, un actor que encarnó al agente secreto a lo largo de siete largometrajes. Después del lanzamiento de Todo o Nada, Electronic Arts echó una mirada al pasado y publicó Desde Rusia con Amor, un videojuego basado en la película clásica, en la que contaron de nuevo con elactor escocés. De hecho, no solo prestó su rostro, sino que también dio voz al personaje. La campaña nos pone en la piel de 007, que manejamos en tercera persona. Como no podía ser de otra manera, implementa mecánicas de disparo y utiliza distintos gadgets.

La narración, bastante bien contada, sigue los acontecimientos de la película, pese a que se producen algunos cambios que permiten explorar algunos acontecimientos que no están en el filme. Las fases tienen un desarrollo lineal, que se articulan en torno a la narrativa y a diversos objetivos que debemos completar. Naturalmente, el peso de la acción es notable, por lo que casi todos los conflictos acaban con Bond apretando el gatillo. Tiempo después se lanzó una versión para PSP, que añadía un modo multijugador y recortaba algunos aspectos respecto a la obra original.

6. James Bond 007: Blood Stone (PS3, Xbox 360, PC)

Bizarre Creations, el estudio detrás de Project Gotham Racing, escribió uno de sus últimos capítulos con este James Bond 007: Bood Stone. La desarrolladora fue adquirida por Activision, que después de un par de proyectos, entre los que también se encuentra el juego de conducción Blur, decidió cerrar sus puertas para siempre. Sea como fuere, en este título en particular las expectativas eran altas, ya que el videojuego prometía ser una aventura completamente original dentro del mundo de James Bond. De hecho, el guion no se basa en ninguna de las películas, aunque todos los ingredientes habituales están ahí.

Daniel Craig cede su imagen y su voz y continúa construyendo su personaje en un producto en tercera persona muy enfocado a la acción. Hablamos de Bizarre, un estudio especializado en la conducción, de modo que se esperaba que las fases en los vehículos funcionaran muy bien. Al final, fue recibido por la crítica de forma algo tibia, aunque se trata de un título más que disfrutable. Atención especial a la intro original, que no solo dispone de un tema musical original interpretada por Joss Stone.

5. James Bond 007: Agente en fuego cruzado (PS2, Xbox, GameCube)

El espía del MI6 había sido protagonista en varios juegos para Nintendo 64 y PlayStation, pero con el cambio de generación llegó el momento de intentar ofrecer otro tipo de experiencias. James Bond 007: Agente en fuego cruzado se comercializó en el año 2001 y es una de las producciones de Visceral Games (EA Redwood Shores), los creadores de Dead Space. Aunque el estudio ya no existe, en su momento fueron capaces de diseñar un título de Bond a la altura, aunque siempre con GoldeEye mirando por encima del hombro.

Uno de sus méritos es que Electronic Arts se desligó de las películas y encargó un juego con sus propia historia, cuando los títulos de la época tendían siempre a acompañar a los respectivos largometrajes. El actor detrás del personaje no es Pierce Brosnan, sino un rostro completamente nuevo. Como juego de acción en primera persona, pone al usuario en múltiples situaciones: persecuciones, tiroteos, posibilidad de disparar desde un vehículo, etc. Además, el juego introdujo un modo multijugador convencional de tipo deathmatch y de capturar la bandera.

4. James Bond 007: El Mundo Nunca es Suficiente (Nintendo 64)

Tal vez resulte confuso, ya que El Mundo Nunca es Suficiente contó con dos videojuegos diferentes, uno para la primera PlayStation y otro para Nintendo 64. Ambos están basados en el mismo filme, el siguiente tras GoldenEye, también protagonizado por Pierce Brosnan. Black Ops se encargó de la versión para la máquina de Sony, mientras que Eurocom hizo lo propio con la de los de Kioto. La balanza se decanta hacia este segundo videojuego, un título bastante más competente que el de PSX, aunque compartan algunos elementos, empezando por el argumento. Sin embargo, se diferencian por las fases.

También hay similitudes entre este título y el de Rare, ya que la desarrolladora rescató el esquema de control del clásico de la Gran N. Esto significa que estamos ante un shooter en primera persona que nos lleva a recorrer toda clase de niveles mientras vaciamos nuestro cargador contra los enemigos. En la línea de GoldenEye, EA trató de reproducir las bondades del modo multijugador, pero no lograron alcanzar las cotas de calidad de este. Más allá de eso, estamos ante un juego a tener en cuenta.

3. James Bond 007: Todo o Nada (PS2, Xbox, GameCube)

Desde el lanzamiento de GoldenEye, los desarrolladores se han roto la cabeza para intentar emular el éxito del juego de Nintendo 64, al menos durante los años siguientes al lanzamiento de ese videojuego. Lo cierto es que Electronic Arts fue la que recogió el guante y desarrolló numerosos proyectos, pero quizá debían desprenderse de esa dependencia para construir títulos que se alejaran un poco de la premisa de los clásicos. Todo o Nada es un buen ejemplo en esa línea. El juego, que salió a la venta en consolas de sobremesa (así como en una versión para GBA no tan inspirada), se decanta por una historia original no del todo reseñable, pese a que cuenta con la participación de Pierce Brosnan y de otros actores conocidos como Willem Dafoe, que interpreta al antagonista. También participan Heidi Klum, Shannon Elizabeth, Judi Dench, Misaki Ito, Richard Kiel, Mya Harrison y John Cleese.

Si hay una palabra que describa Todo o Nada bien podría 'variedad'. Mezcla las mecánicas de acción como en un buen cóctel, pero al mismo tiempo permite al jugador conducir vehículos de infarto y motos, pero también pilotar helicópteros o manejar mortíferos tanques. El sigilo, el uso de gadgets y de las distintas armas conforma un videojuego que merece estar casi en lo más alto de nuestro top.

2. James Bond 007: Nightfire (PS2, Xbox, GameCube, PC)

Otra misión más para el agente secreto británico por excelencia, y no es una cualquiera. Vestido con un smoking impoluto, James Bond vuelve a la carga con otro de esos juegos que no sigue la historia marcada por las películas, aunque comparte los rasgos habituales del personaje: magnífico espía, ligón empedernido y con un gusto especial por los vehículos y el Martini. En 007: Nightfire, el Aston Martin que conducimos es capaz incluso de funcionar bajo el agua y está bien equipo con armas para dar buena cuenta a los enemigos. Este shooter en primera persona traslada toda la esencia Bond en un producto que también juega con mecánicas variadas.

En la piel de James Bond, nos infiltraremos en complejos enemigos, dispararemos desde un helicóptero contra blancos en movimiento y conduciremos nuestro deportivo a gran velocidad. Las fases desarrollan con acierto una historia que bien podría ser la de una película, en la que la acción está presente en todo momento. Además de las armas, el agente se vale de gadgets y de otros utensilios para cumplir sus objetivos y salvar el mundo de una nueva amenaza. Una gran continuación para Agente de fuego cruzado

1. James Bond 007: GoldenEye (Nintendo 64)

Durante todo este artículo, GoldenEye ha estado presente casi desde los primeros párrafos. El juego de Rare fue el espejo en el que mirarse, la prueba de que se podía hacer un buen shooter en consolas. Hasta esa época, el género estaba muy asentado en el PC, que gracias a su sistema de control con ratón y teclado, podía ser extraordinariamente preciso. Pero para extraordinaria la fantástica adaptación del estudio británico, que no solo diseñó un excelente videojuego de James Bond, sino que colocó los pilares que sirvieron para que el shooter en primera persona se desarrollara en consola. Ya han pasado más de dos décadas desde el lanzamiento de esta auténtica obra maestra, que lo sigue siendo a pesar de la evolución que se ha producido a nivel tecnológico.

GoldenEye 007 es sin duda uno de los mejores adaptaciones que se han hecho nunca de una película. Siguiendo los acontecimientos narrados en el largometraje y con los mismos actores originales (en su versión extremadamente pixelada), el jugador se enfunda el smoking de Bond para visitar parajes nevados, bases secretas, entornos boscosos y hasta un tren repleto de peligros y de enemigos dispuestos a dejarnos el traje como un queso gruyere. A estas alturas da la impresión de que nos estamos repitiendo, pero la producción de Rare también es muy variada en lo que respecta al tipo de armas y de situaciones que tienen lugar.

Además de todo esto, el multijugador supuso un auténtico divertimento para todos los que en su disfrutaron el videojuego. Nada como plantar una mina con control remoto en la taza de un váter y esperar a que algún amigo se paseara por el retrete en busca del pasadizo secreto, con el objetivo de sorprendernos de alguna manera. En un segundo, el caos estaba servido.

Puede que algunas mecánicas de GoldenEye 007 hayan envejecido un poco, pero nadie podrá quitar el mérito a Rare. Un título redondo que será recordado como lo que es, una obra maestra.

Goldeneye 007

Un nuevo género de shoot'em up ha nacido, y con el un pedazo de juego para nuestra N64.

Goldeneye 007