GoldenEye 007: Reloaded
GoldenEye 007: Reloaded
Carátula de GoldenEye 007: Reloaded

Mezclado, no agitado

Salva Fernàndez salbaFR

Goldeneye 007: Reloaded es la nueva versión del FPS que apareció el año pasado en Wii. Cambios gráficos, novedades en algunos modos y mantener la esencia de James Bond son algunos de los elementos que promete esta versión.

Goldeneye es un nombre que ha acompañado sin ninguna duda la historia de los juegos de acción en primera persona para consola. Hace ya casi 15 años -1997 para más señas- que Rare demostró que sí se podían hacer grandes FPS en plataformas que no fueran el PC. En este tiempo el género ha ido creciendo de manera generosa hasta ser el más prolífico en la presente generación. Activision decidió que tener la licencia de una obra maestra de mediados de los noventa era una oportunidad. Y Goldeneye ha vuelto entre nosotros. Aunque con algunos matices.

Con Eurocom trabajando en esta vuelta al pasado, llegó Goldeneye: 007 a Wii. Todo parecía encajar perfectamente con un nombre mítico dentro de los videojuegos -uno los mejores productos interactivos basados en una película- volviendo precisamente a una consola Nintendo, donde vio la luz el original y de donde no salió. Esta apuesta exclusiva para Wii cumplió con las expectativas a pesar de ser una propuesta arriesgada. No era un remake al uso, algo deseado por muchos usuarios pero que nunca ha llegado producirse debido a las diferencias entre Nintendo y Microsoft, actual propietaria de Rare (creadora del juego original en 1997). Pero eso no frenó a un FPS muy divertido y lleno de guiños al pasado. Reloaded, el juego que nos ocupa en este análisis, es la puesta a punto de la versión de Wii. Pero para Playstation 3 y Xbox 360.Detrás de él se encuentra la misma compañía, Eurocom, que realizó el juego de Wii. Los mismos que ya han pisado más de una vez territorio 007 con el último Quantum Solace o con el notable Nightfire que vio la luz en la pasada generación de consolas. En esta ocasión, como vamos a ver, no se han limitado a actualizar en alta definición el Goldeneye 007 aparecido el año pasado, sino que se ha hecho un trabajo técnico algo más profundo para adaptarse a las consolas nuevas. Además de contar con algunos modos de juego que no estaban en la entrega para Wii. El otro Goldeneye está de vuelta, y con él todas sus particularidades.Una mirada diferente
Goldeneye 007: Reloaded es básicamente el mismo juego que en Wii, pero traspasado a Playstation 3 y Xbox 360. Por lo tanto, si se jugó en la consola de Nintendo uno ya sabe lo que va a encontrar. Esta premisa significa, también, que es una obra alejada del original de Rare de hace 14 años. Y eso se deja ver en los primeros compases de partida. El elegante Pierce Brosnan ya no es el protagonista de este Goldeneye, sino que lo es -como en las películas actuales- Daniel Craig. El cambio de protagonista es un elemento diferencial, pero no es el único. De Goldeneye, la trama que vamos a jugar tendrá poquito. Se ha reinventado el argumento, el desarrollo y las localizaciones. Es otro juego, pero con algunas esencias de ese glorioso pasado.Al principio tendremos la sensación de estar jugando a esos clásicos emplazamientos. Un 'sí, pero no'. Empezamos justo en el mismo sitio que en Goldeneye de Nintendo 64, pero ya vemos que la cosa será distinta cuando subamos a un vehículo ruso y acabemos a tiroteo limpio con nuestros enemigos. Más adelante, volveremos a sorprendernos al ver que en un lugar más avanzado, asomamos la cabeza por encima de unos lavabos. Como hace 14 años. Pero a medida que avancemos por esa zona veremos que todo ha cambiado. Reloaded tiene guiños muy claros a la obra original, pero más allá de eso es una aventura con entidad propia que se ha tomado la libertad, años después, de reescribir el juego. La película. Todo.

El resultado es una trama principal en la que visitaremos un interesante contraste de localizaciones aliñado todo con secuencias cinematográficas y algunos scripts marca de la casa. Eurocom, bajo el paraguas de Activision, también tiene claro el referente de Call of Duty, y eso se traduce en todo tipo de secuencias y momentos de cinemáticas espectaculares que sirven para meternos más en el papel de Craig, al que veremos la cara en más de una ocasión. Aquí, acabar lanzándose al vacío de una presa es mucho más espectacular que en el juego original. También se nota en movimientos concretos del protagonista al moverse por el escenario, como saltar vallas o en los movimientos sigilosos cuerpo a cuerpo, más acorde con los tiempos que corren actualmente.La mecánica de juego, eso sí, se queda a medio camino entre Call of Duty y Goldeneye. Tendremos muchos momentos en los que los tiroteos serán constantes y de obligado cumplimiento. Acabar con decenas de enemigos como si de un marine norteamericano se tratara. Por otro lado, tenemos muchos elementos clásicos de un agente secreto como Bond. Muchas fases del juego las podemos afrontar mediante la infiltración, el silenciador y los atajos para no ser descubiertos. Esto se asemeja mucho más al tipo de protagonista que estamos controlando, y de paso es más fiel respecto al juego con el que comparte nombre. No es lo único, ya que hay mecánicas y el sistema de misiones que también parece respetarse de manera notable.A pesar de tener un desarrollo bastante lineal durante buena parte de la trama, iremos avanzando de un punto A hasta un punto B, lo cierto es que Reloaded ofrece una serie de misiones secundarias que nos motivarán a no pasar el juego lo más rápido posible y listos. Desde piratear una serie de ordenadores concretos a recabar información sobre un tema paralelo para el Mi6, o fotografiar elementos que pueden servir al gobierno británico, tenemos todo tipo de sidequests dentro de las misiones que abren las localizaciones que visitamos y permiten ofrecer una rejugabilidad a la campaña que no está presente en otros juegos del género.Mejor como antes
El control es preciso y muy similar a los que hemos visto en los FPS actuales, además que el juego va fluido como la seda y eso ayuda a que el ritmo sea el adecuado. En Playstation 3 también es compatible con Move. La presencia de tantos enemigos en momentos puntuales, lo que definiríamos como momentos Call of Duty, hace que se haya tenido que adaptar a Bond a los nuevos tiempos. Los de la regeneración automática. Escondiéndonos durante un tiempo prudencial recuperaremos nuestra vitalidad y podremos seguir como si nada. Si bien es cierto que esto es así en la práctica mayoría de juegos FPS actuales -tengan excusas futuristas o no de por medio- le quita bastante dificultad a nuestro avance. Antes, si nos localizaban y no éramos rápidos, acabábamos muertos en un santiamén. Ahora podemos escondernos detrás de una mesa y salir a por todas cuando nos recuperemos. También tenemos Quick Time Events más molestos que otra cosa.
Por eso es tan importante y remarcable el modo Agente 007 que está disponible en el menú principal antes de empezar a jugar. Con él se nos permite disfrutar de la aventura principal como antaño, y eso es con una barra de vida que se reduce cuando nos disparan y que sólo se puede recuperar con los botiquines de salud que encontremos por el camino. Debemos añadirle los clásicos chalecos anti balas que servían para doblar nuestra vitalidad y poder ir más seguro. Así preferiremos jugar infiltrándonos antes que luchar atrincherados y a tumba abierta. Y la campaña multiplica de paso su oferta con este modo.

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce. A pesar de esta presentación y desarrollo con misiones secundarias, posibilidad de jugar en un modo clásico y la presencia de variedad de situaciones, la experiencia puede acabar mermada por la inteligencia artificial de los enemigos. Brilla, pero por su ausencia. Veremos enemigos que salen de su cobertura corriendo sin dispararnos ni nada, otros vendrán a buscarnos conscientes que se quedarán vendidos a la que nos encuentren atrincherados. La respuesta a una granada no será la que tendríamos nosotros si nos lanzan una granada a nuestra vera… Jugando normal y avanzando podemos no darnos cuenta, pero cuando hay momentos de batallas más largas vemos que los enemigos no están a la altura de lo esperado.Mi6 al habla
La principal novedad de Goldeneye Reloaded respecto al juego que apareció en Wii hace ahora un año es precisamente las misiones Mi6, con las que se cierra la oferta para un solo jugador. Se trata de una decena de retos en los que debemos cumplir un objetivo concreto y ganar estrellas. Mapas de cierta extensión con armas y enemigos. A partir de aquí, depende de lo que nos pida la misión en concreto. Acabar con todos los enemigos al más puro estilo oleadas, algo visto en Uncharted 3 o en Gears of War 3 con su modo horda, defender un punto concreto mientras descargamos información, acabar y avanzar por un mapa sin ser descubiertos al más puro estilo Sam Fisher o Solid Snake y asaltar bases enemigas ganando puntos de control sin morir.Se trata de un modo de juego con luces y sombras. Las misiones en cuestión pueden hacerse aburridas debido a que en muchos casos iremos matando bots como quien hace tiro al plato. Cosas de la IA mencionada anteriormente. No saben flanquearnos, o no al menos de manera correcta. Además, cuando estás un buen rato matando a los enemigos que van apareciendo por los mismos sitios una y otra vez, sin esquemas ni mecánicas distintas, acaba haciéndose pesado. Por otro lado, tiene tantos elementos de personalización que podemos hacer las misiones tal y como nosotros deseemos. Modificar la salud nuestra y enemiga, la puntería, la agresividad, si jugamos con radar o no,  o añadir otros elementos como el uso de la pistola de oro, tener RPGs, munición infinita… Podemos hacernos misiones a nuestro gusto, auténticos retos si lo deseamos y así de paso multiplicar puntos para ganar más estrellas. Eso sí, incomprensiblemente sin opción multijugador en este punto.Una consola, cuatro mandos
Goldeneye se hizo eterno gracias a uno de los multijugadores más divertidos jamás creados. En Nintendo 64 las partidas con la pantalla partida en cuatro partes estaban a la orden del día, y aquí están de vuelta. En un momento en el que este tipo de juego local ya no está, otro guiño al pasado más que acertado para aquellos que quieran disfrutar de piques antológicos con los compañeros… en el mismo sofá. Una decena de mapas variados y ambientados muchos en la trama principal -otros rescatados o inspirados directamente del juego de Nintendo 64- y modos de juego que no son el adalid de la originalidad, pero que mantienen la fidelidad al producto original y son divertidos. Que de eso se trata. Todos contra todos, lucha por equipos, la pistola de oro, asaltar un elemento del equipo enemigo mientras estos lo defienden, el mismo deathmatch sin radar… El multijugador es sencillo, directo y divertido.Además, gana muchos puntos gracias a la personalización que también está presente en este caso, con la posibilidad de modificar absolutamente todos los parámetros que se nos pasen por la cabeza para así crear nuestras partidas a gusto. Si preferimos jugar solo con tiros a la cabeza, así será. Si por el contrario queremos que un impacto sea igual a una muerte, también. Podemos ir modificando lo que nos apetezca. El multijugador está lleno de personajes de otras obras de James Bond, un guiño a los fans del agente secreto que quieran jugar con algunos de los enemigos o aliados de Bond a lo largo de las aventuras que ha ido protagonizando.

Apartado técnico
Goldeneye 007: Reloaded no es ninguna maravilla a nivel técnico. No lo era en Wii, y aquí sigue sin serlo. Eurocom no se ha limitado a coger la versión de la consola de Nintendo y optimizarla para la alta definición, sino que el motor ha sido trabajado de nuevo para poder ofrecer un mejor acabado acorde con la potencia técnica de Xbox 360 y Playstation 3. Pero el resultado es bastante irregular, ya que aunque tiene elementos más que notables como pueden ser algunas partículas (la lluvia o los charcos en el suelo de agua) en conjunto se ve que está algo limitado, con texturas más planas de lo deseable en pleno 2011 y poca carga poligonal en los enemigos y otros protagonistas. Otros efectos, como explosiones y disparos, cumplen sin más su cometido. Eso sí, a cambio la fluidez del juego es envidiable: 60 frames por segundo sin ningún problema. Mejor que Wii, pero insuficiente en los tiempos actuales.Por su parte, la banda sonora acompaña de manera más que interesante la campaña del juego con melodías acordes a lo que nos estamos enfrentando en pantalla. Además, el juego llega doblado completamente al castellano, tanto por los textos de menús y subtítulos como también las voces que vamos a ir escuchando mientras destripamos el juego de arriba abajo. Todo lo referente a explosiones, sonidos de las armas y demás efectos especiales también están a un buen nivel en términos generales.Conclusiones

LO MEJOR

  • Campaña reinventada y con buen ritmo
  • La gran cantidad de elementos personalizables en el multijugador, ampliado a 16 en partidas online
  • Los elementos clásicos presentes: botiquines y chalecos en el modo de dificultad agente 007 y las tareas opcionales

LO PEOR

  • IA enemiga mediocre tanto en campaña como en el modo Mi6
  • Mi6, modo poco inspirado e inexplicablemente sin opciones multijugador
  • Precio excesivo (70 euros) teniendo en cuenta las novedades respecto a la versión de hace un año
  • Técnicamente es bastante justito

CONCLUSIÓN

Goldeneye 007: Reloaded es el mismo juego que apareció en Wii hace un año (a un precio algo exagerado de 70 euros), y eso significa que es un buen FPS alejado, eso sí, del original de Nintendo 64. La campaña tiene elementos interesantes tales como las misiones secundarias, el modo Agente 007 que nos hace jugar con botiquines y chalecos o los guiños a tramos de la entrega original de Nintendo 64. Aliñado con un toque más cinematográfico y con tramos que beben directamente de la herencia Call of Duty, algo alejados del modus operandi de James Bond. Además, es algo más larga de lo habitual en el género hoy en día si queremos completarla con todas las secundarias (10 horas). Pero la Inteligencia Artificial enemiga lastra la experiencia por su torpeza. El principal añadido son las misiones Mi6, que eso sí no ofrecen nada relevante a nivel jugable e inexplicablemente no cuenta con opciones multijugador. Sin ningún alarde técnico que explote las condiciones de las nuevas plataformas en las que sale, su otra gran baza es el multijugador, efectivo, sencillo y divertido. Sobre todo por las posibilidades de personalización que ofrece tanto vía Internet, se ha ampliado a 16 jugadores por los 8 de Wii, como si queremos jugar cuatro en modo local y pantalla partida.- Los elementos clásicos presentes: botiquines y chalecos en el modo de dificultad agente 007 y las tareas opcionales- La gran cantidad de elementos personalizables en el multijugador, ampliado a 16 en partidas online- Campaña reinventada y con buen ritmo

7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.