Asalta Tumbas

Los mejores juegos de Tomb Raider (2021) - Top 10

A las puertas de su 25 aniversario, la saga protagonizada por Lara Croft ya acumula muchos juegos de gran calidad. Recopilamos y ordenamos los mejores.

Han pasado un par de semanas desde que publicamos nuestro top 10 de Metroid y la idea ha surgido prácticamente sola: ¿por qué no hacer otro con Tomb Raider? Después de todo, así como Samus Aran fue una de las primeras heroínas de los videojuegos, la llegada de Lara Croft una década después llevó ese hito al siguiente nivel. Creado por la británica Core Design a mediados de los noventa, el Tomb Raider original ya vino luciendo el nombre de su protagonista en portada, como si la arqueóloga trotamundos fuese la clase de celebridad que no necesitaba presentaciones. Su poco camuflada inspiración en Indiana Jones ayudaron a que así fuera, la idea pronto quedaba clara. Pero ni siquiera sus autores podían imaginar todo lo que vendría después.

A punto de cumplirse 25 años desde su estreno —para Sega Saturn en octubre de 1996—, Tomb Raider sigue siendo un fenómeno que trasciende a la cultura jugona: además de una docena de entregas principales, la franquicia abarca varios spin-offs, incursiones exitosas en medios como el cine o los cómics, y libros dedicados a su estudio. No ha sido, eso sí, una trayectoria exenta de altibajos, ya que también ha estado marcada por los casi inevitables descensos en la calidad o la frescura que propiciaron cambio de estudio, reinicios con nuevas ideas y algunos de los mejores añadidos a la serie. De todo eso y más nos permitirá hablar el top 10 que hemos confeccionado mediante votación interna. Así que vámonos de aventuras con Lara.

10. Lara Croft and the Guardian of Light

  • Plataformas: Xbox 360, PS3, PC, iOS, Android, Stadia

Empezamos con un caso curioso, ya que se trata de uno de esos spin-offs no encuadrados en la saga principal —ni siquiera luce Tomb Raider en el título—, pero capaz de abrirse camino hacia el top a pesar de ello. Primer juego desarrollado tras la adquisición de la franquicia por parte de Square Enix, Guardian of Light se estrenó durante 2010 en las tiendas digitales (Xbox Live Arcade, PSN, Steam) y ofreció una aventura arcade de perspectiva isométrica con cooperativo.

Sobre el papel podía sonar como una desviación demasiado grande para la fórmula, pero a la hora de la verdad, Guardian of Light sorprendió con buena factura, una jugabilidad refinada y, sobre todo, una cantidad y calidad de puzles no siempre presente en entregas mayores. Explorando sola o junto al guerrero maya Totec, Lara debía hacer frente a montones de hordas enemigas, pero también usar la cabeza, resolver pruebas plataformeras y estar atenta al entorno para dar con las preciadas reliquias. Un recordatorio de que las apariencias a veces engañan.

9. Tomb Raider: Legend

  • Plataformas: PS2, GameCube, Xbox, PC, Xbox 360, PS3

Del primer juego de la etapa Square pasamos al primero desarrollado por Crystal Dynamics, autores también de Guardian of Light, pero iniciados en la franquicia varios años antes, cuando tomaron el testigo de Core Design y lanzaron Tomb Raider: Legend. Siguiendo al decepcionante El Ángel de la Oscuridad, la editora Eidos Interactive puso en marcha un reinicio formal y Crystal Dynamics contó con la ayuda de Toby Gard (creador de Lara que abandonara Core Design tras la primera entrega por diferencias creativas) para recapturar el interés de los fans.

Legend trajo de vuelta lugares y situaciones familiares, pero ofreció una nueva Lara para una nueva etapa, con manejo más cómodo y preciso, una acción más estilizada —en ocasiones muy escorada hacia el estilo hollywoodense más palomitero—, el frecuente uso de un gancho magnético para salvar precipicios, interactuar con el entorno o atontar enemigos, y nuevos puzles basados en físicas. Sería superado por los siguientes esfuerzos de Crystal Dynamics, pero Legend proporcionó un renacimiento eficiente en uno de los momentos de mayor incertidumbre de la saga.

8. Tomb Raider: The Last Revelation

  • Plataformas: PlayStation, PC, Dreamcast

También conocido como Tomb Raider IV a pesar de no estar numerada, The Last Revelation fue la última entrega lanzada en la década de los noventa y materializó la extenuación de Core Design con el ritmo de lanzamientos anuales en su deseo de acabar con Lara Croft. Como todos sabemos, la aventuras de la arqueóloga distaron de terminar ahí —el juego fue inmediatamente sucedido por Chronicles—, pero esa intención de poner fin a la serie dio pie a un título que exploraba los orígenes de Lara vía flashback jugable antes de preparar el terreno para su trágico desenlace.

Por otro lado, los gráficos también evidenciaron la experiencia adquirida por el estudio con el hardware de PlayStation; la jugabilidad integró mejoras en el control y novedades como el balanceo en cuerdas o la combinación de objetos para resolver algunos puzles al estilo Resident Evil; y el desarrollo se ciñó a Egipto para permitir niveles más grandes e interconectados, además de una sensación de aislamiento más similar a la del primer juego que las dos secuelas intermedias. Un más que digno acompañante —si bien no el cierre intencionado— para la trilogía original.

7. Tomb Raider: Underworld

  • Plataformas: Xbox 360, PS3, PC

Secuela directa de Legend, Tomb Raider: Underworld fue la primera entrega que hizo un uso más extensivo de las capacidades de Xbox 360 y PlayStation 3 (también hubo versiones para PS2 y Wii, pero con severos sacrificios técnicos). Para cerrar su primera trilogía, Crystal Dynamics intentó buscar un equilibrio entre el espectáculo más ligero de Legend y la aventura más solitaria y elaborada del remake del original —que trataremos llegado su momento—, consolidando la que por aquel entonces (2008) se podía considerar como la mejor entrega inédita del nuevo milenio.

Eso sí, el resultado no conquistó a todos por igual y volvió a dejar la saga al borde del reinicio, pero es difícilmente cuestionable que Underworld sacó más partido al mejorado sistema de control en sus niveles —algo lineales, pero amplios y elaborados—, que los puzles subieron el listón respecto a Legend, que la omisión de Quick Time Events logró una experiencia más natural, que el regreso de espaciosas zonas submarinas enriqueció la variedad del desarrollo o que la desescalada de la acción —con mayor presencia de animales y criaturas fantásticas frente a simples humanos— le confirieron un aroma más clásico que el primer intento de Crystal Dynamics. Una buena despedida antes de salir en busca del siguiente giro para la serie.

6. Tomb Raider III

  • Plataformas: PlayStation, PC

Y del tercer Tomb Raider de Crystal Dynamics saltamos al tercero de Core Design. Con la saga ya asentada como una de las franquicias más populares del medio, el estudio se vio produciendo entregas en tiempo récord, aunque tardaría en pasar factura visible a los propios juegos. Tomb Raider III, por ejemplo, mejoró de forma significativa el apartado visual, con modelados y escenarios más complejos y ricos en detalles, iluminación más realista y mayor distancia de dibujado.

La jugabilidad también se benefició de refinamientos y acciones inéditas como gatear o desplazarse agarrándose a barrotes con las manos, nuevas armas y vehículos; y el desarrollo, además de presumir de algunas localizaciones más modernas, permitía elegir el siguiente país a visitar (entre Londres, Nevada o unas islas del Pacífico) para ofrecer más de libertad entre el primer y el último nivel. Una aventura de escala global donde el minuto a minuto de juego quizá no fue demasiado revolucionario, pero sirvió para mantener alta la fiebre por Tomb Raider durante otra temporada.

5. Tomb Raider (2013)

  • Plataformas: PS3, 360, PC, PS4, One, Stadia, PS5, Xbox Series

Cinco años después de Underworld, Tomb Raider se reinició de nuevo en manos de Crystal Dynamics, pero con un cambio de enfoque más radical que el de Legend. En un panorama ya dominado por la Uncharted de Naughty Dog, Nathan Drake relevó a Indiana Jones como influencia principal, aunque el estudio intentó marcar las distancias forjando con fuego y sangre la leyenda de una nueva Lara Croft, más humana y vulnerable hasta que circunstancias extremas le empujaban a convertirse por la fuerza en esa heroína que llevábamos años dando por sentado.

Por primera vez desde el original, Tomb Raider prescindió de número o subtítulo y nos llevó una isla cruenta, llena de peligros, donde la acción seguía predominando sobre los saltos de precisión milimétrica y los puzles elaborados de antaño, pero donde también se sabía ofrecer más que una simple cadena de tiroteos, set pieces e infortunios gracias a herramientas como el pico de escalada, la creación y mejora de armas mediante la colección de recursos, el incentivado uso del sigilo para despachar enemigos o la libertad para explorar y hacer backtracking por la propia isla.

4. Rise of the Tomb Raider

  • Plataformas: 360, One, PS4, PC, Stadia, Xbox Series, PS5

Dos años después del último reinicio, Rise of the Tomb Raider llegó volviendo a rechazar las convenciones sobre subtítulos y dando continuidad a la nueva vía narrativa y jugable abierta por su predecesor. Con la nueva Lara Croft ya establecida como una leyenda en ciernes, Crystal Dynamics giró desde la supervivencia extrema hacia una aventura algo más tradicional, todavía asentada sobre las mecánicas y el tono de la entrega de 2013, pero con la heroína ahora embarcándose voluntariamente en un viaje para proseguir las investigaciones de su padre.

En el proceso, Rise ofreció mayor variedad de ambientes, niveles más amplios, más mejoras de equipamiento para construir con los recursos, la reintroducción del buceo —omitido en la entrega previa— y mayor énfasis en los puzles, sobre todo al internarnos en las tumbas que dieron nombre a la saga en primer lugar. La nueva etapa seguía trazando un camino propio, más realista en el drama y a la vez más efectista en la acción. Todavía se alejaba bastante de la época clásica —aunque no con una connotación negativa, sino simplemente diferente—, pero encontró una nueva clase de equilibrio para conjugar el presente y el pasado de Tomb Raider.

3. Tomb Raider II

  • Plataformas: PlayStation, PC, iOS, Android

La entrega original ya presentó a Lara Croft como una estrella en su portada, pero la profecía se cumplió de verdad un año después, cuando Tomb Raider II se convirtió en uno de los juegos más esperados y arrasó en ventas desde el primer día. El breve periodo de desarrollo no permitió grandes evoluciones técnicas o jugables, pero Core Design lo dio todo con los niveles. Éstos fueron más variados e intensos, pasando de la solitud de las tumbas a más tiroteos contra humanos, conducción de vehículos como una lancha o una moto de nieve y cambio de indumentaria según región.

Como secuela nacida de la confianza que daba el éxito previo, Tomb Raider II intentaba ampliar la escala para ofrecer más y mejor, y, aunque en el camino se pudo perder parte del romanticismo original —no era lo mismo verse las caras con bestias extrañas en las ruinas de templos creados por civilizaciones pretéritas que hacerlo con mafiosos en las calles de Venecia—, su cóctel de acción, plataformeo y puzles, unido al carisma en plena efervescencia de la propia Lara Croft, cimentaron un nuevo triunfo para la saga y una nueva vara de medir para las entregas venideras.

2. Tomb Raider (1996)

  • Plataformas: Sega Saturn, PlayStation, PC, iOS, Android

Aquí sigue, 25 años después, todavía rozando el primer puesto. Siendo producto de su tiempo y miembro de la primera hornada de juegos que tuvieron que lidiar con la exploración tridimensional en tercera persona, el Tomb Raider original ahora puede parecer arcaico, pero hay lógica y consistencia detrás de cada decisión de diseño. Pensado para consolas aún sin analógicos, Core Design construyó escenarios y movimientos sobre una cuadrícula que requería habituación a su funcionamiento y limitaciones —como los lentos cambios de orientación a lo Resident Evil—, pero que también sostenían un plataformeo elaborado y exigente, que convencía al jugador de que cada salto al vacío era un riesgo y no un mero trámite.

Está claro que el primer Tomb Raider no tiene la acción más refinada, aunque su sistema de autocentrado y pivotaje alrededor de enemigos era revolucionario y permitía lucirse con cabriolas como giros o volteretas en el aire para esquivar los embistes de animales salvajes y criaturas fantásticas por igual. Pero incluso aunque no tuviésemos que pegar ni un solo tiro, la primera aventura de Lara Croft habría sido un juego memorable y fascinante por cristalizar esa ansiada oda al descubrimiento de mundos perdidos en el tiempo. Por ofrecer la clase de expedición jugable donde las trampas y los rompecabezas que nos separaban de la siguiente visión majestuosa hacían de Tomb Raider una experiencia con poco o nada que envidiar a Indiana Jones.

1. Tomb Raider: Anniversary

  • Plataformas: PS2, PC, PSP, 360, PS3, Wii

Y es que, aunque mucho y muy bueno ha venido después de aquel primer juego, normalmente ha sido dejado atrás en términos de accesorios visuales y comodidades producto del aprendizaje y la tecnología. El número de polígonos, la fluidez del movimiento, la calidad de los doblajes o las rutinas enemigas han sido mejoras importantes, pero cuando se trata de visión de conjunto, el Tomb Raider de 1996 no solo es el primer Tomb Raider, también es EL Tomb Raider. Con negrita y artículo en mayúscula. Así que seguro que a pocos sorprende ver su remake aquí arriba.

Creado por Crystal Dynamics y estrenado entre Legend y Underworld, Anniversary conmemoró la primera década de la saga con una completa puesta a punto del original que no solo recreó sus niveles con el nuevo motor gráfico, sino que también aprovechó para modernizar la aventura con historia revisada, nuevos puzles y adelantos jugables posteriores como el control plenamente analógico, nuevas habilidades plataformeras o el versátil gancho de Legend. Luego, la base legada por Core Design hizo el resto. Así como en las entregas recientes es fácil ver la influencia de Uncharted u otras sagas contemporáneas, Anniversary se quedó en casa y fundió el trabajo de los dos estudios para dar vida a la experiencia Tomb Raider quintaesencial.

Tomb Raider Anniversary

Lara Croft revive su primera aventura en un trabajado remake.
Tomb Raider Anniversary