Motores en marcha

Los mejores juegos de carreras de esta generación

Alex Castillo

Repasamos los que, bajo nuestra perspectiva, son los mejores juegos de carreras de la presente generación. Simuladores y arcades se dan la mano en la pista.

La competición siempre se ha vivido con intensidad en el mundo de los videojuegos. Tras el volante virtual, millones de jugadores han pasado por los asientos más codiciados de la parrilla. Empezando como meros juegos de carreras, el género de la conducción se ha manifestado en multitud de vertientes a cada cual diseñada para todos los paladares. Desde las licencias más importantes que buscan impregnar de realismo la farándula a su alrededor, pasando por los simuladores puros y los arcades desenfadados para cualquiera que busque una experiencia simplificada a la par de excitante.

Después de una época en la sombra, sobre todo en la que concierne a Xbox 360 y PlayStation 3, ha sido en el nuevo hardware cuando hemos podido ser testigos de una nueva edad dorada para el automovilismo. El asfalto nunca había estado tan reñido como en estos momentos, para fortuna de quienes buscan quemar rueda. Es por ello que desde MeriStation repasamos las mejores obras del género durante la presente generación. Abracemos el mundo del motor en las próximas líneas.

Forza Motorsport 7

Turn 10 ha pasado por su propia etapa de adaptación en Xbox One. Tras un cierre de la anterior plataforma por todo lo alto, tanto la quinta como la sexta entrega pecaron de excesivo continuismo a los mandos. Se sentían como parte de una progresión hacia un título capaz de aunar lo mejor que saben hacer junto a las novedades demandadas hoy en día. De esta forma llegaría el pasado año Forza Motorsport 7, uno de los mejores trabajos del estudio hasta el momento. Impregnado por el espíritu aventurero de sus compañeros en Playground Games, la compañía puso sobre la mesa un catálogo contundente de vehículos (incluyendo otras categorías, como camiones), mejoras en la climatología y un renovado modo trayectoria con el que acallar las críticas del pasado. En definitiva, lo logrado le permite erigirse como uno de los mejores y más completos arcade/sims de la actualidad.

Assetto Corsa

Desde el mítico trazado del Autodromo de Vallelunga, Kunos Simulazioni sorprendió a los más exigentes con su primer gran proyecto comercial. La filosofía tras Assetto Corsa es clara: ofrecer una experiencia de simulación lo más realista posible para los enfermizos del motor. Esta obsesión por alcanzar tales cotas de realismo se muestra al volante desde el primer minuto. Es por ello que la naturaleza del juego hace que un periférico adicional con soporte Force Feedback sea imprescindible para su completo disfrute. Pocos títulos rezuman tanta pasión por la conducción como el italiano, perfecto para quienes buscan sentir cada bache, vértice y desnivel. Su oferta jugable, por otro lado, es más bien escasa, y lo que hay se siente anticuada. Poco de videojuego; mucho de simulador. 

Mario Kart 8

Nada podemos desvelar de la gran aparición del karting de Mario a estas alturas. Uno de los pesos pesados de Wii U dio el salto a su sucesora durante sus primeros meses en una edición definitiva. Nintendo Switch tiene en su poder uno de los mejores arcades de la actualidad, capaz de reunir a rivales y familia en torno a los joy-cons. Esta segunda oportunidad en la nueva consola japonesa le permite expandirse a una comunidad en constante crecimiento, siendo uno de los multijugadores más jugados hasta el momento. Incluyendo todo el contenido adicional lanzado para el original y alguna que otra novedad en los meses posteriores, Mario Kart 8 es un imprescindible del catálogo de la híbrida. La sinfonía de conchas azules y verdes está más viva que nunca.

Project Cars 2

Muchos quedaron sorprendidos ante la temprana revelación de la secuela de Project Cars. Hay algo que todos debemos reconocer, el lanzamiento del mismo no fue todo lo bien que debería, sobre todo en las versiones de consolas, plagadas de errores que empañaban el resultado final. Es por ello que Slightly Mad Studios decidió hacer borrón y cuenta nueva, mejorando la estructura construida y puliendo todas las aristas evidentes que permanecían en él. Pese a la reticencia de su público, una vez llegó al mercado convenció a la mayor parte. Siempre se le suele comparar con el anteriormente mencionado Assetto Corsa, debido al ruido que ambos hicieron durante sus etapas en acceso anticipado, pero en la práctica estamos ante dos títulos diferentes. Project Cars 2 apuesta por el realismo mientras ofrece opciones para que los menos ávidos puedan entrar también en su mundo. Aunque sea bastante recomendable un volante para su completo disfrute, jugarlo con mando sigue siendo viable dadas las opciones de ajustes a nuestra disposición. En definitiva, una opción realmente interesante para quienes buscan la cara más formal y seria de la competición sobre las cuatro ruedas.

F1 2018

Codemasters sigue demostrando año tras año que es el equipo adecuado para ofrecer la experiencia más auténtica del circo de la fórmula 1. Desde el 2015, la franquicia dio un salto de gigantes respecto a la fórmula conservadora de pasados años. Tras un 2017 que nos sorprendió con creces, ha sido el pasado mes de agosto cuando por fin hemos confirmado la afianzada ruta ascendente que lleva. No hay dentro del género una representación mejor de una licencia real, lo cual no es casualidad viniendo de quien viene. La llegada del halo, el renovado árbol de I+D y la implementación (por fin) del ERS en el plano jugable, han sido los principales protagonistas de un producto oficial a la altura de lo esperado.

Wreckfest

El camino de Wreckfest no ha sido nada sencillo. Tras un largo periodo de desarrollo en el que inicialmente se llamó ‘Next Car Game’, este sucesor espiritual de clásicos como FlatOut o Destruction Derby destrozó todo a su paso nada más terminar su periodo de Early Access. Bugbear, veteranos desarrolladores que decidieron dar un paso de cara al universo independiente, muestran su propia interpretación de las carreras tradicionales, donde el barro, los choques y la falta de deportividad son el pan de cada día. Con un sistema de físicas y colisiones de quitar el hipo, Wreckfest es un divertidísimo arcade para disfrutar tanto en solitario como contra el resto de usuarios por el mundo. Pocas obras ofrecen la ensalada de destrucción con la que cuenta en estos momentos, por lo que nos encontramos ante algo que merece especial atención.

Gran Turismo Sport

La visión del creativo japonés no terminó de convencer a todos. Yamauchi trazó con la sensibilidad que solo un apasionado del motor como él podría hacer, un ecosistema donde todos los jugadores del globo experimentaran al encender su PS4 la sensación de un piloto antes de prender el motor. Siendo el primer Gran Turismo de la franquicia en llegar a la última consola de Sony, las expectativas fueron muy altas. Pero no le comprendieron. La escasez de vehículos, enfocada hacia una categoría en concreto, y la falta de contenido offline jugaron en su contra. Por otro lado, la estructura en línea enamoraron entre los que, como el propio Kazunori, tienen marcado a fuego la competitividad en su ADN. Prácticamente ningún otro juego en el mercado cuenta con un sistema de habilidad y limpieza tan estricto como el que podemos encontrar aquí, lo que le convierte en una apuesta segura en la escena online.

Driveclub

El último proyecto de la mítica Evolution Studios pasó por la mayoría de fases posibles. El tremendo tropezón que supuso sus primeras semanas le lastró por completo. En esas condiciones no estaba apto para su venta, tanto por falta de facetas que llegarían por parche hasta por todos los problemas de conectividad en sus servicios multijugador. Sin embargo, tras el paso de los meses y la llegada de todo el contenido adicional, Driveclub consiguió ser lo que pretendía el estudio desde el primer momento, un lugar donde los usuarios combatieran por los marcadores a través de un sistema arcade en plenitud. Las condiciones climatológicas pasarán como uno de los grandes momentos de PlayStation 4, y actualmente la cantidad de contenido en su haber (incluyendo pase de temporada y motos) le hace ser una alternativa fantástica para los que, desde la distancia, añoran los mejores momentos de la extinta Bizarre Creations.

Dirt Rally

Los británicos van más allá de la F1; también hay lugar para otro tipo de disciplinas. La saga Dirt sufrió una metamorfosis a lo largo de las entregas. De la competición Rally medianamente seria hasta la locura de las Gymkhanas y eventos de derrape orquestados por patrocinadores de bebidas energéticas. Lo que no podríamos pensar es que a principios de generación recibiriamos Dirt Rally, prácticamente un simulador de rallies puro y duro que diríamos que rivaliza (salvando las distancias) con el célebre Richard Burns Rally. Las sensaciones al volante son de las mejores que podemos encontrar dentro de esta categoría, la cual nos ha demostrado estar entre las más exigentes de transportar al mundo virtual. El soporte de mods en PC y la llegada de la VR, le siguen manteniendo en primera línea.

Forza Horizon 3

La otra cara de la marca Forza. Xbox dio en el clavo al permitir a Playground Games dilucidar su propia versión de la fórmula, transportándonos a parajes únicos donde el olor a goma y naturaleza se fusionan para brindarnos el mejor aroma automovilístico dentro del plano arcade. En concreto, Forza Horizon 3 nos lleva a la salvaje Australia para convertirnos en el propio director del festival. Un mundo abierto para explorar con plena libertad a bordo de todo los vehículos encontrados en su hermano mayor. No se trata de ser el mejor, sino de disfrutar conduciendo como quieras y donde quieras. Si hay un lugar donde querer perdernos, será aquí.

Forza Horizon 3

Forza Horizon 3 es la tercera entrega de la saga de conducción de mundo abierto a cargo de Playground Games para Xbox One y PC, con los entornos más extensos de la saga y de ambientación más extrema.

Forza Horizon 3