JUEGOS OLÍMPICOS

El atletismo de Rusia, descalificado para Río

Isinbayeva se plantea retirarse tras la sentencia del TAS: “Pura política”. Tres jueces dieron toda la razón a la IAAF: Fumagalli, Benz y Reid.

El atletismo de Rusia, descalificado para Río
YURI KADOBNOV AFP

Calendario Juegos Olímpicos Río 2016

Un panel de tres jueces del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS/CAS), reunidos en Lausana, acordó rechazar la apelación de 67 atletas rusos contra la prohibición impuesta por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) de que la Federación Rusa de Atletismo (ARAF/RUSAF) pueda enviar equipos a los Juegos Olímpicos de Río.

De inmediato, en una declaración oficial, el Kremlin aseguró “lamentar profundamente” esta decisión. “Una decisión subjetiva y politizada, sin la menor base legal”, afirmó Vitaly Mutkó, el ministro de Deportes del Gobierno de Vladimir Putin. El cimiento de la decisión del TAS es el Artículo 22 1a del Reglamento de Competiciones de la propia IAAF, que establece una ‘presunción de culpabilidad’ En todo caso, Lord Sebastian Coe, presidente de la IAAF, declaró que “no es este un día para declaraciones triunfalistas, el deseo de está Federación es incluir a la gente, no excluirla”.

Los tres jueces del TAS en este caso han sido el italiano Luigi Fumagalli (milanés, experto en Derecho Internacional), Jeffrey G. Benz (mediador en conflictos deportivos, californiano de EE UU, trabaja en Londres) y el juez inglés Robert Reid. La resolución del TAS se basa en que los atletas rusos no pueden competir en ningún modo en los Juegos, al hallarse su Federación suspendida por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que es quien tiene la competencia para ello.

Por ese artículo 22 1a del Reglamento de la IAAF, el TAS abre la puerta a que el Comité Olímpico Internacional pueda recalificar a una serie de atletas como ‘atletas neutrales’ (mayormente, si han residido largo tiempo fuera de Rusia), en el sentido de que el propio TAS se declara ‘sin jurisdicción’ para este último supuesto, y avisa que el Comité Olímpico Internacional no ha sido parte personada en la demanda de los rusos contra la IAAF.

Hay dos casos de atletas rusas ya aceptadas en los Juegos: la saltadora de longitud Darya Klishina (residente desde 2013 en Florida, EE UU) y la mediofondista Yulia Stepanova, que delató la corrupción del atletismo ruso en la cadena ARD. Klishina y Stepanova han recibido duras críticas en Rusia. Aunque Yelena Isinbayeva (doble campeona olímpica en pértiga) había asegurado “creer en lo mejor’ durante las audiencias de la tarde del día 19, en Lausana, ayer se planteaba la retirada: “No le veo sentido a seguir entrenando; yo ya tengo 34 años, elijo la familia. Gracias por enterrar al atletismo, es todo pura política”, En su cuenta de Instagram y a la Agencia Tass, la zarina de la pértiga se expresó así: “Que todos esos deportistas extranjeros pseudo-limpios respiren aliviados y ganen sus pseudo-medallas de oro en nuestra ausencia, siempre les asustó la fuerza”.

Otros afectados por la descalificación del TAS: los campeones de altura Ukhov y Kuchina, pero sobre todos reluce el caso de Sergey Shubenkov, vigente campeón mundial de 110 vallas: su madre, Natalia Shubenkova, figura en heptatlón, no pudo disputar los Juegos de Los Ángeles 84 por el boicot del Telón de Acero a aquellos Juegos Olímpicos.