CORONAVIRUS

La OMS advierte de la expansión de la variante británica

"Más de la mitad de los países nos han informado de casos y eso sigue aumentando", reconoce la responsable de Emergencias del organismo en Europa.

La OMS advierte de la expansión de la variante británica
JASON CAIRNDUFF REUTERS

Los contagios por coronavirus van a la baja en las últimas semanas. La tendencia, después de todo un año de crecimiento tras crecimiento, empieza a dar un respiro a nivel mundial. El avance de las vacunas, junto con las medidas para frenar la expansión, están provocando un descenso en la incidencia acumulada.

Pero todavía no es suficiente. Así lo asegura el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge. En una comparecencia ante los medios de comunicación, ha advertido que el virus continúa "propagándose a ritmos muy elevados en toda Europa", a pesar de las bajadas en las últimas semanas.

Desde el inicio de la pandemia, en Europa se han registrado cerca de 38 millones de contagios, además de unas 850.000 muertes. Sin embargo, en las últimas fechas la velocidad de propagación se ha reducido, algo a lo que Kluge achaca a "las nuevas medidas que han aplicado los países para frenar la transmisión". Así, desde finales de 2020 los casos han caído "casi a la mitad". No obstante, respecto al año pasado, "el número de casos nuevos en Europa es diez veces mayor" que en mayo. "La mayoría de países tiene elevados niveles de transmisión comunitaria".

Preocupación por la variante inglesa

Al mismo tiempo, el experto de la OMS se ha manifestado sobre las nuevas variantes de la COVID-19, algo que calificó hace días como "evolución natural del virus". "El virus del SARS-CoV-2 sigue propagándose a ritmos muy elevados en toda Europa, con dos variantes preocupantes que siguen desplazando a otras cepas".

En la misma línea se ha pronunciado Catherine Smallwood, responsable de Emergencias de la OMS en Europa, respecto a esta variante británica conocida como B.1.1.7 y que cada vez está presente en más países. "Se está transmitiendo en aproximadamente la mitad de los estados europeos miembros de la OMS, pero también más de la mitad de los países nos han informado de casos y eso sigue aumentando. Así que sí, son preocupantes. Nos obligarán a replantear nuestras estrategias, responder un poco mejor y poder controlarlas".

Respecto a la británica en concreto, destaca su "mayor transmisibilidad, se transmite mejor entre los humanos y ahora está mostrando, basándose en algunas nuevas evidencias, un aumento en las tasas de hospitalización".

Cómo combatir las mutaciones

A pesar de que las variantes son una "evolución natural" de los virus, la experta advierte de que esto se produce cuando hay más gente con la enfermedad. "Era de esperar que surgieran mutaciones. Cuanto mayor sea la población humana infectada, más variantes nuevas surgirán con el tiempo. Algunas son especialmente preocupantes y hay varias que se están extendiendo por Europa con un aumento de la difusión geográfica y que aumentan la prevalencia entre las diferentes variantes que circulan".

Según Smallwood, sí que hay una forma de, en la medida de lo posible, evitar el surgimiento de estas nuevas variantes. "La mejor forma de luchar contra ellas es suprimir la transmisión. Cuanto más la suprimamos a nivel europeo, menos probable será que emerjan estas cepas".