CORONAVIRUS

Las cuatro nuevas variantes del SARS-CoV-2 que preocupan a Sanidad

El Ministerio de Sanidad ha incluido cuatro nuevas variantes del coronavirus dentro del informe que analiza la evolución de las mutaciones del SARS-CoV-2.

Las cuatro nuevas variantes del SARS-CoV-2 que preocupan a Sanidad
ADRIAN DENNIS AFP

El Ministerio de Sanidad sigue considerando las variantes británica, sudafricana y brasileña como las más importantes del coronavirus, pero ha puesto el foco en otras cuatro “que tienen un interés creciente”: la nigeriana, la californiana, la de Bristol y la de Río de Janeiro.

Así lo ha manifestado en la última actualización del ‘Informe sobre la situación epidemiológica de la variante B.1.1.7 de SARS-CoV-2 y otras variantes de interés”. En este documento se confirma la presencia de 11 contagios por la variante P.2, procedente de Río de Janeiro, dos en viajeros procedentes de Brasil y 9 en personas de la misma comunidad.

Esta variante, según la bióloga del Institut Pasteur, Lucía Spangerberg, consiste en una mutación en la espícula E484K del virus. La P.2 causó varias reinfecciones en Brasil a finales del año pasado y es la predominante en algunas zonas del país.

El documento ha confirmado también un positivo por la variante nigeriana, la B.1.525, secuenciado el 25 de enero. Esta variante fue descubierta por investigadores de la Universidad de Edimburgo y presenta mutaciones en la proteína S, la N501Y y la E484K.

Variante Bristol y californiana

La variante Bristol y la californiana son las otras dos que han sido incluidas por el Ministerio de Sanidad en el informe. Concretamente, la variante Bristol es una mutación de la variante británica B.1.1.7, a diferencia de que presenta la misma mutación en la espícula E484K del virus que las variantes danesa y Río de Janeiro. La VOC202102/02, como ha sido denominada por el Nervtag, ha sido notificada en 21 casos en Reino Unido y “tendría más capacidad para resistirse frente los anticuerpos”, según explica el grupo científico asesor del Gobierno británico.

Por su parte, la variante californiana, CAL.20C, todavía presenta un futuro incierto, ya que no está claro cómo afectará a la transmisión del virus ni a la letalidad del mismo. Ya ha sido notificada en más de 26 estados del país norteamericano y, concretamente, en California, más del 35% de los contagios se deben a esta cepa.