CORONAVIRUS

Sudáfrica deja de usar la vacuna de AstraZeneca

El Gobierno de Sudáfrica ha decidido dejar de utilizar la vacuna de AstraZeneca al demostrarse su escasa eficacia contra la variante detectada en el país.

Sudáfrica deja de usar la vacuna de AstraZeneca
Guillermo Mestre EFE

El Gobierno de Sudáfrica ha decidido suspender temporalmente la vacunación con el fármaco de Oxford/AstraZeneca después de que un estudio haya lanzado evidencias sobre la limitada eficacia de la vacuna contra la variante del coronavirus detectada en el país africano.

El ministro de Sanidad, Zweli Mkhize, y el resto de los especialistas que conforman el plan de respuesta contra el coronavirus, comunicaron la medida en una rueda de prensa virtual. “La suspensión es temporal hasta que estudiemos el siguiente paso”, ha declarado Mkhize, la cabeza visible en materia sanitaria de un país que ahora tendrá que replantear su estrategia de vacunación.

Los motivos por los que se han suspendido los tratamientos con la vacuna de AstraZeneca tienen que ver con un estudio realizado por la Universidad de Oxford y la Universidad de Witwatersrand (Johannesburgo) que ponía en duda la eficacia de la vacuna contra la variante sudafricana. Los resultados del trabajo, que será publicado durante el día de hoy, fueron adelantados por Financial Times.

Según el medio británico, la vacuna de Oxford/AstraZeneca tiene un 22% de eficacia contra los casos leves y moderados de la variante sudafricana. Sin embargo, no se disponen datos sobre si puede ayudar a prevenir casos graves, pues los voluntarios estudiados en los ensayos pertenecían a grupos de bajo riesgo.

“Estas noticias son decepcionantes. Dos tercios de los contagios del estudio fueron por infección suave y un tercio por enfermedad moderada. No sabemos si la vacuna protege contra enfermedades graves”, ha explicado el experto en vacunación Shabir Madhi, profesor en la Universidad de Witwatersrand.

Por su parte, AstraZeneca, que ha confirmado que su vacuna sí es eficaz contra la variante británica y la brasileña, ha comunicado que comenzará a desarrollar un fármaco que sea capaz de inmunizar frente a la variante sudafricana.

Situación en Sudáfrica

La B.1.351, como se la conoce científicamente, es un 50% más contagiosa que la habitual, aunque por el momento no se tienen evidencias de que genere cuadros más graves. Los primeros casos fueron detectados en el mes de diciembre y, desde entonces, se produjo un aumento en la transmisión hasta el 12 de enero.

Sudáfrica ha notificado 1.476.135 infecciones por coronavirus y 46.290 víctimas a causa de la enfermedad. La transmisión está descendiendo tras alcanzar el pico máximo de toda la pandemia el citado 12 de enero. En el último día se han notificado 2.435 casos y 110 decesos.

La decisión del Gobierno sudafricano impedirá la inmunización de medio millón de personas, pues el pacto con la compañía adelantaba la llegada de un millón de dosis de la vacuna. A pesar del retraso, Sudáfrica mantiene su intención de comenzar a vacunar a los trabajadores sanitarios en el mes de febrero.

Mientras tanto, continuarán las conversaciones con productoras de vacunas y tratarán de recibir “cuanto antes” las vacunas de Pfizer/BioNTech y Johnson & Johnson, que sí han demostrado eficacia suficiente contra la B.1.351.