SORPRENDENTE

Susana Molina revela cómo se gastó los 150.000 euros de 'Gran Hermano' en un año

La también concursante de 'La Isla de las Tentaciones' fue la ganadora de la edición número 14 del reality, pero el dinero del premio le duró muy poco.

Actualizado a

El formato de 'Gran Hermano' lleva ya tiempo cautivando a las audiencias de nuestro país. Los participantes que han pasado por sus múltiples ediciones han proporcionado grandes dosis de entretenimiento durante su encierro en Guadalix de la Sierra, y muchos de ellos han salido de la experiencia del programa convertidos en auténticas estrellas televisivas. Además, los jugosos salarios y el goloso premio al que aspira el ganador han sido siempre razones suficientes como para aguantar las turbulencias de la convivencia.

Y es que el codiciado maletín que se lleva a casa el triunfador bien podría servir para que uno se olvide de las necesidades económicas durante un tiempo muy largo. Se trata de una cantidad monetaria de 300.000 euros, que, descontando lo que se lleva Hacienda (la mitad), deja un pellizco realmente impresionante. Sin embargo, a Susana Molina, ganadora de la edición número 14 del reality, semejante fortuna no le duró mucho.

Y es que la murciana, de 30 años, ha revelado en un vídeo colgado en su canal de mtmad que se gastó el premio en tan solo un año. La joven ha vuelto en los últimos meses a la primera línea por su participación en 'La isla de las tentaciones', decidió responder algunas de las preguntas de sus seguidores y no tuvo reparo en contar cómo había sido su vida inmediatamente después a su paso por el reality, y en qué había invertido el dinero: "Me lo gasté en vivir el primer año que vine a Madrid y no tenía un trabajo muy seguido". Además, también ha revelado que se compró un coche.

Pero pese a lo que pueda parecer, la joven no disfrutó en absoluto de ese primer año en la capital. "Cuando yo salí de Gran Hermano nos vinimos a Madrid y a mí no me gustaba nada", ha reconocido, "no me gustaba el círculo en el que me movía, no me sentía cómoda, identificada, fatal... Prácticamente, el año que estuve en Madrid no salía de casa, no salía de fiesta. Estaba siempre en casa metida y tiraba de los ahorros que tenía".

Molina decidió entonces mudarse a Sevilla con el que ya era su pareja, Gonzalo Montoya (y con el que acabó rompiendo tras la participación de ambos en 'La isla de las tentaciones'). Allí se puso a trabajar en una tienda de ropa, con un contrato en prácticas. "Trabaja 40 horas semanales cuando ahí todavía se trabajaba por 50 horas semanales", ha recordado, antes de afirmar que cobraba menos de 900 euros. "Lo hice porque me gustaba, yo ahí no necesitaba tanto el dinero pero me gusta trabajar, quería hacer algo diferente, hacer amigas y conocer a gente", aseguró.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?