Fútbol en estado puro, como el de antes

Este fin de semana hemos asistido a un espectáculo que muchos recordaréis: fútbol en estado puro. Carrusel de la Cadena SER como los de antes, con muchos partidos a la vez, saltando de campo a campo, escuchando goles cantados con pasión, lesionados, expulsiones... todo en una vorágine de voces y de sentimientos que cada narrador ha tratado de transmitir para emocionar al que estaba del otro lado. Incluso por unos minutos hemos recuperado la sensación de escuchar a los jugadores a pie de césped, como hacíamos antes. Me imagino a ese chaval de 15 años pegado a la radio, sorprendido por este aquelarre de sonidos y pensando "esto que es". Lo que hemos vivido este fin de semana de Copa del Rey era antes el fútbol.

Ahora ya no se puede hablar con los jugadores. Los han convertido en figuritas de cristal que parece que se fueran a romper por decir dos o tres palabras. LaLiga y los equipos están empeñados en alejar el fútbol de la gente. Y en alejar a la radio y eso tiene mucho delito. Han hecho que no coincidan los partidos y han obligado a que los programas de radio se llenen con otras cosas mientras hay un partido solo. Si el partido no tiene demasiado interés, pues se diluye. Sin embargo, con seis partidos a la vez, la fiesta está asegurada. Ellos sabrán. Este fin de semana la Copa se ha 'comido' ese otro invento que se ha disputado en Arabia y que solo ha servido para sacar dinero. Y encima les ha salido mal porque querían un Madrid-Barcelona y no lo han tenido. Ellos sabrán insisto, si es que saben algo. ¿Y del Real Valladolid? Pensara alguno... mal partido, muy malo. Digan quien diga lo que diga. El equipo da señales de agotamiento de ideas. Yo creo que si no fichan y bien para reforzar, tocará sufrir y mucho.