El 'hospitality' no es para enfermos

Los periodistas hablan a menudo de que tal persona "ha entrado en el hospitality". Sin embargo, no deben preocuparse sus familiares. Eso no significa que hayan sufrido un percance de salud.

El 8 de enero leí en este periódico: "Gareth Bale no fue al 'hospitality' organizado para la plantilla y sus familiares en una sala privada del Bernabéu". Pensé que, dada la propensión del galés a lesionarse, enseguida creerían algunos que bastante tenía ya el pobre con la enfermería; y que, por tanto, era de entender su actitud.

Sin embargo, el "hospitality" es una zona acondicionada en estadios y circuitos para agasajar a los invitados. Y no procedería traducir ese sitio como "hospitalidad", porque esta palabra femenina designa en español la virtud de alguien que es hospitalario; es decir, quien acoge a peregrinos, menesterosos, desvalidos, forasteros o simplemente familiares, con atención especial a los cuñados. La hospitalidad, por tanto, es una acción acogedora, no un lugar.

Tampoco en el inglés general "hospitality" se refiere a un sitio, sino también a la amabilidad, la calidez o la cordialidad de alguien para atender a otros. En aquel idioma equivale efectivamente al sustantivo abstracto "hospitalidad"; y cuando se trata de ese tipo de instalaciones, se dice "hospitality area", que significa "área de hospitalidad" (evitamos la mala traducción literal "área hospitalaria").

A veces, los comentaristas interpretan el inglés "mocosuena", y convierten los adjetivos en sustantivos porque no se dan cuenta de que en aquella lengua se sitúan intercambiados. Así, en "final four" la palabra "final" no es un sustantivo, sino un adjetivo; y la locución se debe traducir como "los cuatro últimos" (o "los cuatro finales") y no como "la final a cuatro".

Con "hospitality" sucede lo mismo: Se toma un término en función adjetiva ("hospitality", la hospitalidad) como si fuera un sustantivo ("el hospitality"), olvidando que en inglés el vocablo que cumple función sustantiva y designa el lugar es "area", aunque por la sintaxis de ese idioma figure detrás: "hospitality area".

Sin embargo, estas instalaciones donde se ofrece comida y bebida no son muy hospitalarias para el vulgo que compró su entrada, sino que sólo atienden a invitados importantes. ¿Se puede llamar hospitalario al que te da con la puerta en las narices si no llevas una credencial?

En nuestro viejo idioma castellano, denominaríamos mejor esos recintos con fórmulas como "zona de cortesía", "zona de invitados", "área de protocolo" o "área de agasajos"; o, si ustedes quieren, "zona de mamandurrias". Hay donde elegir.

0 Comentarios

Normas Mostrar