Bagnaia tiene poco de novato

Vaya por delante que estoy encantado de trabajar para el Alma Pramac Racing, porque es un equipazo, para mí, sin duda, el mejor equipo privado de la categoría. Hay buen material, técnico y humano, con dos pilotos que darán mucho que hablar, Miller y Bagnaia. El italiano llega nuevo al box este año y entró con mucha tranquilidad. De tan tímido que era la primera vez que le vimos no parecía todo un campeón del mundo de Moto2, por su prudencia, pero en cuanto se subió a la Ducati sacó el carácter de ganador que lleva dentro. Es un piloto que lo tiene muy claro. Trabaja con mucha tranquilidad, pero sabe sacarlo todo cuando toca y, si la moto se lo permite, subirá ya al podio en su primer año en MotoGP.

Está llamado a ser un importante de la categoría, dentro de un equipo oficial, y la duda es saber cuánto nos dejarán disfrutar de él en nuestro equipo, porque nos puede durar poco… Está llamado a ser uno de los grandes. Su llegada le va a venir muy bien hasta a Miller, para ponerse las pilas. Diría que se parece a Biaggi, porque es muy fino y con muchísima confianza. Cree un montón en él y, cuando tengo que decirle algo como coach del equipo, hay que hilar fino con lo que se dice, porque lo tiene todo muy claro. A Pecco el cartel de novato le va a durar poco. Biaggi ganó su primera carrera de 500cc y Bagnaia de novato tiene poco. Quiere llegar arriba del todo y se le ve en su actitud. Moto3 y Moto2 han sido un trámite para él hasta llegar a MotoGP, su espacio natural.

0 Comentarios

Normas Mostrar