LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Bundesliga
Ligue 1
Lyon LYO

-

Nîmes NIM

-

Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Anadolu Efes IST

-

Zalgiris ZAL

-

Fenerbahce FNB

-

Olympiacos OLY

-

Milan MIL

-

Liga Belga
Brujas BRU

-

Waasland-Beveren WAS

-

Liga Rumana
FC Voluntari VOL

-

CS Concordia Chiajna CHI

-

Cluj CFR

-

CSMS Iaçi LAC

-

Liga Turca
Galatasaray GAL

-

Bursaspor BRS

-

NBA
FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

127

Chicago Bulls CHI

108

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

112

Miami Heat MIA

113

FINALIZADO
Portland Trail Blazers POR

128

Los Angeles Lakers LAL

119

Liga Venezolana - Clausura
FINALIZADO
Zamora F.C ZAM

1

Estudiantes de Mérida ETM

1

ATP Amberes
Gilles Simon SIM
-
Diego Sebastian Schwartzman SCH
-
Richard Gasquet GAS
-
Jan-Lennard Struff STR
-
Gael Monfils MON
-
Vasek Pospisil POS
-
Kyle Edmund EDM
-
Ilya Ivashka IVA
-
WTA Moscú
Ons Jabeur JAB
-
Anastasija Sevastova SEV
-
Daria Kasatkina KAS
-
Johanna Konta KON
-
WTA Luxemburgo
Julia Goerges GOE
-
Eugenie Bouchard BOU
-
Belinda Bencic BEN
-
Dayana Yastremska YAS
-
ATP Moscú
Ricardas Berankis BER
-
Daniil Medvedev MED
-
Filip Krajinovic KRA
-
Andreas Seppi SEP
-
Mirza Basic BAS
-
Karen Khachanov KHA
-
Adrian Mannarino MAN
-
Egor Gerasimov GER
-
ATP Estocolmo
Hyeon Chung CHU
-
Fabio Fognini FOG
-
Philipp Kohlschreiber KOH
-
Stefanos Tsitsipas TSI
-
Jack Sock SOC
-
Ernests Gulbis GUL
-
John Isner ISN
-
Tennys Sandgren SAN
-

El rugby se ahoga en su propia trampa

El rugby se ahoga en su propia trampa

Durante el último Mundial de rugby en 2015, José Antonio Vera escribió un reportaje con datos demoledores: 19 de las 20 selecciones participantes tenían algún jugador nacionalizado: 13 en Samoa, 12 en Gales y Tonga, 11 en Escocia y Japón, 10 en Francia… Todos los países menos Argentina habían pescado fuera. La presencia de foráneos en los equipos nacionales está generalizada, gracias a un reglamento más flexible que en otros deportes. Pero el uso provoca muchas veces el abuso. Y en cuanto se ha movido un poco el árbol, ha caído fruta madura. Por desgracia, España estaba subida a ese árbol con más frutos que otros, demasiados frutos, y han caído dos de sus numerosos franceses: Fuster y Belie. Eso nos deja fuera del próximo Mundial de Japón, igual que a Rumanía y a Bélgica.

Si se analiza la sentencia, todo apunta a que España no tuvo mala fe en la elección de estos jugadores. Francia admite cierta dejadez que ha perjudicado a su vecina. Pero ni así se ha podido evitar la sanción. Todo el lío comenzó con aquel arbitraje parcial en el Bélgica-España de un rumano, designado por un dirigente rumano, que clasificaba a Rumanía. Luego vinieron los desaires de varios jugadores al colegiado. Y en pleno incendio: las denuncias cruzadas por alineaciones indebidas que han dejado a tres equipos descalificados. Este deporte, tan elevado siempre en sus valores, no ha estado esta vez a la altura de ellos. Más allá de ejemplarizar con países que no son potencias, bien haría World Rugby en revisar su política: arbitrajes, nacionalizados… La mancha se extendió dentro. Y el rugby se ahoga en su propia trampa.

0 Comentarios

Mostrar