Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
Vuelta a España
Fuenlabrada - Madrid
Corredor Tiempo
Fabio Jakobsen 02:48:20
Sam Bennett +00:00:00
Szymon Sajnok +00:00:00
Liga Holandesa
FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

6

Waalwijk Waalwijk WAA

2

FINALIZADO
Heracles Heracles HCL

4

Willem II Willem II WII

1

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

2

FINALIZADO
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

2

Twente Twente TWE

3

Isco agitó el juego, Illarramendi marcó

Isco agitó el juego, Illarramendi marcó

La fama de Isco traspasa fronteras. Cuando salió al campo, el público israelí le aclamó. Ponía en riesgo el resultado para su equipo, pero sabían que iban a ver algo especial. Los jugadores también lo sabían, pero estaban ahí para impedirlo. A la primera, Cohen le metió un viaje tremendo. Sus dos jugadas siguientes también fueron cortadas en falta. Pero él no se amilanó. Pidió el balón una y otra vez y una y otra vez se lo entregaron sus compañeros, que reconocen en él un líder. He aquí un jugador en estado de gracia permanente. Nacido para mediapunta exquisito se ha convertido en un centrocampista pleno, bregador, excelso.

Con él se redimió un partido muy aburrido. Entre bajas y cortesías, Lopetegui hizo un equipo con mucha cara nueva y con jugadores mal encajados entre sí. Los futbolistas tienen que conocerse para funcionar bien. El grupo de ayer carecía de los automatismos y pasillos de juego que establece la comunicación. El que más lo padeció fue Aduriz, perdido en el centro del ataque. Sin duda, Lopetegui le sacó porque confiaba en los desdoblamientos por las alas y los centros de los laterales, pero no llegaron. Culpemos también en parte a Israel, que se metió muy atrás. Hizo algunas salidas hacia arriba bastante elegantes, pero su partido estuvo atrás.

Al fin ganó España, marcando en la etapa en que la entrada de Isco la había hecho mejorar. El gol llegó a la salida de un córner, rebotado hacia fuera, donde Illarramendi lo reexpidió con medio empeine exterior. Fue un tiro tremendo, que derrotó el vuelo magnífico del buen meta Harush, que nos había negado varios goles antes. El tanto le sentará bien a Illarramendi, que necesita confianza en sus posibilidades para el fútbol de altura, esa que le faltó en el Madrid. Y le sienta bien a la Selección, que mantiene abierta la posibilidad de llegar a Rusia como cabeza de serie, aunque no está fácil. En todo caso, llegará con vitola de gran equipo.