RESISTENCIA | 24H DE DAYTONA

Álex Palou busca en Daytona a Alonso y Antonio García

El español, campeón de la IndyCar 2021, participa en las 24 Horas de Daytona con el Cadillac del Chip Ganassi con un objetivo: "ganar", como ya hicieron asturiano y madrileño.

0
Álex Palou busca en Daytona a
Alonso y Antonio García

Álex Palou vuelve a la competición tras su flamante triunfo en la IndyCar 2021, y lo hace en una disciplina nueva para él, la resistencia. El barcelonés participa desde mañana (19:30) en la 60ª edición de las 24 Horas de Daytona. Una asignatura nueva para él, y en la que en su máxima categoría ya han triunfado pilotos españoles como Antonio García (2009) y Fernando Alonso (2019). "No ha sido difícil adaptarse al coche viniendo de IndyCar", asegura desde Daytona el piloto de Ganassi. Tras hacer historia en los monoplazas norteamericanos, Palou busca ser el tercero de los nuestros en triunfar en el Daytona International Speedway, uno de los templos del automovilismo mundial. Y así lo reconoce él mismo: "El objetivo, si es posible, es ganar. En cualquier caso, la experiencia nos servirá de cara al próximo año". Así que habrá más.

La juventud e inexperiencia del barcelonés tendrán su contrapeso en el equipo Ganassi con Scott Dixon (compañero de escudería en la Indy y tres títulos en Daytona), Sébastien Bourdais (triunfador en 2014) y Renger van der Zande (dos victorias, 2020 y 2019 junto a Fernando Alonso en el Wayne Taylor Racing), sus compañeros de viaje en la aventura. Y el coche tampoco es una mala opción, ya que el Cadillac Dpi (Daytona Prototype International) ha dominado Daytona cuatro de las últimas cinco ediciones. Todas a excepción de la última, con el triunfo del Acura de Ricky Taylor, Filipe Albuquerque, Hélio Castroneves y Alexander Rossi (2021).

El equipo campeón defiende título casi calcando alineación, salvo por la entrada de Will Stevens por el brasileño, victorioso en las 500 Millas en 2021 por delante de Palou. Y además parte desde la pole tras ganar la carrera de clasificación del pasado fin de semana. Una carrera en la que Palou no participó, solo lo hacían dos pilotos por bólido, y en la que el Cadillac tuvo una vez más mala fortuna: si en la lucha contra el crono un incidente de Van der Zande eliminó cualquier posibilidad de mejora y les mandó al séptimo puesto, en la carrera clasificatoria un drive through anuló la remontada que hasta el momento protagonizaba el Cadillac, rodando segundo. Sin sobresaltos, el ritmo es esperanzador.

Y así lo confirman desde el garaje de Acura: "Obviamente, el año pasado, la victoria fue en circunstancias extrañas con el #01 (el coche de este año de Palou), fallando. Estábamos pendiente de un hilo. ¿Podemos aguantar de nuevo durante 24 horas? Todavía tenemos que desarrollarnos y aprender para tener una gran oportunidad de vencer a Ganassi. Parece que vamos a tener trabajo que hacer y que va a ser una carrera muy dura", avisa Ricky Taylor.

Juncadella, Riberas y García, en GT

En las categorías de resistencia hay vida, y mucha, más allá de la lucha entre prototipos, siete de la máxima categoría en Daytona, más otros 19 entre LMP2 y LMP3. Participarán otros 35 GT. Y en GTD Pro (máxima división de los gran turismo), Daniel Juncadella partirá desde la cuarta posición en la categoría con el Mercedes-AMG GT3. No participó en la clasificatoria del pasado fin de semana, al contrario que Álex Riberas, que saldrá desde la sexta posición con el Aston Martin Vantage GT3 tras ceder la quinta plaza en los últimos instantes de la carrera. Y octavo saldrá Antonio García en la misma clase con el Corvette C8.R GTD. El madrileño, leyenda en la resistencia, está ante otra oportunidad de agrandar aún más su palmarés en la larga distancia. Además del anterior triunfo señalado en 2009 en la categoría reina, García atesora otras dos victorias más en Daytona en GTLM con Corvette, en 2015 y la del año pasado que no pudo celebrar al dar positivo por coronavirus durante la prueba. Tres victorias en Le Mans en GT (2008, 2009 y 2011) y otras tres victorias en las 12 Horas de Sebring (2009, 2015 y 2019), hacen justicia a su adjetivo de leyenda.